Newsroom

El Secretario General de la OCDE Ángel Gurría presenta nuevos estudios de la OCDE con recomendaciones económicas y sociales al presidente del Perú Pedro Pablo Kuczynski

 

14/10/2016 - Las reformas económicas y sociales emprendidas durante las dos últimas décadas han dirigido los esfuerzos del Perú por alcanzar un crecimiento económico sostenible y reducciones significativas de la pobreza. En el contexto actual, marcado por unas pobres perspectivas de crecimiento mundial, Perú necesita redoblar sus esfuerzos a través de diversificar la economía, reforzar las competencias, elevar la productividad en el conjunto del mercado de trabajo y liberar el potencial de todas las regiones de cara a fomentar un crecimiento nacional más inclusivo, de acuerdo con el nuevo análisis presentado hoy por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

 

El Secretario General de la OCDE Ángel Gurría y el presidente del Perú Pedro Pablo Kuczynski abordaron la aplicación del Programa País de la OCDE con Perúen apoyo de las reformas económicas, sociales y de gobernanza que está llevando a cabo Perú. El Secretario de la OCDE y el Presidente Kuczynski inauguraron el Foro Perú OCDE 2016, donde expertos analizarán la agenda de refomas del Perú con base en las revisiones y las recomendaciones de política incluidas en los estudios de la OCDE.

 

"La OCDE y Perú entablaron un fructífero diálogo sobre la dirección y el diseño de las políticas públicas y estamos muy satisfechos con los resultados obtenidos hasta ahora", señaló el Sr. Gurría. "Los objetivos que nos fijamos en nuestro Programa País sintonizan perfectamente con los del presidente Kuczynski y su gobierno: mejorar las políticas públicas para conseguir un crecimiento más inclusivo. Hoy tenemos el placer de informar sobre nuevos ámbitos de análisis de políticas, tales como el crecimiento inclusivo, el desarrollo territorial, la gobernanza pública y el desarrollo de competencias. Observamos con satisfacción el compromiso de colaboración del gobierno peruano con la OCDE y esperamos que esta fructífera relación se refuerce y se amplíe en los próximos años".

 

El Programa País de la OCDE con Perú se lanzó en diciembre de 2014. Engloba 19 proyectos adscritos a un amplio elenco de esferas de las políticas públicas, con varios estudios de políticas, y analiza los retos que se enfrentan en diferentes áreas, como la eficacia e integridad del sector público, la formación profesional, el desarrollo de competencias, el empleo juvenil, la sanidad, las estadísticas y el refuerzo de la política medioambiental.

 

A través del Programa País, Perú  se adhiere a un grupo de iniciativas e instrumentos jurídicos de la OCDE, como la Declaración sobre Ética, Integridad y Transparencia o el Convenio para Combatir el Cohecho (sólo en inglés). Perú ha sido miembro del Centro de Desarrollo de la OCDE desde 2009 y participa de forma activa en algunos Comités y Grupos de Trabajo de la OCDE como por ejemplo en el  Diálogo Político sobre las Cadenas Globales de Valor para la Producción, la Transformación y el Desarrollo y el Diálogo Político sobre Desarrollo basado en los Recursos Naturales (sólo en inglés).

 

Cuatro reportes incluidos en el Programa País fueron presentados por el Secretario General al Presidente Kuczynski :

 

El Volumen 2 del Estudio multidimensional del Perú (sólo en inglés) señala que la diversificación económica hacia sectores nuevos y prometedores, como la industria agropecuaria, las manufacturas y el turismo, es necesaria y demandará esfuerzos renovados y crecientes para impulsar la productividad. También destaca la importancia que tiene mejorar un sector del transporte donde los costes —muy superiores a los que se registran en los países de la OCDE— están frenando el comercio y el desarrollo regional. Por último, pone de relieve la necesidad de proseguir con los esfuerzos de reforma con miras a reducir el peso de la economía informal, en la que actualmente siguen trabajando el 70% de todos los trabajadores.

 

El Estudio ofrece una serie de recomendaciones en cada uno de los tres ámbitos. El objetivo de la diversificación económica requerirá perfeccionar la gestión de los recursos basados en las materias primas. Se necesitarán realizar inversiones eficaces en investigación y desarrollo a escala regional, así como desarrollar una planificación estratégica que impulse la productividad y la innovación. Con el fin de reducir los costes de transporte, Perú tendrá que poner en marcha una agenda nacional del transporte que contemple el fomento de la multimodalidad y un mejor aprovechamiento de las redes logísticas existentes. Por último, y en aras de fomentar e impulsar el empleo formal, deberá ponerse en marcha una agenda completa que prevea mejoras de la legislación laboral, una labor de capacitación eficaz y unos costes de formalización más bajos.

 

El Estudio sobre la gobernanza pública del Perú identifica áreas donde el gobierno de Perú obtiene buenos resultados, junto con otras en las que podría mejorar y garantizar así el diseño y despliegue de unas políticas estratégicas y servicios públicos que rindan mejores resultados a la población y las empresas. El Estudio examina la capacidad de coordinación del Centro de Gobierno, la planificación estratégica sobre bases empíricas y los procesos de descentralización como herramientas de mejora de la coordinación entre todos los niveles de gobierno. Asimismo, evalúa la gestión del servicio civil y los marcos legales y regulatorios para implementar políticas de gobierno digital, gobierno abierto y transparencia. Finalmente, el Estudio provee recomendaciones en apoyo del objetivo del gobierno de mejorar la agilidad del Estado a la hora de establecer, dirigir y aplicar una estrategia nacional de mediano plazo que permita alcanzar un crecimiento inclusivo y próspero.

 

El Estudio de desarrollo territorial del Perú (sólo en inglés) sugiere que las soluciones para los retos del país en materia de productividad y diversificación se reforzarían aplicando un enfoque más global en lo que atañe a la gestión del desarrollo de las diferentes regiones, ciudades y zonas rurales del país, la mayor parte de las cuales están escasamente interconectadas y disfrutan de fuentes y potenciales de crecimiento muy diferentes. Para materializar este potencial de desarrollo regional, se requieren políticas integradas que estén adaptadas a las circunstancias específicas de esos lugares y puedan mejorar al mismo tiempo las competencias, la innovación, las infraestructuras y el entorno empresarial. El reporte asegura que debería priorizarse mejor la inversión pública y su integración dentro de los marcos presupuestarios en coordinación con las administraciones subnacionales. Además de impulsar la agenda de descentralización y mejorar la financiación subnacional, el Estudio de desarrollo territorial también aborda las políticas urbanas y rurales, la productividad y la diversificación económica a escala regional, así como la mejora del sistema de estadísticas territoriales.

 

El informe Competencias más allá de la escuela – Políticas de educación y formación ocupacional (sólo en inglés) reconoce que la Educación Superior y Técnico-Profesional (ETP) son cruciales para desarrollar una mano de obra altamente cualificada. En él se pone de manifiesto que Perú cuenta con un amplio abanico de programas de educación superior y técnico-profesional, con más de 2.000 instituciones técnicas y universitarias, en su mayor parte privadas, y unas tasas de matriculación que crecen de forma constante. Aunque los peruanos han demostrado un vivo interés por desarrollar sus competencias y algunos programas de educación y formación profesionales ofrecen una enseñanza de alta calidad, este nuevo Estudio demuestra claramente que los programas e instituciones actuales no están consiguiendo satisfacer las necesidades del país. Mediante una combinación de políticas públicas bien diseñadas e inversiones estratégicas, se podría orientar mejor a las instituciones que imparten estos programas hacia ofertas de alta calidad, facilitar la transición de los alumnos por las diferentes etapas educativas y profesionales, empoderar a los alumnos y ampliar el acceso a grupos que actualmente no pueden participar por limitaciones económicas o de otro tipo.

 

Dentro de la agenda de su vista a Lima, el Secretario General de la OCDE participó en la reunión anual de los Ministros de Economía del Foro de Cooperación Económica de Asia Pacífico (APEC), en conversaciones bilaterales con el presidente Kuczynski y varios miembros de su gobierno.

 

Con sede en París, la OCDE es una organización internacional que promueve políticas para mejorar el bienestar económico y social de la población mundial. La OCDE ofrece un foro donde los gobiernos puedan trabajar conjuntamente para compartir experiencias y buscar soluciones a los problemas comunes.

 

Los 35 países miembros de la OCDE son Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Chile, Corea, Dinamarca, Estados Unidos, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Israel, Italia, Japón, Letonia, Luxemburgo, México, Nueva Zelanda, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, República Eslovaca, Suecia, Suiza y Turquía.

 

Tres países más (Colombia, Costa Rica y Lituania) han sido invitados formalmente a convertirse en miembros de la organización y actualmente están en proceso de adhesión. La OCDE creó los  Programas País (sólo en inglés) en 2013 como un nuevo instrumento para ayudar a las dinámicas economías emergentes a diseñar sus reformas y reforzar las políticas públicas. Perú es una de las tres economías asociadas, junto con Kazajstán y Marruecos, a las que se invitó en 2014 a acometer un Programa País.

 

Para ampliar esta información, póngase en contacto con el responsable de medios de la OCDE Lawrence Speer (+33 1 4524 7970) o con la Oficina de Medios de Comunicación de la OCDE (+33 1 4524 9700). 

 

Related Documents