Share

Mexico

La región transfronteriza de Tijuana-San Diego como motor de emprendimiento e innovación

 

Palabras de Angel Gurría,

Secretario General, OCDE

Tijuana, México, 10 de noviembre de 2016

(Preparado para su distribución)

 

 

Don José Galicot, Organizadores de Tijuana Innovadora, Distinguidos Invitados, Señoras y Señores,

 

Es un honor poder estar de vuelta en Tijuana para clausurar esta edición de Tijuana Innovadora. Desde que surgió, esta ha sido una iniciativa fundada en la creatividad y en el intercambio de ideas entre ambos lados de la frontera para promover la prosperidad compartida. Estos son valores que van de acuerdo con el espíritu de cooperación que dio origen a la OCDE.

 

Las regiones y las ciudades como motores de crecimiento e inclusión

 

En septiembre de 2015, durante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el mundo adoptó los Objetivos de Desarrollo Sostenible y se comprometió a alcanzarlos para 2030. Para llevar a buen puerto esta agenda global enfocada en la sostenibilidad ambiental, la inclusión social y el desarrollo económico, las regiones y las ciudades serán cruciales. Por ello será fundamental cambiar nuestra perspectiva para mirar más allá de lo nacional y observar con más detalle el ámbito local.

 

La OCDE está comprometida con este nuevo enfoque, ya que el peso económico de las regiones y de las grandes zonas metropolitanas es indiscutible. Los gobiernos regionales y locales en la OCDE son responsables de 40% del gasto público total y de 60% de la inversión pública. Las grandes zonas metropolitanas concentran a casi la mitad de la población de los países OCDE y contribuyeron a cerca del 62% del crecimiento del PIB de la OCDE entre 2000 y 2013.

 

Sin embargo, las regiones y las grandes zonas metropolitanas también pueden concentrar mayores niveles de desigualdad que los países, y no sólo en materia de ingresos. El reciente estudio de la OCDE Panorama de las Regiones 2016 ha mostrado las grandes diferencias que existen dentro de los países, las cuales en algunos casos permanecen escondidas detrás de los promedios nacionales.

 

La esperanza de vida en Mississippi es 6 años menor que en Hawaii; en Londres puede haber una diferencia en la esperanza de vida hasta de 20 años de un barrio a otro. Las diferencias en las tasas de desempleo entre regiones de la OCDE pueden llegar a ser hasta de 30 puntos porcentuales, mientras que entre países la diferencia no supera los 10 puntos porcentuales. En México, una persona que vive en el estado con peor desempeño puede ser cuatro veces más pobre o morir cuatro años más joven que si viviera en el estado con mejor desempeño en cada una de estas categorías.

 

Por ello es indispensable enfocarse en los territorios, en las regiones y en las ciudades, ya que es ahí donde se manifiestan las dinámicas de productividad e inclusión y donde se esconde el gran potencial de innovación.

 

La región transfronteriza Tijuana-San Diego: dinamismo y potencial

 

Tijuana y San Diego son ya una realidad transfronteriza compartida e interdependiente. Su cercanía geográfica y sus características complementarias ofrecen una serie de ventajas únicas para el comercio internacional en materia de investigación de alto nivel y especialización industrial. Un ejemplo de ello es la vanguardia en materia de investigación sobre ciencias de la vida que existe en San Diego y la capacidad de manufactura de equipo médico que existe en Tijuana.

 

En San Diego, alrededor de 1,100 compañías especializadas en ciencias de la vida emplean a 34,000 personas. En Tijuana las empresas especializadas en la manufactura de equipo médico emplean a cerca de 42,000 personas y han hecho de la ciudad el principal centro manufacturero de equipo médico en todo el país. Este desarrollo ha suscitado gran interés en ambos lados de la frontera y ha dado impulso a una colaboración cada vez más estrecha entre las autoridades de ambas ciudades.

 

El carácter complementario de este desarrollo se ha visto reflejado de manera positiva en la productividad. El desempeño en materia de productividad de Tijuana y San Diego está por encima del promedio en sus respectivos países. La prima salarial de los trabajadores en Tijuana es 30% mayor que el promedio de los trabajadores para el resto de las ciudades mexicanas. En el caso de San Diego, estos beneficios son prácticamente equivalentes a los registrados en Los Angeles, cuya área metropolitana es 6 veces mayor que la de San Diego.

 

La oportunidad está al alcance de nuestra mano. El sector de las ciencias de la vida es tan sólo un ejemplo, pero la cooperación en la región transfronteriza Tijuana-San Diego podría ampliarse hacia otros como las energías limpias, las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el sector aeroespacial, a fin de generar un mayor bienestar compartido basado en la innovación.

 

Mirando a futuro: hacer de Tijuana-San Diego un motor de crecimiento incluyente

 

El corredor Tijuana-San Diego puede convertirse en un motor de prosperidad compartida para México y Estados Unidos. Si bien ambas ciudades presentan ya algunas de las características fundamentales para impulsar iniciativas de desarrollo regional transfronterizo exitosas – por ejemplo la especialización económica y la cercanía geográfica - hay una serie de medidas que podrían contribuir a consolidar aún más esta colaboración.

 

En primer lugar, es necesario contar con un ecosistema de innovación sólido, que haga posible la difusión de la innovación a través de las empresas y de la sociedad en ambos lados de la frontera. Para ello, acciones que promuevan el emprendimiento y el espíritu de innovación entre las empresas y los individuos, como lo ha hecho Tijuana Innovadora de manera tan exitosa, son fundamentales.

 

Estas iniciativas deben también acompañarse de estrategias que vinculen a las empresas con los institutos de investigación y que permitan transferir de forma efectiva la tecnología, así como apoyar a las empresas a traducir su investigación en innovaciones comerciales. Un ejemplo exitoso es el Centro Holst ubicado en el campus de Alta Tecnología en Eindhoven, en los Países Bajos. Este centro de investigación y desarrollo utiliza un modelo de asociación entre la industria y la academia que recibe apoyo transfronterizo de centros de investigación en los Países Bajos y en Bélgica.

 

En segundo lugar, es clave desarrollar una estrategia integral que permita aprovechar los beneficios de la digitalización para la innovación. La creciente naturaleza digital de diversos productos, actividades y formas de interacción ofrecen una oportunidad sin precedente para promover la eficiencia y mejorar los servicios. El reto de política pública radica en crear las condiciones para que ciudadanos, empresas y gobiernos adapten y aprovechen el pleno potencial de las tecnologías digitales. Mejorar la conectividad y desarrollar bases de datos y estadísticas confiables pueden contribuir a que las empresas creen servicios más innovadores y a que las autoridades gubernamentales orienten de mejor manera las políticas en apoyo al emprendimiento y la innovación.

 

En tercer lugar, el desarrollo de clusters, incubadoras de negocios y programas de estudio y capacitación transfronterizos pueden ser instrumentos útiles. La Red Halo Business Angel entre Irlanda e Irlanda del Norte enfocada en financiar nuevas empresas o la marca Medicon Valley desarrollada entre las ciudades de Copenhague en Dinamarca y Malmo en Suecia para apoyar la internacionalización de sus ventajas en el ámbito de las ciencias de la vida pueden ser referencias útiles que podrían dar un nuevo impulso al acercamiento entre Tijuana y San Diego.

 

En cuarto lugar, es fundamental hacer más eficiente la movilidad entre uno y otro lado de la frontera. El tiempo que toma el cruce fronterizo cuesta varios miles de millones de dólares al año, y tiene un alto impacto sobre el medio ambiente.

 

Por ello es crucial promover una mejor coordinación de las políticas de transporte y planeación urbana y desarrollar mecanismos que, por medio de la tecnología, permitan hacer más eficiente y seguro el cruce fronterizo. El puente peatonal Cross Border XPress es un ejemplo de buena coordinación logística que permite evitar la congestión en diversos puntos de cruce fronterizo y aprovechar la infraestructura aeroportuaria y de transporte terrestre en ambos lados de la frontera.

 

Por último, es indispensable garantizar condiciones de competencia que permitan la entrada de nuevas empresas. Las políticas públicas deben asegurar que el sistema no favorezca a las empresas ya existentes; que reduzca las barreras de entrada y salida de las empresas; y que permita el crecimiento de las empresas por medio de un buen acceso a financiamiento, buena regulación en materia de quiebra y certidumbre sobre la ejecución de los contratos.

 

Señoras y Señores,

 

La interacción entre San Diego y Tijuana es una muestra del enorme potencial de las regiones transfronterizas para la productividad, la innovación, el empleo y la inclusión. Vayamos más lejos en nuestra búsqueda por la prosperidad compartida. El mundo necesita ejemplos exitosos de integración, que permitan enterrar el miedo y el prejuicio. Las fronteras deben ser canales de comunicación y no de exclusión.

 

Sigamos construyendo puentes y no muros. Como lo demostró el artista chileno Alfredo Jaar en su obra The Cloud, el sonido de la música y la poesía pueden viajar sin límites a través de la frontera México-Estados Unidos.

 

¡Muchas gracias!