Share

Newsroom

Colombia debe impulsar la transformación digital y adoptar medidas adicionales para garantizar que toda la población comparta los beneficios

 

25/10/2019 - Un nuevo informe publicado por la OCDE afirma que en los últimos años Colombia ha adoptado importantes medidas para promover la transformación digital, pero debe seguir trabajando a fin de garantizar que toda la economía y todos los sectores de la sociedad se beneficien de la digitalización.

El estudio Going Digital en Colombia (Digitalizando Colombia) evalúa el actual nivel de organización y adopción de las tecnologías digitales en el país y propone una plan para desarrollar un marco de políticas digitales integradas. El documento incluye una serie de propuestas políticas para mejorar la conectividad, incrementar la adopción y uso de las tecnologías digitales, promover la innovación digital, adaptar las habilidades y el mercado laboral a la economía digital, y aprovechar las nuevas oportunidades de crecimiento generadas por la transformación digital como parte de una Estrategia Digital Nacional para Colombia.

El informe establece importantes conexiones entre la creación de una política digital nacional de carácter integral y objetivos clave de la política económica de Colombia, como impulsar la productividad, mejorar las habilidades de los trabajadores, reducir la informalidad del mercado laboral y fomentar la innovación. Afirma que para potenciar la eficacia de las políticas de digitalización en Colombia, es necesario contar con prioridades más claras a largo plazo, un mayor énfasis en programas a gran escala y una mejor integración con otras políticas.

"Desde principios de la década de 2000, Colombia ha estado creciendo rápidamente y convergiendo hacia unos niveles de vida más elevados, con tasas de crecimiento que se sitúan entre las más altas de la región de América Latina y el Caribe", declaró el Secretario General de la OCDE Ángel Gurría durante la presentación del informe junto a la Ministra de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones Sylvia Constaín. "Es vital para Colombia disponer de una política digital adecuada, concebida para afrontar los desafíos económicos y sociales actuales y futuros. Poner en marcha un proceso de digitalización resultará fundamental para aprovechar las oportunidades que ofrece la economía del siglo XXI. Colombia debe crear una Estrategia Digital Nacional para todo el gobierno que promueva la innovación y el crecimiento, y comparta los beneficios con toda la sociedad", expuso el señor Gurría. (Lea el discurso)

Una de las principales recomendaciones de la OCDE es mejorar la infraestructura digital y su utilización. El informe indica que, durante el período comprendido entre 2012 y 2018, el índice de crecimiento del número de subscriptores a banda ancha fija y móvil en Colombia, de 9,4% y 24,9% respectivamente, se situó entre los más altos de la OCDE. Sin embargo, también muestra que, en el mes de diciembre de 2018, los datos sobre subscriptores a banda ancha fija y móvil por cada 100 habitantes (13,4 y 52,1 respectivamente) eran de los más bajos de la OCDE. El 13% de las conexiones mediante fibra y la velocidad de descarga promedio (3,48 megabits por segundo) también son inferiores a los niveles promedio de la OCDE, aunque los precios de los servicios de banda ancha fija (pese a estar descendiendo) pueden llegar a ser 2.5 veces más elevados que los registrados en los países de la OCDE.

La subasta de banda múltiple que se llevará a cabo en diciembre tiene la capacidad de fomentar la competitividad al nivelar el terreno de juego en el mercado, provisto que las compañías que no tienen espectro en las bandas de baja frecuencia tengan una oportunidad justa de obtener licencias. Adicionalmente, la subasta puede contribuir a expandir la cobertura que tanto necesita Colombia. El objetivo de impulsar la competitividad debe de ser considerado al determinar los parámetros restantes de la subasta.

El Gobierno también debería revisar las tasas de importación impuestas a los aparatos de teléfono y reducir la carga fiscal que soportan los operadores de telecomunicaciones. Deberían adoptarse medidas para preservar la independencia del nuevo "regulador convergente" —que ahora supervisa los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión— evitando toda presión indebida del Gobierno, garantizando la autonomía financiera del regulador y estableciendo mecanismos transparentes y basados en el mérito para el nombramiento de su órgano de gobierno.

Colombia se está quedando rezagada en cuanto a uso generalizado de internet, ya que en 2017 este servicio solo llegaba a un 64% de la población, un nivel alcanzado por la mayoría de países de la OCDE a mediados de la primera década de 2000 según el informe. El Gobierno debería dar más pasos para aumentar la adopción y el uso de tecnologías digitales y reducir así la brecha digital entre los ciudadanos. Por ejemplo, podría mejorar la orientación del financiamiento estatal para centros públicos de conexión a internet situados en comunidades pobres y apartadas, destinar nuevos fondos a la adquisición de computadores y tecnologías de la información en escuelas y pequeñas empresas e introducir incentivos fiscales que promuevan el uso de la banca electrónica.

El informe asegura que se ha avanzado en la adaptación del sistema educativo y el mercado laboral a la transformación digital, pero se necesitará una mayor inversión en educación, capacitación y aprendizaje a lo largo de la vida para afrontar los desafíos que plantea la economía digitalizada.

Más información sobre el estudio en: http://www.oecd.org/going-digital/oecd-reviews-of-digital-transformation-going-digital-in-colombia-781185b1-en.htm.

Los medios pueden dirigir sus consultas a Carolina Ziehl (+52 55 3147 4020), del Centro de la OCDE en México o Lawrence Speer (+33 1 4524 7970) de la Oficina de Medios de la OCDE.

 

La OCDE, que trabaja con más de 100 países, es un foro de política internacional que promueve iniciativas destinadas a mejorar el bienestar económico y social de las personas en todo el mundo. 

 

Related Documents