Mexico

Visita de un grupo de Gobernadores, Presidentes Municipales y Alcaldes a la OCDE

 

Palabras de Angel Gurría,

Secretario-General, OCDE

París, 29 de junio de 2015

(As prepared for delivery)

 

 

Señores Gobernadores, Señores Presidentes Municipales, Señores Embajadores, Señoras y Señores,

 

Me da mucho gusto darles la bienvenida a la OCDE. Pocas veces tengo la oportunidad de dialogar con un grupo tan rico y variado de políticos y administradores públicos mexicanos aquí en nuestra sede. Esta es una gran oportunidad para compartir con ustedes nuestra perspectiva del panorama económico internacional y de cómo vemos a México, pero también para escuchar sus opiniones sobre los desafíos que enfrenta nuestro país y ver cómo podemos ayudar más.

 

Panorama económico internacional

 

A pesar de las recientes mejoras, la recuperación económica mundial sigue siendo débil e irregular. El crecimiento global en el primer trimestre de 2015 fue más débil que en cualquier otro desde la crisis y el crecimiento de la productividad sigue siendo decepcionante.

 

De hecho, si tuviéramos que calificar la calidad del desempeño de la economía mundial le daríamos una calificación de “ B – ”. Las proyecciones más recientes de la OCDE prevén que la economía mundial crezca 3.1% en 2015 y alcance 3.8% en 2016, un ajuste a la baja respecto del 3.6% y 3.9% calculados anteriormente. Para la OCDE, se espera un crecimiento de 1.9% en 2015 y de 2.5% en 2016.

 

En este contexto, uno de los temas clave es la inversión. Es necesario contar con mayores y mejores inversiones no sólo para sostener la recuperación cíclica sino también para aumentar la productividad. De hecho ese fue el tema central de nuestra Reunión Ministerial y del Foro de la OCDE 2015, que tuvimos a principios de mes. En ambos eventos el mensaje fue muy claro: nos urge poner en marcha políticas para detonar una nueva ola mundial de inversiones enfocadas en las 3 Ps del desarrollo: las Personas, el Planeta y la Prosperidad.

 

Para ayudar a los países, a los Estados y a los municipios, hemos producido un nuevo instrumento que llamamos el PFI (Policy Framework for Investment o Marcos de Políticas para la Inversión). Este instrumento - que pueden consultar en línea y del cual ya les hemos entregado un resumen - incluye una metodología integral y sistemática para mejorar las condiciones marco para la inversión. Son medidas específicas en 12 áreas de políticas diferentes, basadas en las mejores prácticas internacionales.

 

Otra de las áreas en las que nuestros países están enfrentando desafíos muy grandes es en el de la productividad. Y sobre todo en los impedimentos estructurales que nuestros países van a enfrentar en el futuro para poder mejorar su productividad, no solamente en términos de producir más con menos, sino de convertir a la productividad en un instrumento de inclusión social y desarrollo sustentable. Para ello estamos lanzando un diálogo internacional y una Red Internacional de Productividad que echaremos a andar en México la semana que viene. Ojalá puedan asistir. Es un tema crucial para México, el país con el nivel de productividad más bajo de la OCDE.

 

¿Cómo vemos la economía mexicana?

 

Algunos esbozos breves: primero vemos que la recuperación económica sí se está fortaleciendo, apoyada por la demanda de manufacturas por parte de los Estados Unidos y por un peso más competitivo. El fortalecimiento de las exportaciones ha permitido acelerar el repunte, mientras que la inversión ha comenzado a recuperar el terreno perdido. Según nuestras estimaciones el PIB crecerá cerca de 3% en 2015 y 3.5% en 2016.

 

México está haciendo bien las cosas en materia macroeconómica. Sin embargo, como ustedes bien saben, nuestra gran y creciente preocupación son los persistentes niveles de desigualdad. De acuerdo con nuestro reciente estudio “Todos Juntos. ¿Por qué una menor Desigualdad nos Beneficia a Todos?, en México el ingreso promedio del 10% más rico fue 30.5 veces mayor que el del 10% más pobre, en contraste con las 9.6 veces promedio en la OCDE.

 

México requiere de una implementación cabal de las reformas que ha venido aprobando en los pasados tres años. Y para ello será crucial lanzar una nueva ola de reformas para fortalecer el Estado de derecho y la administración de la justicia; impulsar la mejora regulatoria; reformar el sector agrícola y tomar medidas contundentes para reducir la desigualdad.

 

El papel fundamental de los gobiernos locales

 

Es precisamente en el diseño e implementación de políticas públicas de calidad que ustedes - gobernadores, presidentes municipales y alcaldes – tienen un papel crucial que jugar. Ustedes tienen en sus manos la capacidad para contribuir a que las reformas estructurales se implementen plenamente y contribuyan a mejorar los niveles de vida de la población.  

 

En la OCDE, existen alrededor de 138 mil gobiernos subnacionales que llevan a cabo 72% de la inversión pública y cuyo gasto representa en promedio alrededor del 40% del gasto público. En 27 países de la OCDE casi la mitad del gasto público (44.1%) se concentra en educación y salud. En México, las entidades federativas y los gobiernos municipales llevan a cabo alrededor del 66% de la inversión pública y su gasto público representa el 47.4% del total.

 

La calidad de la inversión y del gasto, y por lo tanto el potencial de crecimiento de un país, está íntimamente ligado con las acciones que ustedes lleven a cabo, con las prioridades de política que ustedes establezcan y con la capacidad que muestren para implementar estos proyectos. Esto es clave en un momento en que los ciudadanos han perdido la confianza en los gobiernos. De acuerdo con la más reciente encuesta mundial  Edelman, sólo el 48% de las personas confían en sus gobiernos.

 

En este contexto, la colaboración con la OCDE puede resultarles útil. Ya hemos trabajado con diversos gobiernos locales en México en materia educativa, de habilidades y destrezas, de mejora regulatoria, de desarrollo territorial. Considérenos un aliado en sus esfuerzos por diseñar e implementar mejores políticas con base en las mejores prácticas internacionales. ¡Muchas gracias!