Apertura del Foro México: Políticas Públicas para un Desarrollo Incluyente

 

Palabras de Angel Gurría, Secretario General de la OCDE

9 de enero de 2013, Ciudad de México

Señor Presidente Peña Nieto, Señores Secretarios, Señoras y Señores:

Me da mucho gusto dar inicio al Foro “México: Políticas Públicas para un Desarrollo Incluyente”. Organizado por el Centro de la OCDE en México, en coordinación con el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial y La Comisión Económica para América Latina, este foro tiene por objeto contribuir al debate sobre los  cambios que México requiere implementar con urgencia para recuperar su productividad, su competitividad, las oportunidades y el tiempo perdidos.

Hoy en México se está proponiendo una agenda de cambios muy ambiciosa y se están tomando decisiones valerosas y trascendentes, pero hay que reconocer que venimos de atrás. Hay razones objetivas para el optimismo, sobre todo en el terreno de la gobernabilidad política, pero las reformas propuestas ya no son una opción: constituyen una absoluta necesidad, indispensable, inaplazable, urgente. Hoy hay una suerte de “luna de miel” en los medios, en los mercados y en la opinión pública nacional e internacional respecto de México y su nuevo liderazgo. Ha cambiado el color, el tono y la temática. Inclusive se ha logrado que se deje de vincular al país sólo con el tema la seguridad. Esto es ya de por sí un gran logro. Pero es solamente el comienzo. Por otro lado, las “lunas de miel” suelen ser de corta duración. En el mejor de los casos, en la jerga política, se habla de 100 días.   Angel Gurría, OECD Secretary-General with Enrique Peña Nieto, President of Mexico
8/01/2013: Angel Gurría, OECD Secretary-General iwith Enrique Peña Nieto, President of Mexico

El Pacto por México suscrito recientemente por los principales partidos políticos es la mejor noticia que ha tenido el país en muchos años, al igual que la posibilidad de lograr las mayorías legislativas para concretar esta ambiciosa agenda. Por eso nuestro mensaje de hoy en la apertura de este Foro, es el de evitar la complacencia y mantener un sentido de urgencia en el proceso de reformas del país.

Insisto, el atraso de Mexico es considerable. Por ello, es necesario subrayar que las decisiones que se incluyen en el Pacto, congruentes en gran medida con las que la OCDE ha venido recomendando durante muchos años, son para superar ese atraso, para recuperar el tiempo perdido. Hay que decirlo con claridad: sin mejorar los resultados de la educación, y crear las condiciones para la innovación, este país no marcha. Sin aumentar las capacidades de los trabajadores en activo, este país no marcha. Sin promover una transición hacia un crecimiento verde, este país no marcha. Sin aumentar la competencia en todos los sectores, este país no marcha. Sin mayores y mejores servicios sociales, este país no marcha, Y sin mayores ingresos fiscales para financiarlos, este país no marcha.

Recordemos la naturaleza y la dimensión de algunos de los principales retos que enfrentamos:

El tema de la reforma fiscal. En términos relativos, México tiene el presupuesto más pequeño de la OCDE, con ingresos fiscales que representan tan sólo el 19% del PIB, en comparación con un promedio de 34% en la OCDE. Estos ingresos son incluso menores que en varios países latinoamericanos, porque no se recauda lo que se requiere. Esto tiene serias consecuencias. Por ejemplo, el gasto social en México, exceptuando educación, es de 7.5% del PIB, en contraste con un promedio de más del 20% en la OCDE. De los países de la OCDE, porcentualmente, somos de los que más gastamos en educación (6%),  pero en montos absolutos lo que se dedica por estudiante es muy bajo y resulta claramente insuficiente.

Y ya para qué hablar de salud, en donde el gasto público se ubica a la par de países con niveles de desarrollo muy inferiores al nuestro. Lo que está en juego es la capacidad del Estado de cumplir su mandato último y fundamental: mejorar el nivel de vida de los mexicanos. La conclusión es a la vez sencilla y brutal: sin reforma fiscal, el Estado Mexicano no puede cumplir con ese mandato.

Lo hemos repetido una y otra vez hasta el cansancio desde hace 15 años: la Reforma Fiscal es la más urgente de todas porque les da viabilidad a las demás. Hoy en México muy pocos pagan impuestos y muchos de los que pagan, pagan menos de lo que debieran. Esto tiene implicaciones no sólo para el funcionamiento y el financiamiento del Estado, sino que explica también, ante la falta de recursos para tener mejores esquemas de solidaridad social, la creciente polarización política y social.

Se habla de Grecia, de Italia, de España o inclusive de Francia o de los propios Estados Unidos, y de la necesidad de que estas economías adopten reformas estructurales y ajusten sus finanzas. Esto es cierto y la OCDE trabaja ya con muchas de estas economías y sus líderes políticos para promover y apoyar los necesarios procesos de reforma. Pero no nos engañemos, a pesar de su crisis actual, el nivel de bienestar, la riqueza acumulada, la capacidad institucional, la calidad de los servicios públicos, en resumen, la calidad de vida de su población, colocan a estos países en niveles muy superiores a los de México, donde todavía enfrentamos grandes retos de pobreza, de educación, de productividad, de corrupción, de desarrollo institucional, de eficiencia, que hay que abordar sin demora.

La urgencia de las reformas se manifiesta en nuestro altísimo nivel de desigualdad y su lacerante impacto en la dignidad de nuestra gente, en la capacidad de crecimiento de la economía, en la cohesión social y la seguridad del país. La diferencia de ingresos entre el 10% más rico y el 10% más pobre en el país es de 27 a 1 (en comparación con una relación de 9 a 1 en el promedio de la OCDE).

La urgencia de las reformas se manifiesta igualmente en el hecho que las familias más pobres gastan más de un tercio de sus ingresos en mercados en los que hay muy poca o nula competencia, dado que las instituciones públicas hasta ahora han sido más débiles que los monopolios, lo que incide en el precio, calidad y variedad de los bienes y servicios que adquieren.

La urgencia de las reformas se manifiesta también en el hecho de que en años recientes México ha gastado más en subsidiar el consumo de energía que en los programas para combatir la pobreza, un despropósito que es indispensable enfrentar y corregir.

La urgencia de las reformas se manifiesta además en la frustración de nuestros alumnos “promedio” que después de someterse a la prueba PISA, descubren que van a salir con un retraso de 2 años en comparación con sus homólogos de los países con mejor desempeño educativo; o en el hecho de que, a pesar de que los mexicanos son los que más horas trabajan entre los países de la OCDE, son también los que tienen el nivel más bajo de productividad, ingresos y capacitación.

La urgencia de las reformas se manifiesta en una productividad laboral pobre y en una productividad multifactorial negativa, que lastran el potencial de crecimiento.

Un paso crucial para avanzar en la ambiciosa agenda de cambios que se está planteando es asegurarnos que lo acordado realmente se implemente; hay que recordar que el diablo está en los detalles. Las mejores intenciones e incluso las mejores decisiones se pueden convertir en letra muerta si no se acompañan con planes precisos de implementación rigurosa, de seguimiento y de evaluación. Y ahí también nos enfrentamos a retos muy grandes.

En efecto, en primer lugar, nos enfrentamos a los intereses creados, a los poderes fácticos, que aun habiendo perdido la batalla legislativa o regulatoria, se atrincheran y utilizan todos los recursos posibles para evitar, diferir o diluir, el impacto de las reformas a fin de preservar sus intereses y privilegios. El Estado Mexicano debe dejar claro, que utilizará todos los recursos a su alcance para evitar que esto suceda.

Hay también casos en que habiéndose logrado la aprobación de las reformas, se retrasan las decisiones de seguimiento. Las ambiciosas reformas de 2011 a la Ley de Competencia pusieron a México a la altura de las mejores prácticas internacionales en materia de investigación y sanción de prácticas monopólicas. Pero sigue pendiente la tarea de asegurar una instrumentación eficaz de las reformas, así como evitar un debilitamiento de las instituciones encargadas de aplicar la ley.

Lo mismo habrá que hacerse en el seguimiento de las reformas laboral y educativa, así como con todas las que hoy se proyectan como resultado del Pacto por México. También se nos pueden frustrar las mejores decisiones y las mejores propuestas de políticas públicas por la incapacidad del aparato público para su implementación. Por esto México debe fortalecer sus instituciones. En algunos rubros tiene instituciones de clase mundial y en algunos otros nuestras instituciones dejan mucho que desear. En materia institucional, hay que “emparejarse hacia arriba”.

Finalmente, el tema de la creación de consensos y las mayorías legislativas. Es muy importante tratar de generar consensos cuando ello es posible. Pero la experiencia internacional nos señala que hay que ser cuidadoso de no diluir la ambición, la sustancia y por ende el impacto de las propuestas legislativas, al tratar de ser incluyentes. Hay que proponer reformas claras y de alto impacto, aún cuando en algunas ocasiones no se logren por consenso. De otro modo, nos condenamos al mínimo común denominador y a leyes y regulaciones mediocres o malas, cuya discusión no se puede reabrir durante muchos años.

Las 13 decisiones anunciadas por el Presidente Enrique Peña Nieto durante su discurso de toma de posesión en Palacio Nacional, junto con el Pacto por México anunciado al día siguiente, constituyen una plataforma de lanzamiento de cambios estructurales que México no había tenido en su historia reciente. Esta agenda, estos compromisos, van muy en línea con lo que la OCDE ha identificado como mejores prácticas internacionales.

Nuestro apoyo a la transición política de México surge de un acuerdo con los tres principales partidos del país durante la época de la campaña. Tiene una secuencia lógica, de la cual este Seminario de hoy forma parte fundamental.

En primer lugar, quiero destacar la actitud, la disposición y la determinación del Presidente Peña Nieto y su equipo, quienes a pocos días de la declaración del Presidente Electo, recibieron y analizaron nuestras propuestas iniciales de políticas públicas y que antes de tomar posesión visitaron a la sede de la OCDE en París, en el contexto de su gira europea, para participar en un fructífero intercambio de varias horas con nuestros expertos y a presentar su proyecto de cambio para México en una Conferencia Magistral ante más de 700 representantes de la comunidad internacional.

Por otro lado, con objeto de apoyar a la nueva administración a diseñar e implementar las mejores políticas, estamos estableciendo una alianza estratégica entre México y la OCDE, mediante la firma de un Acuerdo de Cooperación, que nos permitirá fortalecer, programar y dar seguimiento a nuestra colaboración, y que formalizará la Declaración de Intenciones que suscribimos el entonces Presidente Electo, Enrique Peña Nieto y yo el 11 de septiembre pasado. Si bien la cooperación entre México y la OCDE, ha venido creciendo constantemente durante los últimos años, la firma de este acuerdo permitirá entrar a nueva etapa de colaboración reforzada.

Pero además hemos venido a hacer entrega de un estudio que realizó la OCDE sobre  la situación y la posición internacional de México en las principales áreas en donde la administración del Presidente Peña Nieto está visualizando la implementación de reformas.

El libro “Una Agenda Estratégica para las Reformas en México”, producido con el concurso de todas las áreas de la OCDE, fue coordinado por la Directora del Gabinete del Secretario General de la OCDE, Gabriela Ramos, y forma parte de una serie de esfuerzos con los que la Organización contribuye a identificar desafíos y soluciones en muchos de nuestros países miembros, sobre todo en aquellos que inician sus mandatos.

Para eso estamos aquí hoy. Para ayudar a México a fortalecer ese debate, convocando a los mejores expertos nacionales e internacionales a intercambiar visiones, ideas y propuestas con los miembros de la nueva administración. Para apoyar y contribuir al éxito del Pacto por México o como hicimos ayer al tener un diálogo con el poder Legislativo.

No pretendemos decirle a los mexicanos qué hacer con México. Lo que queremos es compartir con ustedes las mejores prácticas en el mundo sobre estos temas; así nos definía la entonces Presidente de Chile Michele Bachelet: como “la casa de las mejores prácticas”. Las definiciones de política, las decisiones últimas las tomarán los propios mexicanos: el gobierno, los legisladores, la sociedad entera.

Señor Presidente Peña Nieto, Señores Secretarios, Señoras y Señores:

Los países que más rápido han avanzado en su proceso de desarrollo son aquellos que han sabido identificar y aprovechar las oportunidades para el cambio. Hoy México tiene las condiciones económicas, el liderazgo ambicioso y decidido de su Presidente, un gabinete competente, un poder legislativo cada vez mejor preparado, más eclético y más dispuesto a pactar y el apoyo total de las principales organizaciones internacionales, como las nuestras, para impulsar las reformas que México necesita.

La mejor forma de  promover estos cambios es a través de un diálogo amplio, incluyente, sustentado en la pluralidad y el rigor técnico, fortalecido con la comparación internacional y las experiencias de otros países. Esperamos que este Foro provea estos elementos para ayudar a construir el México exitoso y próspero que merecen los mexicanos.

Cuente usted, Señor Presidente, con la OCDE y las otras organizaciones aquí presentes para mover a México, como usted dice, y para apoyar a su gobierno en el diseño, promoción, negociación y puesta en práctica de las mejores políticas para una vida mejor.

Muchas gracias.

 

 

 

 

Countries list

  • Afghanistan
  • Albania
  • Algeria
  • Andorra
  • Angola
  • Anguilla
  • Antigua and Barbuda
  • Argentina
  • Armenia
  • Aruba
  • Australia
  • Austria
  • Azerbaijan
  • Bahamas
  • Bahrain
  • Bangladesh
  • Barbados
  • Belarus
  • Belgium
  • Belize
  • Benin
  • Bermuda
  • Bhutan
  • Bolivia
  • Bosnia and Herzegovina
  • Botswana
  • Brazil
  • Brunei Darussalam
  • Bulgaria
  • Burkina Faso
  • Burundi
  • Cambodia
  • Cameroon
  • Canada
  • Cape Verde
  • Cayman Islands
  • Central African Republic
  • Chad
  • Chile
  • China (People’s Republic of)
  • Chinese Taipei
  • Colombia
  • Comoros
  • Congo
  • Cook Islands
  • Costa Rica
  • Croatia
  • Cuba
  • Cyprus
  • Czech Republic
  • Côte d'Ivoire
  • Democratic People's Republic of Korea
  • Democratic Republic of the Congo
  • Denmark
  • Djibouti
  • Dominica
  • Dominican Republic
  • Ecuador
  • Egypt
  • El Salvador
  • Equatorial Guinea
  • Eritrea
  • Estonia
  • Ethiopia
  • European Union
  • Faeroe Islands
  • Fiji
  • Finland
  • Former Yugoslav Republic of Macedonia (FYROM)
  • France
  • French Guiana
  • Gabon
  • Gambia
  • Georgia
  • Germany
  • Ghana
  • Gibraltar
  • Greece
  • Greenland
  • Grenada
  • Guatemala
  • Guernsey
  • Guinea
  • Guinea-Bissau
  • Guyana
  • Haiti
  • Honduras
  • Hong Kong, China
  • Hungary
  • Iceland
  • India
  • Indonesia
  • Iraq
  • Ireland
  • Islamic Republic of Iran
  • Isle of Man
  • Israel
  • Italy
  • Jamaica
  • Japan
  • Jersey
  • Jordan
  • Kazakhstan
  • Kenya
  • Kiribati
  • Korea
  • Kuwait
  • Kyrgyzstan
  • Lao People's Democratic Republic
  • Latvia
  • Lebanon
  • Lesotho
  • Liberia
  • Libya
  • Liechtenstein
  • Lithuania
  • Luxembourg
  • Macao (China)
  • Madagascar
  • Malawi
  • Malaysia
  • Maldives
  • Mali
  • Malta
  • Marshall Islands
  • Mauritania
  • Mauritius
  • Mayotte
  • Mexico
  • Micronesia (Federated States of)
  • Moldova
  • Monaco
  • Mongolia
  • Montenegro
  • Montserrat
  • Morocco
  • Mozambique
  • Myanmar
  • Namibia
  • Nauru
  • Nepal
  • Netherlands
  • Netherlands Antilles
  • New Zealand
  • Nicaragua
  • Niger
  • Nigeria
  • Niue
  • Norway
  • Oman
  • Pakistan
  • Palau
  • Palestinian Administered Areas
  • Panama
  • Papua New Guinea
  • Paraguay
  • Peru
  • Philippines
  • Poland
  • Portugal
  • Puerto Rico
  • Qatar
  • Romania
  • Russian Federation
  • Rwanda
  • Saint Helena
  • Saint Kitts and Nevis
  • Saint Lucia
  • Saint Vincent and the Grenadines
  • Samoa
  • San Marino
  • Sao Tome and Principe
  • Saudi Arabia
  • Senegal
  • Serbia
  • Serbia and Montenegro (pre-June 2006)
  • Seychelles
  • Sierra Leone
  • Singapore
  • Slovak Republic
  • Slovenia
  • Solomon Islands
  • Somalia
  • South Africa
  • South Sudan
  • Spain
  • Sri Lanka
  • Sudan
  • Suriname
  • Swaziland
  • Sweden
  • Switzerland
  • Syrian Arab Republic
  • Tajikistan
  • Tanzania
  • Thailand
  • Timor-Leste
  • Togo
  • Tokelau
  • Tonga
  • Trinidad and Tobago
  • Tunisia
  • Turkey
  • Turkmenistan
  • Turks and Caicos Islands
  • Tuvalu
  • Uganda
  • Ukraine
  • United Arab Emirates
  • United Kingdom
  • United States
  • United States Virgin Islands
  • Uruguay
  • Uzbekistan
  • Vanuatu
  • Venezuela
  • Vietnam
  • Virgin Islands (UK)
  • Wallis and Futuna Islands
  • Western Sahara
  • Yemen
  • Zambia
  • Zimbabwe