Inclusive societies and development

Proyecto Inclusión Juvenil - Daniel Cojocari

 

¡He tenido mucha suerte de encontrar un trabajo que me gusta!”

 

Daniel Cojocari, 23, a 40 km de Chisinau, Moldavia

 

Mi nombre es Daniel. Mi madre es ama de casa y vive en un pueblo cerca de Chisinau. Mi padre trabaja en el área de la construcción en Francia, y tengo un hermano. Actualmente curso un pregrado en informática y cinética y también trabajo. Estoy inscrito en un programa académico especial que me permite tener un trabajo en paralelo. Muchos de mis amigos siguen este tipo de programas, que son más baratos que los tradicionales. Creo que tener un título es una ventaja real para encontrar trabajo, pero el conocimiento práctico es incluso más importante. Es por eso que me gustaría obtener una pasantía en el sector informático. Pero sin contactos, es muy difícil obtener incluso una pasantía sin sueldo en Moldavia.

Antes de estudiar, trabajé en el área de la construcción durante un año y medio en Francia. Mi madre no quería que fuera al extranjero, especialmente en esta industria, pero no tenía otra opción. Necesitaba el dinero. Fue difícil, no conocía a nadie, ni tenía un lugar para vivir y el trabajo era muy difícil. Durante ese tiempo, me di cuenta de que ganar dinero no era suficiente. No estaba creciendo como persona ni estaba logrando todo mi potencial. Quería una vida mejor, más allá de ganar dinero, así que decidí regresar a Moldavia.

En lugar de irme muy lejos como muchos de mis amigos, comencé a ofrecerme como voluntario para el Consejo Nacional de la Juventud (NYC) aquí. Mis padres no estaban contentos de que trabajara sin paga. Disfruté trabajando para la NYC, organizando conferencias y conduciendo varios proyectos y estudios sobre educación, empleo, pero también salud. Por ejemplo, los jóvenes no saben nada sobre salud sexual y reproductiva (SSR). Hablar de SSR es tabú en Moldavia. Los jóvenes no conocen los centros de salud disponibles para ellos. Incluso yo sólo me enteré cuando salí de mi aldea e hice un estudio sobre el tema.

El mercado laboral en Moldavia es muy difícil para los jóvenes. NYC eventualmente me ofreció un trabajo a tiempo parcial, luego un trabajo de tiempo completo, ya que no pude continuar como voluntario. El sistema educativo proporciona títulos pero no necesariamente las habilidades o conocimientos adecuados. Es triste decirlo, pero parece que para un puesto vacante los adultos siempre tendrán preferencia sobre los jóvenes. Me siento afortunado de haber encontrado un trabajo que me gusta.

 

Más información sobre el proyecto Inclusión juvenil en Moldavia

 

 


Regresar a la página principal del proyecto Inclusion Juvenil 

 

Related Documents

 

Also AvailableEgalement disponible(s)