Development Centre

Las políticas que fomentan una mayor integración de los trabajadores inmigrantes podrían mejorar su contribución a la economía costarricense, según el nuevo informe del Centro de Desarrollo OIT-OCDE

 

San José, 30 de julio de 2018 - Costa Rica es uno de los pocos países de inmigración neta en la región de América Latina y el Caribe. En 2015, casi una de cada diez personas en el país nació en el extranjero. Las políticas nacionales de inmigración se basan en la protección de los derechos humanos de los inmigrantes y están enmarcadas en la Ley General de Migración de 2010. Uno de los objetivos de esta ley es promover políticas que mejoren la contribución de la inmigración al desarrollo nacional, pero la evidencia empírica sobre el efecto de los inmigrantes en la economía de Costa Rica ha sido insuficiente. El informe conjunto del Centro de Desarrollo de la OCDE y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Cómo los inmigrantes contribuyen a la economía de Costa Rica, ofrece nueva evidencia y hace recomendaciones de política para mejorar esa contribución al desarrollo.

 

El estudio proporciona un análisis sin precedentes de la contribución de los trabajadores inmigrantes en tres áreas de la economía costarricense: mercado laboral, crecimiento económico y finanzas públicas.

 

El informe muestra que los inmigrantes en Costa Rica participan más en el mercado laboral, tienen una tasa más alta de empleo y tienen más probabilidades de ser trabajadores asalariados que los nacidos en el país. Sin embargo, también se enfrentan a varios desafíos, como salarios más bajos, horarios de trabajo más largos y tienen más probabilidades de estar sobre-calificados para sus trabajos. En promedio, el ingreso laboral de la población nacida en el extranjero es un 15% inferior al de la población nativa. Los inmigrantes en Costa Rica son más propensos a trabajar en ocupaciones elementales y tienen, en promedio, un nivel de educación más bajo que los nativos.

 

El análisis también evalúa si la presencia de trabajadores nacidos en el extranjero ha beneficiado o perjudicado las oportunidades de empleo de los trabajadores nativos. Sugiere que la inmigración puede reducir las oportunidades de empleo de los trabajadores nativos a través de una mayor competencia, pero no afecta sus salarios. Si bien los inmigrantes compiten con la población nativa por trabajos similares, también pueden complementar la fuerza laboral nacida en el país. Por ejemplo, la inmigración parece tener un impacto positivo en la participación laboral de mujeres nativas altamente calificadas: la contratación de mujeres nicaragüenses en su región para tareas domésticas les permite unirse al mercado laboral y contribuir al crecimiento económico de Costa Rica.

 

Se estima que los trabajadores inmigrantes contribuyen entre el 11% y el 12% del PIB, por debajo de su participación en el empleo (14,3% en 2011), pero por encima de su participación en la población (9,1%). Esto refleja su mayor participación en la fuerza de trabajo y una mayor participación en la población en edad de trabajar, pero también su sobrerrepresentación en sectores con un valor agregado relativamente bajo, como la construcción, la agricultura y la pesca, y los hoteles y restaurantes.

 

Según el informe, en 2013, el último año para el que hay datos disponibles, el impacto fiscal neto tanto para los inmigrantes como para la población nativa fue negativo, pero fue mayor para los inmigrantes. El gasto público fue similar para inmigrantes y nativos, pero las contribuciones fiscales de los inmigrantes en impuestos sobre bienes y servicios y seguridad social fueron menores.

 

Recomendaciones de política

 

El informe propone varias acciones para mejorar las políticas existentes y potenciar aún más la contribución económica de los inmigrantes:

 

• Asegurar las condiciones necesarias para que tanto inmigrantes como nativos, puedan buscar oportunidades de empleo. Para abordar las necesidades de las personas posiblemente afectadas por la inmigración, los responsables de las políticas podrían considerar un mecanismo para capacitar a los trabajadores que no dañe a los inmigrantes.

• Fortalecer la implementación de las políticas educativas existentes. El gobierno de Costa Rica ha realizado importantes esfuerzos para aumentar la matrícula en educación en los últimos años. El país necesita mantener estos esfuerzos e integrar a más inmigrantes e hijos de inmigrantes en estas políticas.

• Proteger los derechos de los inmigrantes. Reforzar los derechos de los inmigrantes y garantizar el acceso de facto a los servicios públicos. Proteger los derechos laborales y promover un ambiente de trabajo seguro para todos los trabajadores, especialmente aquellos en empleos vulnerables.

• Las políticas sectoriales no migratorias pueden ayudar a maximizar la contribución económica de la inmigración. Es importante tener en cuenta la inmigración al diseñar políticas sectorialespor ejemplo sobre protección social o mercado de trabajo, y mejorar la coordinación entre los ministerios a fin de alcanzar objetivos de políticas coherentes.

• Recopilar y analizar sistemáticamente datos sobre la migración, para informar a los responsables de las políticas sobre el progreso y supervisar las brechas en la integración.

 

 

Contextualización

La proporción de inmigrantes en la población costarricense ha aumentado significativamente en los últimos 30 años. Según el último censo, el 9,1% de los habitantes nació en el extranjero, más del doble que en 1984. Si bien la mayoría de ellos proviene de Nicaragua, diversos factores económicos y políticos también han estimulado una importante inmigración proveniente de Colombia, Panamá y Estados Unidos. La política de inmigración de Costa Rica tiene sus raíces en el principio de protección de los derechos humanos, actualizado por última vez con la Ley General de Migración de 2010.

 

Contactos de prensa: para obtener más información, obtener una copia del informe o solicitar una entrevista, se invita a los periodistas a comunicarse con:

• Alely Pinto (pinto@ilo.org) en la Oficina de la OIT en San José o Luis Cordova (cordova@ilo.org) en la Oficina de la OIT en Perú

• Bochra Kriout (bochra.kriout@oecd.org; Tel: +33 (0) 1 45 24 82 96) en la Oficina de Prensa del Centro de Desarrollo de la OCDE

 

 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cómo los inmigrantes contribuyen a la economía de Costa Rica es parte de la Organización Internacional del Trabajo - Proyecto comparativo del Centro de Desarrollo de la OCDE sobre Evaluación de la Contribución Económica de la Migración Laboral en Países en Desarrollo como Países de Destino cofinanciados por la Unión Europea. Los otros nueve países cubiertos por el proyecto son: Argentina, Costa de Marfil, República Dominicana, Kirguistán, Ghana, Nepal, Ruanda, Sudáfrica y Tailandia.

Obtenga más información sobre el proyecto: http://www.oecd.org/dev/migration-development/eclm.htm y http://www.ilo.org/eclm .

 

Related Documents