Newsroom

México debe seguir consolidando los avances en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión

 

Para ver la retransmisión del evento haga click en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=ZGjHJW6gDRQ&feature=em-lbcastemail

 

31/08/2017 - La reforma en el área de telecomunicaciones que México llevó a cabo en 2013 ha aportado beneficios tangibles. Notablemente, ha fomentado una mayor competencia que ha permitido reducir los costos de la banda ancha móvil, los cuales han pasado de estar entre los más altos entre las economías avanzadas a estar entre los más bajos. Según un nuevo estudio de la OCDE, ahora es necesario que el país consolide esta reestructuración de las telecomunicaciones y la radiodifusión, de modo que las familias, las empresas y la economía en general aprovechen al máximo la transformación digital.

 

El Estudio de la OCDE sobre Telecomunicaciones y Radiodifusión en México 2017 reconoce que la reforma al marco regulatorio y jurídico ayudó a crear un entorno propicio para reducir los precios de los paquetes de banda ancha móvil hasta en 75%, mejorar la calidad de los servicios y agregar 50 millones de suscripciones a los servicios de banda ancha móvil en tan solo 4 años, una cifra mayor que la población de Colombia. A partir de la reforma estructural, los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión han crecido con mayor rapidez que la economía en general.

 

El Estudio  afirma que México implementó íntegramente 28 de las 31 recomendaciones presentadas en el Estudio de la OCDE sobre Políticas y Regulación de Telecomunicaciones en México 2012, las cuales fueron consideradas en la reforma, mientras que ha implementado parcialmente las tres recomendaciones restantes. En estos momentos, conviene que el país lleve a cabo más cambios a las políticas públicas, la regulación y el marco jurídico, a fin de seguir incrementando la competencia, las opciones y la calidad para los usuarios, garantizar condiciones de mercado óptimas y ofrecer incentivos para la ampliación de los servicios y la innovación por parte de los operadores. Por ello resulta esencial asegurar que el Instituto Federal de Telecomunicaciones mantenga su independencia y sus facultades para cumplir con su mandato.

 

 

 

“Antes de la reforma muchas mexicanas y mexicanos tenían dificultades para pagar por llamadas de larga distancia a sus familiares y por servicios de Internet móvil que en otros países se dan por sentado. Tres cuartas partes de los hogares no tenían acceso a Internet. Hoy, los servicios de comunicación son mucho más asequibles, lo cual se ha traducido en un incremento de decenas de millones en el número de suscriptores”, dijo Gabriela Ramos, Directora y Sherpa de la OCDE.

 

“Este es un excelente ejemplo de cómo las mejores políticas pueden conducir a una vida mejor. Estoy convencida de que México mostrará determinación para seguir implementando la reforma y construyendo sobre los avances logrados hasta ahora, para lograr cerrar la brecha con respecto a las economías más avanzadas y construir una base sólida para un futuro digital.”

 

A pesar del sobresaliente ritmo de avance y transformación en México a partir de la reforma, México aún sigue rezagado con respecto al promedio de la OCDE en términos de acceso a servicios de Internet, lo cual es un recordatorio de qué tan importante es el continuar en esta senda de convergencia para que el país esté mejor preparado y aproveche todo lo que implica la transformación digital.

 

Una fuerte caída en el costo de las llamadas telefónicas y del acceso a Internet beneficia sobre todo a las familias más pobres en un país donde el gasto promedio de los hogares de menos recursos en servicios telefónicos fijos y móviles representa 10% y 6.2% de su ingreso mensual, en comparación con 1.8% y 1.2% en los hogares más acomodados.

 

Los precios de Internet móvil disminuyeron considerablemente de 2013 a 2016 y ahora se ubican por debajo del promedio de los países de la OCDE. El precio de una canasta de banda ancha móvil de bajo consumo, con 100 llamadas y 500 Megabytes, bajó 65%, de 44.05 dólares PPA (paridad de poder adquisitivo) a 15.39 dólares PPA; por su parte, el precio de una canasta de alto consumo bajó 75%, de 101 dólares PPA a 24.93 dólares PPA. El precio de una canasta de consumo medio disminuyó 61%.

 

Las cuotas generales de mercado de los operadores incumbentes siguen siendo altas, pero en el Estudio se observó un cambio en el mercado de la banda ancha móvil: la participación de mercado del operador incumbente bajó 12%, pasando de 83.8% en 2012 a 71.8% en 2016, tras las ganancias obtenidas por sus competidores. El inicio en 2018 de la “Red Compartida”, una red mayorista móvil de cuarta generación, deberá impulsar aún más la competencia.

 

Los avances han sido más lentos en el sector de radiodifusión, en el que bajos niveles de competencia y restricciones a la inversión extranjera son factores que han influido en el aumento de 5% en los precios de la televisión restringida durante el periodo 2013-2016. Si bien el límite permitido a la propiedad extranjera en radiodifusión aumentó de 0% a 49%, eliminar por completo dicha restricción promovería la competencia y la mejora en los servicios, de la misma forma que lo haría el aprovechar la convergencia de las redes digitales para fomentar la competencia.

 

Otras de las recomendaciones incluidas en el Estudio destacan la necesidad de:

 

  • Evaluar las maneras de disminuir las restricciones regulatorias para el operador preponderante de telecomunicaciones lo antes posible ante la implementación exitosa de la separación funcional de las divisiones mayoristas y minoristas de servicios fijos de dicho grupo. 

 

  • Abordar la desigualdad en el acceso a Internet entre las entidades federativas, reduciendo los obstáculos al despliegue de infraestructura a nivel local y municipal y simplificando las regulaciones excesivamente complejas o divergentes.

 

  • Mejorar el funcionamiento del punto de intercambio de Internet (IXP) existente y habilitar nuevos IXP en distintos lugares del país.

 

  • Reducir aún más las barreras a la inversión extranjera por medio de la eliminación de las últimas restricciones en el sector de radiodifusión y moderar los requisitos para invertir en servicios de comunicación por satélite.

 

  • Fomentar una mayor competencia en la televisión restringida, por ejemplo mediante la eliminación de la vía rápida legal existente para fusiones y adquisiciones entre agentes no preponderantes.

 

  • Eliminar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que actualmente se aplica a los servicios de telefonía móvil y televisión restringida, como una medida para estimular el acceso a y el uso de dichos servicios.

 

Descargue el Estudio en español o en inglés:

 

Descargue un resumen de dos páginas en español o en inglés

 

Se invita a los periodistas que deseen mayor información a comunicarse con Catherine Bremer o Carolina Ziehl en la división de medias (catherine.bremer@oecd.org, +33 603 483456; carolina.ziehl@oecd.org, +52155 3147 4020).

 

Related Documents