Share

Recomendación de la OCDE sobre Integridad Pública

La corrupción obstaculiza la productividad del sector público y privado. Perpetúa la desigualdad y la pobreza, afectando el bienestar y la distribución de los ingresos y socavando las oportunidades de participar por igual en la vida social, económica y política.

La integridad es esencial para construir instituciones sólidas y asegura a los ciudadanos que el gobierno está trabajando en su interés, no solo para unos pocos. La integridad no es solo una cuestión moral, también se trata de hacer las economías más productivas, los sectores públicos más eficientes, las sociedades y las economías más inclusivas. Se trata de restablecer la confianza, no solo confiar en el gobierno, sino confiar en las instituciones públicas, los reguladores, los bancos y las empresas.

En 2017, la OCDE adoptó una nueva Recomendación sobre Integridad Pública. Descargue el folleto con el texto de la recomendación en los siguientes idiomas:

DownloadALEMÁN    DownloadESPAÑOL    DownloadINGLÉS    DownloadPORTUGUÉS (BR)
             
 DownloadCHINO    DownloadFRANCÉS    DownloadJAPONÉS    DownloadRUSO
             
 DownloadCOREANO    DownloadGRIEGO   DownloadPOLACO    DownloadTAILANDÉS

 

3 pilares para la integridad

La Recomendación de la OCDE sobre Integridad Pública proporciona a los responsables de las políticas un guía para el diseño de una estrategia de integridad pública. Cambia el enfoque de las políticas de integridad ad hoc a un enfoque integral basado en el riesgo con énfasis en la promoción de una cultura de integridad. Se basa en 3 pilares:

Sistema

Cultura

  Captura de politicas 

Tener un sistema
para reducir las oportunidades
por comportamiento corrupto

  Cambiando una cultura 
para hacer que la corrupción
sea inaceptable socialmente 
 

Haciendo que la gente
sea responsable de
sus acciones

3 áreas de enfoque

Al abordar los problemas de corrupción, 3 áreas necesitan un enfoque particular:

Captura de políticas

Las políticas públicas son el centro de la relación entre los ciudadanos y los gobiernos, y determinan la calidad de la vida cotidiana de los ciudadanos. La captura de políticas, donde las decisiones públicas sobre las políticas se dirigen lejos del interés público hacia un interés especial, puede exacerbar las desigualdades y socavar los valores democráticos, el crecimiento económico y la confianza en el gobierno. El Marco de la OCDE para prevenir la captura de políticas presenta mecanismos para privilegiar el interés público mediante la participación de las partes interesadas, asegurando la transparencia, promoviendo la rendición de cuentas y mejorando las políticas de integridad organizacional.

Contratación pública

La contratación pública sigue siendo una fuente sin explotar de prosperidad económica y social. Representa el 13% del PIB en los países de la OCDE y 1/3 del gasto gubernamental total, pero sigue siendo en gran medida burocrática, ineficiente y altamente vulnerable a la corrupción. La Recomendación de la OCDE sobre Contratación Pública describe los principios y mecanismos para garantizar la integridad y frenar la corrupción en las compras públicas (integridad, transparencia, participación de los interesados, accesibilidad, compras electrónicas, y supervisión y control).

Infraestructura pública

La infraestructura pública, especialmente los proyectos a gran escala, son particularmente vulnerables a la corrupción y la mala gestión. Los excesos presupuestarios, las demoras y los elefantes blancos son comunes. Sin embargo, la infraestructura pública también presenta una oportunidad para que el gobierno muestre integridad y mejore la confianza de los ciudadanos. Los gobiernos pueden aprovechar estos grandes eventos e inversiones mediante la aplicación del Marco de integridad de la OCDE para la infraestructura pública y demostrar que los proyectos de infraestructura pueden ser productivos, transparentes y libres de corrupción.

Definición de Integridad Pública

La integridad pública se refiere a la alineación consistente y la adhesión a valores, principios y normas éticos compartidos para mantener y priorizar el interés público sobre los intereses privados en el sector público.

Nota:
Esta recomendación actualiza y reemplaza la Recomendación de la OCDE de 1998 sobre la Mejora de la Conducta Ética en el Servicio Público,para responder a los cambios de contexto y tener en cuenta las nuevas pruebas en el campo de la integridad. La Recomendación se redactó en consulta con muchas partes interesadas. Se realizó una consulta pública. Puede acceder al Resumen conciso de los comentarios recibidos y a la Compilación de todos los comentarios recibidos..

El texto completo de la Recomendación del Consejo sobre Integridad Pública está disponible en la base de datos de instrumentos legales de la OCDE donde también puede encontrar información adicional y actualizaciones futuras.