Newsroom

El éxito de las reformas educativas se ve amenazado por la falta de supervisión, declara la OCDE

 

19/01/2015 - Los gobiernos de todo el mundo se encuentran bajo una creciente presión de mejorar sus sistemas educativos. El aumento del gasto se acompaña cada vez más de reformas para ayudar a estudiantes desfavorecidos, invertir en la fuerza docente y mejorar la formación vocacional. Pero, según un nuevo informe de la OCDE, la falta generalizada de evaluación del impacto de estas reformas podría obstaculizar su eficacia y perjudicar los resultados educativos.

 

En la publicación Education Policy Outlook 2015: Making Reforms Happen se afirma que se da poco seguimiento a las nuevas políticas adoptadas. Entre su fecha de arranque y la publicación de este informe, solo alrededor de una de cada 10 de las 450 diferentes reformas puestas en marcha entre 2008 y 2014 fueron sometidas por los gobiernos a una evaluación de impacto.

 

La medición más rigurosa y constante del impacto de las políticas resultará más rentable en el largo plazo, sostiene la OCDE. Asimismo, garantizará que las reformas futuras se basen en políticas que han demostrado su eficacia durante un periodo de tiempo independiente de presiones o ciclos políticos.

 

“Demasiadas reformas educativas están fallando en medir el éxito o el fracaso en el aula”, comentó Andreas Schleicher, Director de Educación y Competencias de la OCDE, en el lanzamiento del informe durante el Foro Mundial de Educación llevado a cabo en Londres. “Si bien es alentador observar que se presta mayor atención a los resultados, en vez de simplemente aumentar el gasto, es fundamental que las reformas cuenten con el tiempo necesario para surtir efecto y para que éste se analice.”

 

“La educación representa el 12.9% del gasto gubernamental, y el gasto total en todos los países de la OCDE es de más de 2.5 billones de dólares al año (cifra equivalente al PIB del Reino Unido)”, añadió. “Esta valiosa inversión debe emplearse de la manera más eficaz. Es necesario transformar las reformas planteadas en papel en una mejor educación en nuestras escuelas y aulas.”

 

En el informe se menciona la actual tendencia a la convergencia en las prioridades de reforma en toda la OCDE. De las reformas analizadas, la mayoría se enfocaron en: apoyar la atención a estudiantes desfavorecidos y la atención a la primera infancia; reformar los sistemas de educación vocacional y desarrollar vínculos con empleadores; mejorar la formación y el desarrollo profesional de docentes, y reforzar la evaluación y valoración de las escuelas.

 

En un segundo informe de la OCDE se resalta la continua necesidad de mejorar la educación. En la publicación Education at a Glance Interim Report: Update of Employment and Educational Attainment Indicators, se menciona que, en todos los países de la OCDE, casi una de cada seis personas entre 25 y 34 años de edad no cuenta con las competencias que se consideran esenciales para funcionar en la sociedad actual, y la situación ha cambiado poco desde 2003.

 

Trece países de la OCDE tienen un 15% o más de jóvenes no cualificados, entre ellos Francia, Países Bajos, Noruega, Dinamarca, Nueva Zelanda e Italia.

 

“El hecho de que uno de cada seis jóvenes adultos ingrese al mundo de la vida adulta sin cualificaciones implica un grave riesgo para los mercados laborales y las sociedades”, dijo Andreas Schleicher. “Es primordial avanzar en todos los niveles educativos, dando prioridad a disminuir la proporción de los menos educados entre los jóvenes.”

 

Si usted es periodista y desea obtener mayor información, favor de comunicarse con la División de Relaciones con los Medios (Tel. + 33 1 45 24 97 00).

 

Education Policy Outlook 2015: Making Reforms Happen está disponible.

 

Education at a Glance Interim Report: Update of Employment and Educational Attainment Indicators 

 

Related Documents