Simposio “Wake Up, Spain!”, 15 de abril 2021

 

Palabras de Angel Gurría,

Secretario General, OCDE

Paris, 15 abril 2021

Queridos amigos y amigas que nos acompañan:

Es un gusto estar con ustedes en la clausura del Simposio “Wake Up, Spain!” en un momento tan importante para España, como es la preparación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Mi enhorabuena a los organizadores por el gran abanico de participantes que han aportado sus ideas sobre el futuro de la economía y la sociedad españolas.

Las perspectivas económicas mundiales han mejorado en los últimos meses, gracias al despliegue de vacunas y a los planes de estímulo en algunos países, Estados Unidos en particular. Nuestros análisis más recientes (de marzo 2021) proyectan un crecimiento del PIB mundial del 5.6% en 2021 y del 4% en 2022, ambas cifras revisadas al alza después de las últimas proyecciones de diciembre pasado.

En el caso de España, la economía se vio fuertemente afectada por la pandemia, registrando una caída del PIB del 10,8% en 2020, debido en gran parte a la importancia de los sectores más afectados, como el turismo.

Sin embargo, esperamos ver una recuperación sólida a medida que avanza la vacunación y la eliminación de restricciones sanitarias. De hecho, prevemos un crecimiento de alrededor del 6% en 2021 y del 5% en 2022, apoyado principalmente en la demanda interna y la recuperación gradual del turismo.

España es referente en materia de igualdad de género y en políticas de lucha contra el cambio climático que impulsarán una recuperación verde e incluyente. Y el Plan de Recuperación será sin duda uno de los elementos más importantes para impulsar reconstrucción económica del país.

Este plan es una oportunidad única para España. Podría ser algo comparable a la enorme transformación que experimentó el país con su ingreso a las entonces llamadas Comunidades europeas a mediados de los 80. Es un instrumento clave, no sólo para reactivar la economía, sino para acometer grandes transformaciones que necesita España: construir una economía más competitiva y diversificada, reducir desigualdades y prepararse para un futuro más verde y más digital.

Primero, será necesario abordar los desafíos estructurales del mercado laboral. España entró en la pandemia con altos niveles de desempleo y una alta proporción de trabajadores temporales. Y la pandemia empeoró las cosas, afectando desproporcionadamente a mujeres, jóvenes y trabajadores poco cualificados con contratos temporales.

Para evitar daños duraderos, algunos trabajadores deberán trasladarse a sectores y empresas con mejores perspectivas de crecimiento, lo que requerirá "recapacitación" y "formación continua", lo que en inglés denominamos “re-skilling” y “up-skilling”.

Segundo, el Plan de Recuperación y el apoyo financiero de la UE ofrecen una gran oportunidad para promover el crecimiento a largo plazo, sin suponer un menoscabo de las finanzas públicas, y mejorando la resiliencia de la economía. Tras la última crisis, la inversión pública en España ha llegado a ser la más baja de la OCDE. El aumento de la inversión pública, especialmente en las áreas de digitalización, innovación, medio ambiente y educación, puede no solo impulsar la productividad, sino también promover la inversión privada.

Tercero, la crisis descubrió brechas en el acceso a la tecnología y en las competencias y habilidades digitales. Por ejemplo, en España solo el 20% de las pequeñas empresas utilizan servicios de venta electrónica y computación en la nube; y el uso de tecnologías digitales para introducir nuevos procesos o productos comerciales es limitado. Por ello, uno de los cuatro ejes clave del Plan de Recuperación es la digitalización, que abarca el 29% de la inversión del Plan.

Las alianzas eficaces entre empresas e institutos de investigación pueden mejorar la capacidad de innovación de las PYMEs y deberían ir acompañadas de programas públicos de formación en materia de TIC, dirigidos a trabajadores poco cualificados y de edad avanzada.

Y cuarto, será esencial establecer un buen sistema de gobernanza para el Plan con cooperación entre todos los niveles de gobierno. Por eso acogemos con gran satisfacción el sistema de gobernanza multinivel, con implicación de Comunidades Autónomas y ayuntamientos, introducido en diciembre de 2020.

Como en el resto de países que están diseñando planes similares, será importante encontrar un equilibrio adecuado entre la absorción rápida y la rendición de cuentas. La nueva legislación para simplificar el marco regulatorio debería ayudar a mejorar la capacidad de absorción de los fondos. Pero será fundamental diseñar procedimientos y criterios transparentes para la priorización de proyectos e incorporar un análisis coste-beneficio sólido para sacar el máximo partido al Plan.

En la OCDE nos entusiasma este Plan, y estamos preparados para apoyar al Gobierno español y a los actores representados en este simposio en su implementación.

Desde el principio de la pandemia, la OCDE no ha dejado de producir análisis y recomendaciones de políticas para afrontar esta crisis. Están todas disponibles en nuestro hub digital, que ya cuenta con más de 188 informes sobre todas las áreas en las que trabajamos, y que tiene una sección en español.

También estamos trabajando en una iniciativa impulsada por el Presidente del Gobierno en su última visita a la OCDE durante la celebración de nuestra 60º aniversario, para promover una movilidad internacional segura que permita reactivar las PYMEs, el turismo y otros sectores prioritarios.

A lo largo de los últimos años hemos trabajado en 85 proyectos de apoyo a reformas estructurales a nivel nacional con la Comisión Europea y este año lo haremos en otros 67 proyectos. Estamos a su disposición para brindar este apoyo al ambicioso programa de reformas e inversiones que España se propone realizar.

Queridos amigos,

El Plan de Recuperación es el diseño de un nuevo comienzo para España. Lo vemos muy extenso y completo, y nos da gusto constatar que incluye reformas y decisiones en muchas áreas que coinciden con las recomendaciones de la OCDE.

Esperamos que el próximo Estudio Económico de España de la OCDE, que presentaremos pronto y que analizará muchos de los aspectos del Plan de Recuperación, sirva de apoyo en su implementación.

España está despertando, y la OCDE está lista para ayudar a España a diseñar, desarrollar y poner en prácticas mejores políticas para una vida mejor.

Gracias.

 

Documents connexes

 

Annual report
Découvrez
l'OCDE
Téléchargez
Brochure
Rapport
annuel
Téléchargez