Paraguay

El Centro de Desarrollo de la OCDE identifica reformas en gobernanza pública, protección social, salud y educación como prioridades para el desarrollo inclusivo de Paraguay

 

Asunción, 3 de julio de 2018 - Paraguay ambiciona llegar a ser un país próspero e inclusivo en 2030, con un Estado democrático, solidario, transparente y que promueva la igualdad de oportunidades. El crecimiento económico y la estabilidad macroeconómica alcanzados en los últimos 15 años constituyen un gran logro y un ingrediente fundamental para el progreso del bienestar ciudadano. Para avanzar en la senda que se ha trazado, Paraguay necesita mantener el espíritu reformista que lo ha caracterizado.

De acuerdo a los dos primeros volúmenes del Estudio Multidimensional de Paraguay del Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) presentados hoy en Asunción, para cumplir con sus objetivos de desarrollo inclusivo, el país necesita reformas en gobernanza pública, protección social, salud y educación. Éstas son necesarias para afrontar el reto de poner al país en una senda de desarrollo más inclusiva, que pueda reducir las desigualdades existentes en el país.

El primer volumen del Estudio Multidimensional de Paraguay realiza un diagnóstico global del desarrollo del país. El informe saluda el buen desempeño del crecimiento económico del país y los niveles de estabilidad macroeconómica logrados, así como los esfuerzos realizados en política social que han puesto Paraguay en camino para la eliminación de la pobreza extrema. Según este informe, el país debe afrontar dos tareas clave. Primero, apuntalar las bases de un crecimiento económico sostenible en el mediano plazo, basado en la transformación de la estructura productiva del país. Segundo, progresar hacia un patrón de desarrollo más inclusivo, en el que ingresos, servicios públicos y oportunidades estén mejor repartidos entre los territorios y los ciudadanos. Para ello Paraguay debe hacer frente a siete obstáculos. Es necesario colmar la brecha de infraestructura para potenciar la inversión, adoptar un enfoque sistémico de la reforma educativa, reforzar la gobernanza pública, desatar fuentes de financiamiento del desarrollo, hacer frente a la informalidad, diseñar políticas públicas con un enfoque territorial y reforzar el sistema estadístico.

Según el segundo volumen del Estudio Multidimensional, para situar al país en una senda de desarrollo más inclusiva, Paraguay necesita reformas sistémicas en protección social y salud, y un enfoque global del sistema de educación. El país ha realizado importantes avances en la cobertura de protección social, especialmente en pensiones y programas contra la pobreza, y en acceso a salud y educación básica. Tanto el sistema de protección social como el sistema de salud adolecen de una gran fragmentación, que limita su eficacia. Para cubrir el conjunto de la población con protección social, es necesario redoblar esfuerzos para ampliar la cobertura de programas de transferencias, así como fomentar la inclusión de trabajadores independientes en el sistema contributivo. En el área de salud, establecer las condiciones para el funcionamiento integrado del sistema de salud y remplazar el gasto de bolsillo por modos de financiamiento mancomunados son prioridades a considerar. En cuanto a la necesaria reforma educativa, ésta debería incluir entre otros elementos acciones específicas para apoyar a los alumnos y que se mantengan en la escuela, políticas focalizadas en los docentes para aumentar la calidad de la educación, y un enfoque que considere las competencias requeridas por la economía y la sociedad.

 


 

Para obtener más información sobre los Estudios Multidimensionales de País de la OCDE (MDCR), visite: http://www.oecd.org/development/mdcr/.

 

Para solicitar una entrevista o una copia del informe, se invita a los periodistas a ponerse en contacto con Juan de Laiglesia (jr.delaiglesia@oecd.org; +33 6 46 67 14 65) y Nathalia Montoya (nathalia.montoyagonzalez@oecd.org; +33 1 45 24 83 83).

 

Paraguay inició en 2016 un proceso de acercamiento a los estándares de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Este proceso busca impulsar la inserción del país en el mundo y beneficiarse de las buenas prácticas que la OCDE identifica en un amplio abanico de políticas públicas. Paraguay es miembro del Centro de Desarrollo de la OCDE desde marzo de 2017 y ha entablado cooperaciones con otras instancias de la OCDE.

 

Related Documents