Inclusive societies and development

Proyecto Inclusión Juvenil - Inga Spînu

 

Inga Spînu

“En cinco años me gustaría haber terminado mi doctorado y tener un camino claro para convertirme en juez.”


Inga Spînu, 35, Moldova

 

Me considero muy afortunada de poder hacer ambas cosas, continuar con mi carrera y dedicarme a la maternidad. La única forma en que puedo hacerlo es con el apoyo de la familia. Mi esposo y yo tenemos un hijo de dos años y, desde junio de 2016, trabajo tiempo completo en un instituto de justicia. Crecí en un pequeño pueblo a 75 km de Chisinau. Mi madre pasa la semana con nosotros para cuidar a mi hijo mientras trabajo. Él va al nido, pero sale temprano y a menudo está enfermo. Así que confío en mi madre para llenar los vacíos. Aquí no hay guarderías y la atención en el hogar es demasiado costosa.

Mi esposo también es muy solidario. Cuando comencé la maestría en derecho, mi hijo tenía solo tres meses. Afortunadamente, el programa fue de noche, lo que facilitó estar con él durante el día. Pero mi esposo solía llevar a nuestro hijo a la escuela. Esto ayudó a que no tuviera que elegir entre mi educación y ser madre. Me alegra que él y yo planeáramos juntos tener un hijo y que mis estudios y planes de carrera siempre fueran tomados en cuenta.

De hecho, me preocupa que muchos jóvenes de ahora no reciban suficiente información correcta sobre tener bebés y la planificación familiar de parte de sus padres. No obtienen nada de la escuela y muchos de ellos recurren a Internet, pero eso no es una solución. La educación sexual es necesaria en la escuela. Teniendo en cuenta qué y cómo se enseñan a los jóvenes. En la actualidad, se escucha mucho sobre la protección, que ofrece a los jóvenes incentivos para tener más y más relaciones sexuales. La educación sexual necesita ayudar a los jóvenes a desarrollarse emocional y psicológicamente para estar listos para la relación. Los niños pueden ser muy agresivos y las niñas deben aprender a decir que no.

Planeo regresar a la universidad para obtener un doctorado. Tener una familia y un niño me ha ayudado a darme cuenta de lo que es importante en la vida. Es un trabajo duro, pero en lugar de frenarme, me motiva a tener un buen desempeño y luchar por más.

 

Conozca más sobre el trabajo del Proyecto de Inclusión Juvenil en Moldavia




 Regresar a la página principal del proyecto Inclusion Juvenil 

 

Related Documents

 

Also AvailableEgalement disponible(s)