Secrétaire général

La OCDE a los 50: Cinco décadas de contribución al desarrollo y a la cooperación económica internacional

 

Palabras de Angel Gurría, Secretario General de la OCDE, durante un seminario con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)

 

Madrid, 4 de mayo de 2011
(Como fue preparado para su presentación)

Estimada Secretaria de Estado; querida Embajadora Narbona; amigas y amigos.
Es un privilegio estar con ustedes. La AECID y este seminario nos ofrecen un marco excepcional para reflexionar sobre cuál ha sido la contribución de la OCDE al desarrollo durante el pasado medio siglo, cuáles son los retos a los que la cooperación se enfrenta hoy, y cómo podemos seguir trabajando juntos para alcanzar los objetivos que nos hemos fijado.


La OCDE y la cooperación al desarrollo: mucho más que ayuda

Sé que entre el público que nos acompaña se encuentran muchos profesionales de la cooperación, tanto personal de la propia Agencia como compañeros del mundo académico y representantes de la sociedad civil. Estoy seguro de que para la mayoría de ustedes las siglas OCDE evocan análisis macroeconómico, cifras de crecimiento y tecnocracia propia de lo que se conocen como Instituciones Financieras Internacionales.

En cambio, si les hablo del DAC (lo que en España conocen como CAD, o Comité de Ayuda al Desarrollo), la imagen que se les vendrá a la cabeza será una muy distinta: monitoreo de los flujos de ayuda, evaluación de las políticas de desarrollo y coordinación de la cooperación.

Pues bien, permítanme que les diga que eso es precisamente la OCDE: un punto de encuentro y de diálogo en el que, a través del intercambio de experiencias y la identificación de buenas prácticas, los gobiernos dan respuestas a los retos económicos y sociales.

Pero nuestra contribución al desarrollo va mucho más allá y no se limita solamente a la coherencia de la ayuda. Si les menciono las siglas PISA sé que todos ustedes sabrán de qué les hablo. Y más de uno se sorprenderá al escuchar que este estudio, que  hoy por hoy constituye la principal referencia  para evaluar la calidad de la enseñanza secundaria a nivel mundial y mejorar nuestros sistemas educativos, es una iniciativa 100% OCDE. ¿Y qué mejor inversión en desarrollo existe que la educación de nuestros jóvenes?

Así pues, me gustaría recalcar que en 2011 no sólo celebramos 50 años de contribución de la OCDE a la cooperación con iniciativas concretas como la Declaración de París o el informe Shaping the 21st Century, que ya a mediados de los 90 puso por primera vez sobre la mesa la idea de lanzar lo que posteriormente serían los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Nuestra actividad en prácticamente todos los ámbitos de las políticas públicas, desde el empleo al comercio, pasando por la gobernabilidad y muchas otras, es desarrollo y contribuye al desarrollo. Por ejemplo, en los 70 fuimos pioneros en la lucha contra el cambio climático, acuñando el principio de “el que contamina paga” (polluter pays principle). Y en los 80 comenzamos a combatir los paraísos fiscales, mucho antes que el G20 los pusiera en el punto de mira de la acción internacional como consecuencia de la crisis financiera.

Para nosotros esto es desarrollo: reconocer la importancia de la ayuda y la cooperación, pero ir más allá, promoviendo el desarrollo en todos los ámbitos en los que trabajamos.


La cooperación al desarrollo en un mundo cambiante

Pese a los logros de los últimos 50 años, aún nos queda mucho por hacer. En especial en un contexto como el actual, en el que asistimos a un nuevo mapa de la cooperación internacional y es necesario revisitar nuestros paradigmas tradicionales de desarrollo.

Las transformaciones de la economía global y la emergencia de nuevos actores también se están viendo reflejadas en el terreno de la cooperación. Se estima que las economías emergentes han multiplicado por 100 su ayuda al desarrollo en los últimos 20 años, hasta llegar a un volumen cercano al 15% de la ayuda del CAD en la actualidad. 

Más allá de la cooperación sur-sur, los intercambios comerciales entre las regiones emergentes y en desarrollo se están multiplicando a un ritmo frenético. China es ya el principal socio comercial de Brasil, India y Sudáfrica, y las multinacionales asiáticas se sitúan entre los principales inversores en América Latina y el África Subsahariana. 

También es innegable que si el número de personas que vive con menos de un dólar al día se ha reducido una cuarta parte desde el año 1990—o lo que es lo mismo: aproximadamente 500 millones de personas han salido de la pobreza extrema—ello se debe a países como China, donde se ha producido hasta el 90% de este avance.  Este éxito pone sobre la mesa el debate sobre la existencia de diferentes modelos de desarrollo. Pero también nos dice que el tema de la pobreza no puede enfocarse sólo al caso de China.

Desde la OCDE venimos analizando estas tendencias y somos conscientes de que las políticas de desarrollo necesitan dar cabida a estos nuevos actores clave para la cooperación, ya sean países emergentes, agentes no gubernamentales como las grandes fundaciones o mecanismos multilaterales de financiación público-privada.

Por eso creemos que la arquitectura global de la cooperación debe adaptarse a estas nuevas circunstancias y reflejar, desde el firme compromiso con los retos de nuestro tiempo, esta realidad cambiante.

Si hay algo que la crisis económica nos mostró es que podemos trabajar juntos cuando percibimos una amenaza seria que pone en riesgo los fundamentos de nuestro sistema. ¿Y qué mayor amenaza existe para el género y la razón humanas que el hecho de que un niño muera cada tres segundos por enfermedades que podrían ser fácilmente tratadas, o que el riesgo de que una mujer subsahariana muera de complicaciones relacionadas con el embarazo o el parto sea 138 veces superior al de una mujer de un país de la OCDE?


Cómo puede ayudar la OCDE

Me gustaría señalar tres áreas concretas en las que la OCDE trabajará para continuar contribuyendo a mejorar las políticas de desarrollo.

En primer lugar, seguiremos comprometidos nuestra labor de monitoreo de los flujos de la cooperación, para garantizar que incluso en épocas de rigor presupuestario y consolidación fiscal nuestros países mantengan sus compromisos.

Ciertamente, hay que felicitar a España, que fue el país de la OCDE que más aumentó su ayuda en relación al PIB entre 2004 y 2009, y que ha incorporado a sus políticas las recomendaciones del CAD para mejorar la eficacia y la calidad de la ayuda. No obstante, nuestras estimaciones apuntan a que de un ritmo de crecimiento de la ayuda de entre el 6 y el 8% anual en los últimos tres años, pasaremos al 2% de aquí al 2013. La situación puede ser aún más alarmante en el caso de África, donde la ayuda podría crecer tan sólo un 1%, frente a las tasas del 13% que hemos venido registrando recientemente.  Nuestro deber es sacar a  la luz estos números e instar a los gobiernos a cumplir sus promesas.

En segundo lugar, y no menos importante, seguiremos comprometidos con la calidad de esa cooperación. Apostaremos por la eficacia y trabajaremos para que foros multilaterales como el próximo encuentro de Busán profundicen en el objetivo de dotar al nuevo mapa de la cooperación de mayor coherencia.

Aquí será fundamental aprovechar y orquestar al máximo todos recursos posibles, internos y externos, públicos y privados. Nuestro estrecho trabajo en el Plan de Acción de Desarrollo del G20 y nuestro liderazgo en muchos de los pilares y grupos de trabajo también apunta en esta dirección, permitiéndonos al mismo tiempo explorar nuevas vías de colaboración con las principales economías emergentes.

Por último, trabajaremos activamente en sentar las bases de una nueva estrategia de desarrollo que permita reorientar las políticas globales hacia los retos que plantea el actual contexto mundial y las necesidades de los países de bajo y medio ingreso.

En este sentido, nos proponemos poner la incesante actividad de nuestros más de 200 comités y grupos de trabajo especializados al servicio de la identificación de buenas prácticas que generan desarrollo en todos los ámbitos de las políticas públicas. El intercambio de experiencias puede y debe constituir la base para generar acuerdos, compromisos y estándares internacionales que fijen un marco más justo para que todos los países se beneficien por igual de las ventajas derivadas de la globalización.

La mejor prueba de este compromiso es que nuestra próxima reunión Ministerial, que tendrá lugar a finales de este mes en París bajo la presidencia de la Secretaria de Estado Norteamericano Hillary Clinton y a la que asistirán cerca de 20 Jefes de Estado y de Gobierno y más de medio centenar de Ministros, ha puesto la discusión de esta nueva estrategia en el centro de la agenda.

La Ministerial debatirá cómo podemos promover un desarrollo más incluyente que integre diferentes perspectivas y promueva nuevas alianzas. Las cuatro áreas prioritarias que hemos identificado y que debatiremos serán: (i) la apuesta por nuevas fuentes de crecimiento basadas en la innovación y el respeto por el medioambiente; (ii) la movilización de recursos domésticos a través de sistemas fiscales efectivos y justos; (iii) el apoyo decidido a la transparencia y el buen gobierno; y (iv) el desarrollo de indicadores que nos permitan medir el progreso más allá los parámetros tradicionales, teniendo en cuenta dimensiones como la generación de oportunidades, la igualdad de género y la calidad de vida. Por supuesto, también prestaremos especial atención a la seguridad alimentaria.

Queridas amigas y amigos,
Cooperación y Desarrollo no sólo forman parte de nuestras siglas. Fueron las piedras angulares sobre las que se estableció la OCDE en 1961, a partir del legado de la Organización para la Cooperación Económica Europea), encargada de administrar el Plan Marshall para la reconstrucción de la Europa de postguerra.

Este espíritu de diálogo multilateral es el que nos anima a encarar los próximos 50 años con la ilusión del primer día, conscientes de lo mucho que se ha conseguido pero de la enorme tarea que tenemos por delante.
Muchas gracias.

 

 

 

Also Available

Countries list

  • Afghanistan
  • Afrique du Sud
  • Albanie
  • Algérie
  • Allemagne
  • Andorre
  • Angola
  • Anguilla
  • Antigua-et-Barbuda
  • Antilles Néerlandaises
  • Arabie Saoudite
  • Argentine
  • Arménie
  • Aruba
  • Australie
  • Autorité Nationale Palestinienne
  • Autriche
  • Azerbaïdjan
  • Bahamas
  • Bahreïn
  • Bangladesh
  • Barbade
  • Belgique
  • Belize
  • Bermudes
  • Bhoutan
  • Bolivie
  • Bosnie-Herzégovine
  • Botswana
  • Brunéi Darussalam
  • Brésil
  • Bulgarie
  • Burkina Faso
  • Burundi
  • Bélarus
  • Bénin
  • Cambodge
  • Cameroun
  • Canada
  • Cap-Vert
  • Caïmanes, Îles
  • Centrafricaine, République
  • Chili
  • Chine (République populaire de)
  • Chypre
  • Colombie
  • Comores
  • Congo, La République Démocratique du
  • Corée
  • Corée, République Populaire Démocratique de
  • Costa Rica
  • Croatie
  • Cuba
  • Côte D'ivoire
  • Danemark
  • Djibouti
  • Dominicaine, République
  • Dominique
  • Egypte
  • El Salvador
  • Emirats Arabes Unis
  • Equateur
  • Erythrée
  • Espagne
  • Estonie
  • Etats Fédérés de Micronésie
  • Etats-Unis
  • Ethiopie
  • ex-République yougouslave de Macédoine (ERYM)
  • Fidji
  • Finlande
  • France
  • Gabon
  • Gambie
  • Ghana
  • Gibraltar
  • Grenade
  • Groenland
  • Grèce
  • Guatemala
  • Guernesey
  • Guinée Équatoriale
  • Guinée-Bissau
  • Guinéee
  • Guyana
  • Guyane Française
  • Géorgie
  • Haïti
  • Honduras
  • Hong Kong, Chine
  • Hongrie
  • Ile de Man
  • Ile Maurice
  • Iles Cook
  • Iles Féroé
  • Iles Marshall
  • Iles Vierges Britanniques
  • Iles Vierges des États-Unis
  • Inde
  • Indonésie
  • Iraq
  • Irlande
  • Islande
  • Israël
  • Italie
  • Jamaïque
  • Japon
  • Jersey
  • Jordanie
  • Kazakstan
  • Kenya
  • Kirghizistan
  • Kiribati
  • Koweït
  • l'Union européenne
  • Lao, République Démocratique Populaire
  • le Taipei chinois
  • Lesotho
  • Lettonie
  • Liban
  • Libye
  • Libéria
  • Liechtenstein
  • Lituanie
  • Luxembourg
  • Macao
  • Madagascar
  • Malaisie
  • Malawi
  • Maldives
  • Mali
  • Malte
  • Maroc
  • Mauritanie
  • Mayotte
  • Mexique
  • Moldova
  • Monaco
  • Mongolie
  • Montserrat
  • Monténégro
  • Mozambique
  • Myanmar
  • Namibie
  • Nauru
  • Nicaragua
  • Niger
  • Nigéria
  • Nioué
  • Norvège
  • Nouvelle-Zélande
  • Népal
  • Oman
  • Ouganda
  • Ouzbékistan
  • Pakistan
  • Palaos
  • Panama
  • Papouasie-Nouvelle-Guinée
  • Paraguay
  • Pays-Bas
  • Philippines
  • Pologne
  • Porto Rico
  • Portugal
  • Pérou
  • Qatar
  • Roumanie
  • Royaume-Uni
  • Russie, Fédération de
  • Rwanda
  • République du Congo
  • République Islamique d' Iran
  • République Tchèque
  • Sahara Occidental
  • Saint-Kitts-et-Nevis
  • Saint-Marin
  • Saint-Vincent-et-les Grenadines
  • Sainte-Hélène
  • Sainte-Lucie
  • Salomon, Îles
  • Samoa
  • Sao Tomé-et-Principe
  • Serbie
  • Serbie et Monténégro (avant juin 2006)
  • Seychelles
  • Sierra Leone
  • Singapour
  • Slovaquie
  • Slovénie
  • Somalie
  • Soudan
  • Soudan du Sud
  • Sri Lanka
  • Suisse
  • Suriname
  • Suède
  • Swaziland
  • Syrienne, République Arabe
  • Sénégal
  • Tadjikistan
  • Tanzanie
  • Tchad
  • Thaïlande
  • Timor-Leste (Timor Oriental)
  • Togo
  • Tokelau
  • Tonga
  • Trinité-et-Tobago
  • Tunisie
  • Turkménistan
  • Turks et Caïques, Îles
  • Turquie
  • Tuvalu
  • Ukraine
  • Uruguay
  • Vanuatu
  • Venezuela
  • Viêt Nam
  • Wallis et Futuna
  • Yémen
  • Zambie
  • Zimbabwe
  • Topics list