Ceremonia de entrega de la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil

 

Palabras de Angel Gurría
Secretario General, OCDE

Madrid,
27 de octubre de 2014

Querido Ministro, Señores Ministros, Señores Embajadores, amigas y amigos:


Es un honor recibir la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil. Quisiera agradecer al Ministro García-Margallo y al Gobierno de España por este importante reconocimiento. Me siento muy afortunado por recibir esta distinción acompañado por mi esposa Lulu y por los muchos, buenos amigos que tengo en este país. ¡Gracias por estar con nosotros en este día tan especial!

Por cierto, quiero felicitar a nuestro anfitrión por el más reciente éxito de la diplomacia española: su entrada en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para el próximo bienio. Ello dará mayor proyección a los valores de democracia, solidaridad y cooperación que caracterizan al pueblo español y a su política exterior.

Permítanme ahora aprovechar esta ocasión para evocar mi relación con España y mi entrañable cariño por este país.

Teniendo un apellido paterno como Gurría y un materno como Treviño, uno ya se siente en casa, ya sea en el País Vasco o en Castilla y León. Como todo mexicano, me he nutrido del mestizaje, esa única, dramática, violenta, fértil, sísmica e inigualable fusión del mundo prehispánico con el mundo español. También llevo en mí parte del conocimiento, la solidaridad y la esperanza que significó la segunda ola de migración de españoles a México; los llamados “refugiados”. Las mejores mentes de España, mujeres y hombres que huyeron de la dictadura y que ayudaron a modernizar a México, heredando tradiciones e instituciones que siguen aportando beneficios.

Pero toda esa fusión, toda esa herencia, adquieren una nueva dimensión cuando uno “cruza el charco” y visita y conoce este país; cuando uno se “impregna” de España. Es entonces que se adquiere plena consciencia de todo lo que nos une en cada lado del Atlántico.

Yo visité España por primera vez en 1968. Era otro mundo. He perdido la cuenta del número de veces que he vuelto. Estuve aquí cuando Madrid se vistió de fiesta para celebrar la reanudación de relaciones diplomáticas con México en 1977. Recuerdo que después de una larga noche de celebración, ya de madrugada, nos fuimos a Lavapiés, a cantar “Madrid, Madrid, Madrid”, frente la estatua de Agustín Lara, el más popular cantautor de México. Lara, quien cautivo del hechizo, compuso algunas de las más conocidas canciones españolas, como Madrid, Granada, Valencia y otras, aún antes de poner pie en España.

Me siento muy afortunado por haber sido testigo cercano de la modernización de este país, durante los últimos cuarenta años de consolidación democrática, desarrollo económico y avance social. Esto es algo que se pierde de vista en momentos difíciles como los que hemos atravesado a raíz de la crisis. Pero no debemos olvidar lo mucho que España ha cambiado — ¡y para bien! — en tan poco tiempo.

Conocí en distintos momentos a todos los Presidentes del Gobierno de la democracia y tuve el gusto y el honor de trabajar con los últimos cuatro Presidentes y muchos de sus Ministros y Embajadores.

Me parece de elemental justicia destacar el papel fundamental que el Rey Juan Carlos I desempeñó a lo largo de este proceso. Ha sido un privilegio desarrollar una relación de afecto y admiración con él y con el ahora Rey Felipe VI, con quien he compartido a lo largo de muchos años una relación de trabajo serio, de substancia y de cordialidad. Su visita a la OCDE en 2007, en calidad de Príncipe de Asturias, fue un hito destacado en esta relación. Recuerdo que el Príncipe aceptó nuestra invitación a comer en casa para seguir trabajando. Hace apenas pocas semanas, tuve el honor de ser recibido por su Majestad en la Zarzuela, en una más de nuestras fructíferas discusiones, en las que siempre falta tiempo y sobran temas. Me ilusiona la idea de continuar este diálogo con él sobre el contexto internacional y sobre el futuro de España.

Es motivo de especial satisfacción que la modernización de la economía y la sociedad españolas se haya hecho, precisamente, mirando hacia Latinoamérica y hacia países como México. En efecto, España ha sido una de las principales fuentes de inversión extranjera directa (a veces la principal) en las economías de América Latina en los últimos años. Me alegra haber podido ser partícipe del fortalecimiento de los vínculos políticos, económicos y culturales entre México y España: primero, durante mis 33 años en el gobierno mexicano; posteriormente, durante mi breve paso por el sector privado; y, más recientemente, como Secretario General de la OCDE.

En la Administración del Presidente Zedillo teníamos muy claro el papel dinamizador que las inversiones españolas podían tener en la economía mexicana, y muy especialmente en el sector financiero, donde BBVA y Santander jugaron y siguen jugando un papel central. Por eso, como funcionario en distintas dependencias y responsabilidades, y en mi papel de Secretario de Relaciones Exteriores y, después, de Secretario de Hacienda y Crédito Público, siempre puse especial énfasis en fortalecer las relaciones con España, aprovechando vías de diálogo y cooperación como las que abrió la primera Cumbre Iberoamericana de Guadalajara en 1991.

Participé también en la negociación del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, que sentó las bases para acuerdos posteriores más amplios. Ahí, una vez más, la colaboración con España como puente entre Europa y América Latina fue clave.


Tras dejar el gobierno y antes de incorporarme a la OCDE, pude seguir trabajando muy estrechamente con España, visitando el país con gran frecuencia, en ocasiones varias veces al mes. Santander, Recoletos, Suala, la Fundación Empresa y Crecimiento, son algunas de las empresas e instituciones con las que tuve relaciones profesionales en esa etapa.


Ya desde la OCDE, he podido seguir la realidad española desde una responsabilidad y una óptica diferentes, y he tenido la oportunidad de contribuir a abordar los importantes retos que España ha enfrentado durante los últimos ocho años. Nuestro lema en la OCDE es “mejores políticas para una vida mejor”, y eso es precisamente lo que queremos para España.


Lo cierto es que nos hemos enfrentado a un contexto muy adverso. Los efectos de la crisis han sido brutales a nivel global, pero sus consecuencias han sido particularmente dramáticas en España, donde casi de la noche a la mañana se pasó de la euforia de la inversión, el crecimiento y la fiebre inmobiliaria a la realidad de la recesión y el paro. Han sido años difíciles, especialmente para la juventud española. Quizá el diagnóstico sobre la magnitud del problema llegó tarde y se podría haber actuado con más oportunidad, pero lo importante es que España ya está hoy en pleno proceso de recuperación y que las políticas se están encauzando por el buen camino. Lo digo con cautela, pero también con entusiasmo, convicción y conocimiento de causa.


Desde el principio de la crisis, la OCDE ha redoblado esfuerzos para apoyar a España, adaptando nuestras capacidades a las necesidades coyunturales y estructurales del país; proveyendo análisis y evidencia para tomar las decisiones difíciles; argumentando en foros internacionales por qué España iba a salir adelante.


Como Secretario General de la OCDE, he podido ser parte del impulso de renovación de este país. Ha sido un honor poder ayudar a distintos gobiernos españoles a reformar el sistema educativo, el marco laboral, los sistemas de apoyo a la competitividad empresarial; intentando siempre poner a disposición de sus líderes las capacidades de nuestra Organización de manera oportuna y pertinente.


Con el Gobierno del Presidente Rajoy hemos colaborado estrechamente en reformas concretas como la del mercado laboral y la de la administración pública — que está sentando las bases para un sector público más moderno, eficiente y adecuado a las demandas de la sociedad.


Estamos colaborando igualmente con varios ministerios en la nueva Estrategia Nacional de Competencias, a fin de que los jóvenes españoles adquieran la formación y experiencia práctica necesarias para triunfar en un entorno cada vez más global, competitivo y exigente. Es precisamente a los jóvenes a los que les debemos no sólo un apoyo especial para superar las dificultades a las que se enfrentan, sino también un nuevo espacio de oportunidad y de esperanza.


En esa necesaria transición “del ladrillo a la neurona”, es decir, de la economía de la construcción a la economía del conocimiento, a la que tantas veces me he referido, es importante que las reformas que España está acometiendo no se conviertan en un esfuerzo puntual, sino en un estado de ánimo; en un proceso permanente; en un modus vivendi que sitúe a este país a la vanguardia en materia de innovación, de la economía del conocimiento, de capacidad de emprendimiento y de nuevas tecnologías. Tengan la certeza de que seguiré trabajando para apoyar a España en esta transformación, así como para fortalecer el papel de España en la OCDE, mismo que ha sido y es cada vez más importante.


En el diseño y promoción de una OCDE más abierta, más global, más relevante, España ha estado a mi lado. En la creación de iniciativas de crecimiento incluyente y de equidad de género, España ha estado a mi lado. En la búsqueda de nuevos modelos de crecimiento verde, y en el lanzamiento de iniciativas para revisar y actualizar el trabajo de nuestra Organización, España ha estado a mi lado. En la apertura de la OCDE a América Latina, en el acercamiento a los países de África y Asia, en la inclusión de la OCDE al G20, España ha estado a mi lado.


Con el apoyo de notables Embajadores, como Fernando Ballestero, Cristina Narbona y Ricardo Díez-Hochleitner, nuestra colaboración con España ha florecido, convirtiéndose en uno de los ejemplos más claros de cómo la OCDE puede ser un socio útil en la construcción de un futuro más promisorio para nuestros pueblos. Les aseguro que esta colaboración seguirá creciendo, seguirá fortaleciéndose. Seguiremos apoyando a España desde la OCDE para que logre desplegar su enorme potencial, siempre convencidos de que la diversidad en la unidad es lo que hace grande a este país.


España diversa y unida; moderna y unida; creativa y unida; democrática y unida; solidaria y unida; europea y unida; Iberoamericana y unida; universal y unida; fuerte y unida; fuerte por unida; unida, siempre unida.


Señores Ministros, señoras y señores, queridos amigos:

Como alguna vez dijera Carlos Fuentes: “a partir de la imaginación, los hispanoamericanos estamos intentando llenar todos los abismos de nuestra historia con ideas y con actos, con palabras y con organización mejores, a fin de crear, en el Nuevo Mundo hispánico, un mundo nuevo, una realidad mejor.”

La Gran Cruz del Mérito Civil es un motivo de orgullo personal, y un estímulo adicional para seguir trabajando con y para España, con la convicción de que lo mejor está todavía por llegar. Los molinos de viento de Don Quijote se transforman hoy en fuentes de energía eólica, donde España mantiene un liderazgo mundial. Innovación, emprendimiento, competencias: estas son las bases de un futuro mejor para este gran país.

Será un privilegio seguir acompañando a España en su camino hacia una economía y una sociedad más modernas, más fuertes y más incluyentes.

 

Related Documents

 

Countries list

  • Afghanistan
  • Albania
  • Algeria
  • Andorra
  • Angola
  • Anguilla
  • Antigua and Barbuda
  • Argentina
  • Armenia
  • Aruba
  • Australia
  • Austria
  • Azerbaijan
  • Bahamas
  • Bahrain
  • Guernsey
  • Jersey
  • Bangladesh
  • Barbados
  • Belarus
  • Belgium
  • Belize
  • Benin
  • Bermuda
  • Bhutan
  • Venezuela
  • Bosnia and Herzegovina
  • Botswana
  • Brazil
  • British Virgin Islands
  • Brunei Darussalam
  • Bulgaria
  • Burkina Faso
  • Burundi
  • Cabo Verde
  • Cambodia
  • Cameroon
  • Canada
  • Cayman Islands
  • Central African Republic
  • Chad
  • Chile
  • Chinese Taipei^Taipei
  • Colombia
  • Comoros
  • Cook Islands
  • Costa Rica
  • Côte d'Ivoire
  • Croatia
  • Cuba
  • Cyprus
  • Czech Republic
  • Democratic People's Republic of Korea
  • Democratic Republic of the Congo
  • Denmark
  • Djibouti
  • Dominica
  • Dominican Republic
  • Ecuador
  • Egypt
  • El Salvador
  • Equatorial Guinea
  • Eritrea
  • Estonia
  • Ethiopia
  • European Union
  • Faroe Islands
  • Micronesia
  • Fiji
  • Finland
  • Republic of North Macedonia
  • France
  • French Guiana
  • Gabon
  • Gambia
  • Georgia
  • Germany
  • Ghana
  • Gibraltar
  • Greece
  • Greenland
  • Grenada
  • Guatemala
  • Guinea
  • Guinea-Bissau
  • Guyana
  • Haiti
  • Honduras
  • Hong Kong (China)
  • Hungary
  • Iceland
  • India
  • Indonesia
  • Iraq
  • Ireland
  • Iran
  • Isle of Man
  • Israel
  • Italy
  • Jamaica
  • Japan
  • Jordan
  • Kazakhstan
  • Kenya
  • Kiribati
  • Korea
  • Kuwait
  • Kyrgyzstan
  • Lao People's Democratic Republic
  • Latvia
  • Lebanon
  • Lesotho
  • Liberia
  • Libya
  • Liechtenstein
  • Lithuania
  • Luxembourg
  • Macau (China)
  • Madagascar
  • Malawi
  • Malaysia
  • Maldives
  • Mali
  • Malta
  • Marshall Islands
  • Mauritania
  • Mauritius
  • Mayotte
  • Mexico
  • Monaco
  • Mongolia
  • Montenegro
  • Montserrat
  • Morocco
  • Mozambique
  • Myanmar
  • Namibia
  • Nauru
  • Nepal
  • Netherlands
  • New Zealand
  • Nicaragua
  • Niger
  • Nigeria
  • Niue
  • Norway
  • Oman
  • Pakistan
  • Palau
  • Palestinian Authority
  • Panama
  • Papua New Guinea
  • Paraguay
  • China (People’s Republic of)
  • Peru
  • Philippines
  • Bolivia
  • Poland
  • Portugal
  • Puerto Rico
  • Qatar
  • Moldova
  • Congo
  • Romania
  • Russia
  • Rwanda
  • Saint Helena
  • Saint Kitts and Nevis
  • Saint Lucia
  • Saint Vincent and the Grenadines
  • Samoa
  • San Marino
  • Sao Tome and Principe
  • Saudi Arabia
  • Senegal
  • Serbia
  • Serbia and Montenegro (pre-June 2006)
  • Seychelles
  • Sierra Leone
  • Singapore
  • Slovak Republic
  • Slovenia
  • Solomon Islands
  • Somalia
  • South Africa
  • South Sudan
  • Spain
  • Sri Lanka
  • Sudan
  • Suriname
  • Eswatini
  • Sweden
  • Switzerland
  • Syrian Arab Republic
  • Tajikistan
  • Thailand
  • Timor-Leste
  • Togo
  • Tokelau
  • Tonga
  • Trinidad and Tobago
  • Tunisia
  • Turkey
  • Turkmenistan
  • Turks and Caicos Islands
  • Tuvalu
  • Uganda
  • Ukraine
  • United Arab Emirates
  • United Kingdom
  • Tanzania
  • United States
  • United States Virgin Islands
  • Uruguay
  • Uzbekistan
  • Vanuatu
  • Viet Nam
  • Wallis and Futuna
  • Western Sahara
  • Yemen
  • Zambia
  • Zimbabwe
  • Curaçao
  • Bonaire
  • Saba
  • Topics list