Internet

Mesa Redonda sobre Gobierno Digital y Competitividad Empresarial

 

Palabras de Angel Gurría,

Secretario General, OCDE

Cancún, México

21 de junio de 2016

(As prepared for delivery)

 

 

Dear Baroness Neville-Rolfe, Secretario Andrade, Señores Gobernadores de Colima y Jalisco, Subsecretaria Ruiz,

 

Es un gusto inaugurar esta Mesa Redonda sobre Gobierno Digital y Competitividad Empresarial en el marco de la Reunión Ministerial de la OCDE sobre la Economía Digital 2016 y como parte de las celebraciones del XX Aniversario del Centro de la OCDE para México y América Latina. Quiero agradecer a los representantes del Gobierno Federal y de los Gobiernos Locales aquí presentes, así como a la Baronesa Neville-Rolfe, por estar aquí para comentar el impacto del gobierno digital sobre la competitividad empresarial.

 

La revolución digital que estamos viviendo está transformando nuestras economías, nuestras sociedades y nuestras culturas. La información atraviesa fronteras a un ritmo y volumen sin precedentes, lo cual tiene un impacto profundo sobre una serie de aspectos fundamentales para la economía mundial como la innovación, el comercio, las cadenas de valor mundiales, las finanzas, entre muchas otras. En el ámbito personal, cada vez constatamos con mayor frecuencia que pocos aspectos de nuestras vidas permanecen ajenos a la digitalización.

 

Pero sacar el mayor provecho de esta realidad y canalizar los beneficios de la economía digital hacia el bienestar y la inclusión requiere de la colaboración de los ciudadanos, las empresas y los gobiernos. El desarrollo del gobierno digital es crucial para avanzar en este sentido. La utilización de tecnologías digitales puede ayudar a nuestros gobiernos a ser más eficaces y eficientes, más transparentes y confiables. Pero también les permite fomentar la competitividad empresarial y el emprendimiento.

 

El uso de tecnologías digitales entre los países de la OCDE se ha concentrado mayormente en la facilitación de trámites y servicios públicos para incrementar la competitividad empresarial por medio del gobierno electrónico. Por ejemplo, en el Reino Unido, la iniciativa reciente llamada “el Reto de los Trámites” (Red Tape Challenge) permitió incrementar la oferta en línea de trámites y servicios del gobierno. Esto benefició principalmente a las PYMES y fortaleció sus posibilidades de crecimiento e innovación. En Estados Unidos, diversas compañías están aprovechando los datos publicados por el sector público – por ejemplo por la Oficina de Patentes y Marcas Registradas – y cruzándola con otras bases de datos para desarrollar análisis de mercado más detallados que después pueden informar las decisiones de otras empresas.

 

México también ha comenzado a tomar medidas para transitar hacia un gobierno digital, a fin de promover una mayor eficiencia en el uso de recursos públicos, un gobierno más cercano al ciudadano, mayor competitividad para las empresas, y una economía más dinámica. El portal “gob.mx” lanzado por el Gobierno Federal es una muestra de los esfuerzos de México por contribuir a una economía digital que beneficie directamente a los ciudadanos.

 

La OCDE ha tenido la oportunidad de acompañar este esfuerzo, apoyando también iniciativas como el portal “tuempresa.gob.mx”, el cual facilita la apertura de empresas en línea. Este programa ha seguido evolucionando con la incorporación de las sociedades por acción simplificada. Con esta nueva forma de sociedad empresarial, los emprendedores mexicanos podrán abrir su negocio con un solo socio, y sin la necesidad de pasar por notarios. Nuestros trabajos con la CONAGO en mejora regulatoria y sobre Gobierno Abierto, que presentaremos más adelante, también están contribuyendo a mejorar los servicios de gobierno digital en México.

 

Sin embargo, es difícil sacar el mejor provecho del gobierno digital y transformarlo en mayor competitividad empresarial en un país con una brecha digital tan grande como la de México.

 

Sólo el 42% de los mexicanos utiliza el internet, frente a un promedio OCDE de 81%. Si bien entre los jóvenes de 16 a 24 años la situación mejora ligeramente, la brecha sigue siendo amplia: sólo el 70% de los jóvenes mexicanos utiliza el internet, muy por debajo del promedio OCDE de 96%. Otra diferencia reside en el acceso a informaciones de autoridades públicas por parte de empresas e individuos a través del gobierno digital. En promedio 83% de las empresas de la OCDE obtienen información o formularios de autoridades públicas utilizando servicios de e-gobierno, mientras que en México solo 73% de las empresas utilizan este servicio.

 

Las contrataciones electrónicas es otro de los servicios que ofrece el gobierno digital del cual México puede beneficiarse ya que facilita el acceso a licitaciones públicas y promueve la competencia. También puede reducir costos para el gobierno mediante la reducción de cargas administrativas.

 

Otro desafío importante para México es que un número mayor de gobiernos estatales y municipales se suban también al tren de la economía digital. Colima y Jalisco ya han dado pasos importantes en este sentido. Y nos da mucho gusto aprovechar esta ocasión para presentar el reporte de la OCDE sobre “Ahorros en Cargas Administrativas en Colima y Jalisco por la Ventanilla Única Nacional”.

 

De acuerdo con este estudio, la digitalización de los trámites municipales de apertura de empresa y de permisos de construcción, podrían generar ahorros de hasta 232 millones de pesos para los empresarios de Colima y Jalisco, lo cual representa el 65% de las cargas administrativas generadas por estos trámites. Estos ahorros se generarían a partir de las horas-persona liberadas por la realización de los trámites, como resultado de la simplificación de requisitos, la eliminación de etapas y la eliminación de tiempos de espera en oficinas de gobierno. Los invito a leer este estudio con calma, pues está lleno de conocimientos y experiencias interesantes que pueden replicarse en otros estados.

 

Señores y Señoras,

 

La economía digital no es el futuro; es el presente. Asumamos esta realidad. Gobernar es siempre un arte de adaptación y facilitación. Sigamos adelante y vayamos más lejos para seguir reduciendo la brecha digital y extendiendo las buenas prácticas de gobierno digital en México. ¡Cuenten con el apoyo de la OCDE para seguir diseñando mejores políticas digitales para mayor bienestar e inclusión! ¡Muchas gracias!