¿Cómo podemos mejorar la gobernabilidad global? Perspectiva de la OCDE

 

Apertura del Seminario Internacional “Más allá de la crisis: el futuro del sistema multilateral”

 

Discurso de Angel Gurría, Secretario General de la OCDE


4 de octubre de 2010, Madrid, España

Buenos días, señoras y señores.
Es un auténtico placer estar hoy con todos ustedes y poder ofrecer este discurso de apertura en un seminario que versará sobre uno de los más acuciantes desafíos a los que nos enfrentamos: cómo promover el multilateralismo y mejorar la gobernabilidad global. Me gustaría expresar mi agradecimiento a la Fundación Ramón Areces por auspiciar este importante seminario, organizado conjuntamente con el Centro de Desarrollo de la OCDE.

Cada generación se pregunta sobre cuál debe ser el futuro del sistema internacional. Así ocurrió después de cada una de las dos guerras mundiales, durante la guerra fría, tras la caída del Muro de Berlín y, por supuesto, con ocasión del cambio de siglo. Pero permítanme decirles que, hoy, la necesidad de revaluar la arquitectura de la cooperación internacional resulta más apremiante que nunca. La crisis financiera ha puesto en entredicho el actual orden internacional, “el mundo tal y como lo conocemos”. El multilateralismo nunca volverá a ser igual.

Hace tres semanas, en un artículo del Financial Times, Gideon Rachman indicaba que el 15 de septiembre de 2008 ha cambiado más cosas de los que lo hizo el 11 de septiembre de 2001. En muchos aspectos, tenía razón. La quiebra de Lehman Brothers, la punta del iceberg de la peor crisis de nuestro tiempo, constituyó un llamamiento a la toma de conciencia. Es necesario repensar la arquitectura de la cooperación internacional a la luz de los importantes cambios estructurales que se han registrado en la economía mundial durante los últimos veinte años.


El cambio en la riqueza global genera nuevas dinámicas y posibilidades

La primera sesión de trabajo de este seminario examinará el paulatino desplazamiento de la riqueza que está produciéndose desde el mundo desarrollado al mundo en desarrollo, en particular a las economías emergentes.

Este año, China no sólo se ha convertido en el mayor exportador mundial, sino que se ha posicionado como la segunda economía del mundo, por delante de Japón. Por otra parte, en el primer trimestre de 2010, los países en desarrollo poseían aproximadamente dos tercios de las reservas mundiales en moneda extranjera, frente a únicamente un tercio en la década anterior. Éstos son sólo dos ejemplos de la transformación estructural en curso, en virtud de la cual el centro de gravedad de la economía mundial se está desplazando rápidamente. Se estima que, hacia 2030, los países que actualmente no pertenecen a la OCDE representarán cerca del 60% del PIB mundial.

En numerosas partes del mundo en desarrollo, este fenómeno de lo que en inglés se ha dado en llamar “shifting wealth” (cambio de la riqueza) ha conllevado sustanciales mejoras del crecimiento y de la reducción de la pobreza. Por ejemplo, el número de personas que viven con menos de un dólar al día en el mundo ha caído una cuarta parte desde 1990, es decir, una reducción aproximada de 500 millones de personas. Un 90% de esas personas están en China.


Pero también genera importantes retos para la colaboración multilateral

Sin embargo, los desafíos que despierta esta veloz transformación de la economía mundial son igualmente significativos. ¿Cómo garantizar la estabilidad financiera mundial? ¿Cómo abordar el cambio climático? ¿Cómo administrar los recursos naturales de forma sostenible, protegiendo el derecho de todos a una vida decente? Son retos globales que demandan respuestas globales, fundadas en el multilateralismo.

Las sesiones que se celebrarán esta tarde y mañana estudiarán las implicaciones que tienen para la gobernabilidad dos importantes desafíos suscitados por el fenómeno de la “riqueza cambiante”.

Por una parte, en materia de comercio e inversión. Aunque ambos elementos resultan más importantes que nunca para promover el desarrollo y bienestar, se está registrando escaso progreso en la liberalización multilateral del comercio y en la creación de un marco internacional para las inversiones.

Estudios de la OCDE muestran que, si los países en desarrollo bajasen sus aranceles al comercio hasta los niveles aplicados en los países del Norte, podrían conseguir una ganancia adicional de hasta 59 000 millones de dólares. La falta de progreso en las negociaciones agrícolas y en otros ámbitos sensibles ha postergado la conclusión de la Ronda de Doha, dando lugar a una maraña de acuerdos comerciales bilaterales cuya efectividad no puede sustituir a la que tendría un enfoque verdaderamente multilateral.

Al mismo tiempo, necesitamos un conjunto coherente de normas internacionales que enmarquen la promoción y protección de la inversión, a fin de que ésta pueda desarrollar su enorme potencial como promotor de desarrollo y bienestar. Desafortunadamente, sigue existiendo una brecha entre las estructuras institucionales y las actuales realidades económicas.

La lucha contra el cambio climático es otro de los importantes aspectos que examinarán los participantes de este seminario, y que también requiere una mejor coordinación multilateral por parte de los principales emisores, incluidas las economías emergentes.

El mundo cuenta con que los países industrializados emprendan acciones de envergadura para reducir las emisiones. Sin embargo, los análisis de la OCDE apuntan que incluso los objetivos más ambiciosos fijados por los países industrializados en Copenhague sólo reducirán las emisiones un máximo del 18% en 2020 frente a los niveles de 1990. Es decir: si no colaboramos con los emergentes, nos quedaremos muy por debajo del objetivo de reducir las emisiones entre el 25% y el 40% que los científicos estiman necesaria para evitar que la temperatura suba por encima de los 2 grados centígrados.

Éste es un esfuerzo en el que nuestros países deben trabajar codo con codo y en el que el progreso aportado por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático debe dar un paso más en términos de actuación conjunta. Nuestros estudios muestran que los países de la OCDE podrían obtener ingresos equivalentes al 2.5% del PIB hacia 2020 si instaurasen impuestos sobre el carbono o subastas de permisos destinados a lograr una reducción del 20% de las emisiones. Parte de esos ingresos podrían contribuir a financiar políticas y acciones contra el cambio climático en los países en desarrollo.

Pero, por descontado, los instrumentos de mercado únicamente podrán tener éxito si se coordinan y aplican multilateralmente.


Cooperación internacional y modos de mejorar la gobernabilidad global: el G20

Anteriormente, he hecho referencia a la importancia de la crisis financiera y a cómo el desplome de Lehman Brothers supuso un momento determinante para la cooperación internacional. En ocasiones, es preciso alcanzar el límite de una situación crítica para tomar medidas decisivas, y eso es precisamente lo que la economía mundial empezó a hacer hace dos años para responder a la peor crisis económica desde la Segunda Guerra Mundial.

La emergencia del G20 como el principal foro de debate y actuación económicos constituye probablemente la mayor reestructuración de la gobernabilidad global desde 1945. El hecho de que países como China o la India se sienten en pie de igualdad en torno a la misma mesa que los Miembros del G8, cuando hace tan sólo unos años únicamente se les invitaba al margen de las cumbres, refleja que está surgiendo una nueva arquitectura para la gobernabilidad global. La Cumbre de Pittsburg ratificó esta nueva realidad.

El G20 dio en su momento una respuesta rápida a los desafíos inmediatos y a corto plazo suscitados por la crisis financiera. Pero, además, está convirtiéndose gradualmente en un foro de promoción de respuestas multilaterales para los principales retos estructurales del crecimiento, así como para otros temas que abarcan desde la lucha contra la corrupción hasta la cooperación para el desarrollo, el comercio y la inversión.

Con el Marco para un Crecimiento Sólido, Sostenible y Equilibrado – lo que conocemos como The Framework – las  cumbres del G20 de Pittsburg y Toronto han trazado el camino para construir un proceso de crecimiento más fuerte, más equilibrado y más sostenible. Ésta es, sin duda, una de las aportaciones más importantes que el G20 puede hacer, y confío en que la próxima Cumbre de Seúl podrá producir un plan de concreto de acción en este ámbito. En ello estamos trabajando duramente, junto a los países miembros del G20 y el resto de Organismos Internacionales


El papel de la OCDE

¿Y Cómo puede una organización como la OCDE contribuir a potenciar la gobernabilidad global y promover la cooperación multilateral en un mundo en rápida evolución? Llegados a este punto, debo citar a la antigua presidenta de Chile, Michelle Bachelet, que una vez describió a la OCDE no como “el club de los países ricos”, como se nos caracteriza erróneamente a menudo, sino como “un club de las mejores prácticas”. Los países miembros acuden a la OCDE para aprender unos de otros, mejorar la elaboración de políticas y formular estándares y normas internacionales que sirvan para encarar desafíos de alcance mundial.

Desde la creación del G20, sus líderes han recurrido a la OCDE para asesorar sobre un vasto abanico de cuestiones, incluyendo la eliminación de subsidios a los combustibles fósiles; el desarrollo de políticas que fomenten el empleo, la inversión y el comercio; la lucha contra corrupción y los paraísos fiscales; o el propio Framework anteriormente citado. Gracias a nuestra larga experiencia en materia de desarrollo y monitoreo de los flujos de la ayuda, estamos contribuyendo también activamente a la creación del nuevo Grupo de Trabajo sobre Desarrollo del G20, bajo la presidencia coreana.

Dada su experiencia en prácticamente todos los ámbitos de las políticas públicas, la OCDE se encuentra bien equipada para analizar y contribuir a mejorar la cooperación internacional. Con todo, aunque nuestro alcance es amplio y único, también necesitamos ser globales y más incluyentes para ser relevantes.

Y estamos progresando en esa dirección. Este año, Chile, Eslovenia, Estonia e Israel se han incorporado como miembros de nuestras Organización, y las conversaciones para la incorporación de Rusia siguen en camino. También favorecemos cada vez más la participación de Estados no miembros en nuestro trabajo y deliberaciones, en particular, gracias a nuestro programa de cooperación reforzada con Brasil, China, India, Indonesia y Sudáfrica. Cerca de 100 países participan regularmente en nuestros comités, reuniones de expertos y foros. Además, trabajamos en estrecha colaboración con actores no gubernamentales, como empresas, sindicatos, fundaciones y ONGs.

En este mismo sentido, estamos apostando también por reforzar la coordinación entre las organizaciones internacionales. La crisis ha dejado al descubierto los límites de tener una organización por cada área temática, un enfoque prevalente en la pasada década. Resulta siempre más útil y enriquecedor considerar los mismos problemas desde diferentes ángulos y perspectivas. Y esto es una buena noticia para una organización como la OCDE, que se caracteriza por su capacidad de llevar a cabo un análisis de fondo auténticamente interdisciplinario.

No obstante, es preciso evitar a toda costa la duplicación. No necesitamos una nueva institución ni una nueva burocracia. Las organizaciones internacionales deben reunirse en una red plenamente integrada que identifique las sinergias y el margen para mejorar la coordinación. Por esta razón, y con miras a garantizar que los líderes obtengan el mejor asesoramiento posible, he propuesto la creación de un “Observatorio” (o “Red”) de Coherencia Política, que agrupe a las organizaciones internacionales que participan en el G20 (Banco Mundial, Consejo de Estabilidad Financiera, FMI, OCDE, OIT y OMC).


Conclusión

Señoras y señores:
Ante los nuevos y acuciantes desafíos mundiales, es preciso que persigamos un diálogo franco y abierto. El sistema multilateral del futuro deberá ser más incluyente, y deberá integrar de manera más efectiva a la sociedad civil y al sector privado.

El G20 tiene una función esencial que desempeñar, y la forma en que este organismo en evolución aborde las cuestiones internacionales que he esbozado puede marcar la pauta de la futura cooperación internacional en muchos sentidos. La OCDE está lista para poner su experiencia y sus conocimientos al servicio de una gobernabilidad global mejor, consciente de que la principal legitimidad es la que emana de la experiencia y el trabajo bien hecho.

Actos como este seminario realizan una sustancial aportación a este proceso, al reunir a un amplio elenco de partícipes con la finalidad de debatir cuestiones clave de la cooperación internacional. Les deseo un gran éxito en estos dos días de discusiones, y quedo a la espera de sus conclusiones y recomendaciones.

Muchas gracias.

 

 

 

Also Available

Countries list

  • Afghanistan
  • Albania
  • Algeria
  • Andorra
  • Angola
  • Anguilla
  • Antigua and Barbuda
  • Argentina
  • Armenia
  • Aruba
  • Australia
  • Austria
  • Azerbaijan
  • Bahamas
  • Bahrain
  • Bangladesh
  • Barbados
  • Belarus
  • Belgium
  • Belize
  • Benin
  • Bermuda
  • Bhutan
  • Bolivia
  • Bosnia and Herzegovina
  • Botswana
  • Brazil
  • Brunei Darussalam
  • Bulgaria
  • Burkina Faso
  • Burundi
  • Cambodia
  • Cameroon
  • Canada
  • Cape Verde
  • Cayman Islands
  • Central African Republic
  • Chad
  • Chile
  • China (People’s Republic of)
  • Chinese Taipei
  • Colombia
  • Comoros
  • Congo
  • Cook Islands
  • Costa Rica
  • Croatia
  • Cuba
  • Cyprus
  • Czech Republic
  • Côte d'Ivoire
  • Democratic People's Republic of Korea
  • Democratic Republic of the Congo
  • Denmark
  • Djibouti
  • Dominica
  • Dominican Republic
  • Ecuador
  • Egypt
  • El Salvador
  • Equatorial Guinea
  • Eritrea
  • Estonia
  • Ethiopia
  • European Union
  • Faeroe Islands
  • Fiji
  • Finland
  • Former Yugoslav Republic of Macedonia (FYROM)
  • France
  • French Guiana
  • Gabon
  • Gambia
  • Georgia
  • Germany
  • Ghana
  • Gibraltar
  • Greece
  • Greenland
  • Grenada
  • Guatemala
  • Guernsey
  • Guinea
  • Guinea-Bissau
  • Guyana
  • Haiti
  • Honduras
  • Hong Kong, China
  • Hungary
  • Iceland
  • India
  • Indonesia
  • Iraq
  • Ireland
  • Islamic Republic of Iran
  • Isle of Man
  • Israel
  • Italy
  • Jamaica
  • Japan
  • Jersey
  • Jordan
  • Kazakhstan
  • Kenya
  • Kiribati
  • Korea
  • Kuwait
  • Kyrgyzstan
  • Lao People's Democratic Republic
  • Latvia
  • Lebanon
  • Lesotho
  • Liberia
  • Libya
  • Liechtenstein
  • Lithuania
  • Luxembourg
  • Macao (China)
  • Madagascar
  • Malawi
  • Malaysia
  • Maldives
  • Mali
  • Malta
  • Marshall Islands
  • Mauritania
  • Mauritius
  • Mayotte
  • Mexico
  • Micronesia (Federated States of)
  • Moldova
  • Monaco
  • Mongolia
  • Montenegro
  • Montserrat
  • Morocco
  • Mozambique
  • Myanmar
  • Namibia
  • Nauru
  • Nepal
  • Netherlands
  • Netherlands Antilles
  • New Zealand
  • Nicaragua
  • Niger
  • Nigeria
  • Niue
  • Norway
  • Oman
  • Pakistan
  • Palau
  • Palestinian Administered Areas
  • Panama
  • Papua New Guinea
  • Paraguay
  • Peru
  • Philippines
  • Poland
  • Portugal
  • Puerto Rico
  • Qatar
  • Romania
  • Russian Federation
  • Rwanda
  • Saint Helena
  • Saint Kitts and Nevis
  • Saint Lucia
  • Saint Vincent and the Grenadines
  • Samoa
  • San Marino
  • Sao Tome and Principe
  • Saudi Arabia
  • Senegal
  • Serbia
  • Serbia and Montenegro (pre-June 2006)
  • Seychelles
  • Sierra Leone
  • Singapore
  • Slovak Republic
  • Slovenia
  • Solomon Islands
  • Somalia
  • South Africa
  • South Sudan
  • Spain
  • Sri Lanka
  • Sudan
  • Suriname
  • Swaziland
  • Sweden
  • Switzerland
  • Syrian Arab Republic
  • Tajikistan
  • Tanzania
  • Thailand
  • Timor-Leste
  • Togo
  • Tokelau
  • Tonga
  • Trinidad and Tobago
  • Tunisia
  • Turkey
  • Turkmenistan
  • Turks and Caicos Islands
  • Tuvalu
  • Uganda
  • Ukraine
  • United Arab Emirates
  • United Kingdom
  • United States
  • United States Virgin Islands
  • Uruguay
  • Uzbekistan
  • Vanuatu
  • Venezuela
  • Vietnam
  • Virgin Islands (UK)
  • Wallis and Futuna Islands
  • Western Sahara
  • Yemen
  • Zambia
  • Zimbabwe