Trade

Por qué es importante la apertura de los mercados… y por qué el proteccionismo no es la respuesta

 

English Français Deutsch 日本語

Fichas de información sobre el comercio internacional

Por qué es importante la apertura de los mercados…

A raíz de la profunda desaceleración de la economía mundial y con una mayor inquietud pública sobre la globalización, el libre comercio se ve amenazado.

Por consiguiente, es oportuno recordar que los mercados abiertos para bienes, servicios e inversión ayudan a los países a usar sus recursos —humanos y físicos—, de la forma más eficiente; concentrando de ese modo su producción donde es más competitiva. Con el tiempo, esto también trae beneficios "dinámicos” a medida que el comercio fomenta mejoras tecnológicas y una mayor productividad.

De esto se deduce que una parte importante de los beneficios del comercio proviene de la propia liberalización de un país. Pero los beneficios se amplifican cuando se mejora también el acceso a otros mercados en el contexto de negociaciones comerciales multilaterales.

La OCDE estima que un aumento del 10% en el comercio está asociado con un alza de 4% en el ingreso per cápita.

El vínculo clave de la cadena entre el comercio y el crecimiento es la contribución del comercio a la innovación.

El comercio y la reforma comercial estimulan la competencia y el incentivo para innovar.
La reducción de subsidios en la construcción naval en Australia detonaron el resurgimiento de la industria al cambiar la producción  en acero a materiales compuestos; y en Nueva Zelanda, la agricultura se diversificó mucho más y se volvió más competitiva tras eliminar los subsidios y la protección.

El comercio y la inversión extranjera directa fomentan la transferencia de tecnología.
La industria de  flores de corte en Kenia se ha beneficiado y prosperado por la importación de tecnología subyacente en las inversiones de Holanda.

El comercio promueve las economías de escala y ayuda a sufragar los costos de la I&D.
La presencia mundial de Nokia ha sido impulsada porque han aprovechado las oportunidades comerciales más allá de los pequeños mercados locales de Finlandia.

El comercio y las reformas comerciales ayudan a promover la globalización de las cadenas de valor.
Gracias a la homologación de estándares de los productos, IBM puede obtener sus componentes de tres fuentes distintas: China, Hungría e India.

 

... y el proteccionismo no es la respuesta

 

Comparadas con la década de 1930, las oportunidades para el proteccionismo son más limitadas, gracias al fortalecimiento progresivo de las reglas de la OMC —que ahora muestran su valía—, a la reducción de los aranceles máximos que se les permite imponer a los países como resultado de las rondas sucesivas de liberalización comercial, y al crecimiento de las cadenas de suministro mundiales lo que significa que los países dependen de la circulación libre de insumos a través de las fronteras.

Sin embargo, existe el riesgo de que las barreras y las distorsiones al comercio se vuelvan más frecuentes. Se han reportado algunos casos de aranceles más altos, prohibiciones a la importación, otorgamiento discrecional de permisos, límites a la circulación laboral y se recurre con mayor frecuencia a los recursos comerciales de la OMC (como alegar que un socio comercial  está vendiendo a precios “dumping” en tu mercado). El riesgo de las “medidas detrás de la frontera” mediante subsidios, ayudas del estado y requisitos de “compra  localmente” puede ser mayor. En algunos países, las restricciones comerciales pueden ser más significativas debido a devaluaciones competitivas, logradas mediante el descuido benévolo o la intervención activa.

Muchas de estas medidas si no es que la mayoría, están contempladas dentro de las reglas de la OMC. Sin embargo, son potencialmente muy dañinas para las economías que las toman y para las que están en la parte que las recibe. Esto sirve para subrayar la urgente necesidad de disciplinas multilaterales más consolidadas mediante la pronta conclusión de la ronda de negociaciones comerciales de Doha, respaldadas por un compromiso transparente y supervisadas de manera eficaz por los países para no tomar ninguna nueva medida proteccionista en este momento. De acuerdo con los líderes de la reunión de los países del G20, realizada en abril del 2009, la conclusión exitosa de la Ronda de Doha podría dar un empuje de 150 mil millones de dólares a la economía mundial.

El proteccionismo no es la respuesta. ¿Por qué? He aquí tres razones por las que el proteccionismo puede resultar contraproducente y tener un efecto contrario a lo deseado.

Primera, un impuesto a las importaciones es un impuesto a las exportaciones, tanto directamente, cuando aumenta el costo de los insumos, como indirectamente, cuando la reducción del incentivo para contener los costos en las industrias que compiten contra importaciones se extiende a la economía en general.

  • Sin embargo, los exportadores generalmente no pueden transferir ningún aumento de costos-.  Ya sea que pierdan ventas de exportación o se vuelvan menos rentables. De cualquier manera se perderán empleos.

Segunda, es poco probable que la protección cumpla plenamente con sus propios objetivos estipulados. Una clara demostración de esto es en la agricultura, donde las restricciones comerciales dirigidas a ayudar al pequeño agricultor, simplemente crean beneficios para algunas granjas grandes y adineradas.

  • En Estados Unidos, la Unión Europea y Japón, más del 60% del apoyo agrícola va apenas a 25% de las granjas. Y a causa de las fugas, por cada dólar gastado en apoyo a precios sólo 25 centavos llegan al bolsillo del agricultor y el resto va a proveedores de insumos, o a terratenientes que no cultivan, o a otros ajenos al sector.


Y tercera, es probable que las represalias por parte de los socios comerciales anulen cualquier beneficio que podría derivarse, dejando a todos en una peor situación.

  • Fueron las políticas proteccionistas, de tipo “empobrecer al vecino”, de la década de 1930, las que convirtieron una recesión general en la Gran Depresión.  Y fue el hecho de que los mercados permanecieran abiertos lo que ayuda a explicar la recuperación generalmente rápida de la grave crisis financiera que afectara a las economías asiáticas en 1997-1998.  Éstas son lecciones que no podemos permitirnos olvidar.

Los gobiernos tienen una función importante que desempeñar

 

Beneficiarse del comercio no significa que los gobiernos simplemente puedan cruzarse de brazos y dejar que el mercado opere; tienen trabajos importantes que hacer:

Crear la estructura de políticas adecuada
Los mercados abiertos funcionan mejor, y quizá sólo funcionen  si y solo si,  van acompañados de un entorno macroeconómico sólido, un mercado laboral con buen funcionamiento y de instituciones fuertes que, juntos, permitan que la mano de obra y el capital pasen de áreas de actividad en decadencia a las que estén en expansión. Reiterando, frente a la recesión  mundial y a la “deflación de la deuda”, al tiempo que las empresas endeudadas liquidan activos para pagar sus deudas, se hace un llamado a dar una mayor rigidez a los salarios y a las condiciones de empleo a fin de preservar el poder adquisitivo. Debe ponerse resistencia a dichos llamados. Debe permitirse que las empresas respondan de manera flexible si los recursos han de asignarse de manera más eficaz.

Ayudar a los que necesitan adaptarse
Habrá perdedores, así como ganadores, por la apertura del mercado y necesitan ayuda. Esa ayuda quizá deba dirigirse a secciones determinadas de la fuerza laboral; y debe darse de manera transparente, con límite de tiempo y promover el ajuste.

Proporcionar las condiciones de normatividad adecuadas
La liberalización comercial no es lo mismo que la desregulación. Ésta es una lección que se aplica especialmente al comercio de servicios, ya que estamos aprendiendo en medio de una crisis financiera mundial. El Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (GATS, por sus siglas en inglés), de la OMC, protege el derecho de los gobiernos para establecer normatividad en áreas sensibles como la salud y la educación.

La “política” del comercio no es fácil. Los beneficios de la liberalización comercial a menudo se esparcen y es difícil medirlos, mientras que los costos suelen concentrarse y son muy fáciles de medir. Pero la experiencia demuestra que los beneficios exceden los costos y que promover el ajuste hacia el comercio es mejor que desperdiciar las oportunidades indudables que ofrecen los mercados abiertos.

Vean tambien:

 

 El comercio internacional y el empleo

 El comercio internacional y el medio ambiente

 El comercio internacional y el desarrollo

 El comercio internacional, la innovación y el crecimiento

 

 

 

 

Countries list

  • Afghanistan
  • Albania
  • Algeria
  • Andorra
  • Angola
  • Anguilla
  • Antigua and Barbuda
  • Argentina
  • Armenia
  • Aruba
  • Australia
  • Austria
  • Azerbaijan
  • Bahamas
  • Bahrain
  • Bangladesh
  • Barbados
  • Belarus
  • Belgium
  • Belize
  • Benin
  • Bermuda
  • Bhutan
  • Bolivia
  • Bosnia and Herzegovina
  • Botswana
  • Brazil
  • Brunei Darussalam
  • Bulgaria
  • Burkina Faso
  • Burundi
  • Cambodia
  • Cameroon
  • Canada
  • Cape Verde
  • Cayman Islands
  • Central African Republic
  • Chad
  • Chile
  • China (People’s Republic of)
  • Chinese Taipei
  • Colombia
  • Comoros
  • Congo
  • Cook Islands
  • Costa Rica
  • Croatia
  • Cuba
  • Cyprus
  • Czech Republic
  • Côte d'Ivoire
  • Democratic People's Republic of Korea
  • Democratic Republic of the Congo
  • Denmark
  • Djibouti
  • Dominica
  • Dominican Republic
  • Ecuador
  • Egypt
  • El Salvador
  • Equatorial Guinea
  • Eritrea
  • Estonia
  • Ethiopia
  • European Union
  • Faeroe Islands
  • Fiji
  • Finland
  • Former Yugoslav Republic of Macedonia (FYROM)
  • France
  • French Guiana
  • Gabon
  • Gambia
  • Georgia
  • Germany
  • Ghana
  • Gibraltar
  • Greece
  • Greenland
  • Grenada
  • Guatemala
  • Guernsey
  • Guinea
  • Guinea-Bissau
  • Guyana
  • Haiti
  • Honduras
  • Hong Kong, China
  • Hungary
  • Iceland
  • India
  • Indonesia
  • Iraq
  • Ireland
  • Islamic Republic of Iran
  • Isle of Man
  • Israel
  • Italy
  • Jamaica
  • Japan
  • Jersey
  • Jordan
  • Kazakhstan
  • Kenya
  • Kiribati
  • Korea
  • Kuwait
  • Kyrgyzstan
  • Lao People's Democratic Republic
  • Latvia
  • Lebanon
  • Lesotho
  • Liberia
  • Libya
  • Liechtenstein
  • Lithuania
  • Luxembourg
  • Macao (China)
  • Madagascar
  • Malawi
  • Malaysia
  • Maldives
  • Mali
  • Malta
  • Marshall Islands
  • Mauritania
  • Mauritius
  • Mayotte
  • Mexico
  • Micronesia (Federated States of)
  • Moldova
  • Monaco
  • Mongolia
  • Montenegro
  • Montserrat
  • Morocco
  • Mozambique
  • Myanmar
  • Namibia
  • Nauru
  • Nepal
  • Netherlands
  • Netherlands Antilles
  • New Zealand
  • Nicaragua
  • Niger
  • Nigeria
  • Niue
  • Norway
  • Oman
  • Pakistan
  • Palau
  • Palestinian Administered Areas
  • Panama
  • Papua New Guinea
  • Paraguay
  • Peru
  • Philippines
  • Poland
  • Portugal
  • Puerto Rico
  • Qatar
  • Romania
  • Russian Federation
  • Rwanda
  • Saint Helena
  • Saint Kitts and Nevis
  • Saint Lucia
  • Saint Vincent and the Grenadines
  • Samoa
  • San Marino
  • Sao Tome and Principe
  • Saudi Arabia
  • Senegal
  • Serbia
  • Serbia and Montenegro (pre-June 2006)
  • Seychelles
  • Sierra Leone
  • Singapore
  • Slovak Republic
  • Slovenia
  • Solomon Islands
  • Somalia
  • South Africa
  • South Sudan
  • Spain
  • Sri Lanka
  • Sudan
  • Suriname
  • Swaziland
  • Sweden
  • Switzerland
  • Syrian Arab Republic
  • Tajikistan
  • Tanzania
  • Thailand
  • Timor-Leste
  • Togo
  • Tokelau
  • Tonga
  • Trinidad and Tobago
  • Tunisia
  • Turkey
  • Turkmenistan
  • Turks and Caicos Islands
  • Tuvalu
  • Uganda
  • Ukraine
  • United Arab Emirates
  • United Kingdom
  • United States
  • United States Virgin Islands
  • Uruguay
  • Uzbekistan
  • Vanuatu
  • Venezuela
  • Vietnam
  • Virgin Islands (UK)
  • Wallis and Futuna Islands
  • Western Sahara
  • Yemen
  • Zambia
  • Zimbabwe