Clausura del Foro OCDE México 2018, Palabras de Gabriela Ramos Directora OCDE y Sherpa ante el G20

 

13 de Marzo de 2018
Ciudad de México, México
(Preparado para su distribución)

Señoras y Señores,
Hemos llegado al final de este “Foro OCDE México 2018: Un Futuro con Crecimiento e Inclusión”. Me da mucho gusto confirmar que el esfuerzo ha valido la pena. El evento ha sido un éxito. Dos días de presentaciones y debates, más de 1000 participantes, panelistas de más de 10 nacionalidades, un esfuerzo conjunto de representes del gobierno federal y estatal, empresarios, sociedad civil, academia y organizaciones internacionales, y, muy importante, con una alta participación de mujeres.

Quiero agradecer la presencia de los representantes de los distintos candidatos a la Presidencia de México para estas elecciones del 1 de julio. Los hemos invitado a participar en esta clausura para hacerles entrega formal del Estudio, informarles de sus principales resultados, contagiarlos de este entusiasmo, y confirmarles el apoyo de la OCDE.

Gracias por estar con nosotros.

Este es un Foro que organizamos cada seis años para apoyar a nuestros países miembros en sus procesos de transición presidencial. Esta práctica comenzó en México en el 2006 y ahora presentamos la tercera versión con el estudio “Getting it Right: Prioridades Estratégicas para México” en el que presentamos la visión y recomendaciones de la OCDE sobre los desafíos que consideramos más importantes para el futuro de México.

El propósito es triple: 1) introducir substancia en el debate electoral nacional; 2) crear un ambiente propicio para la creación de políticas y propuestas innovadoras para enfrentar los desafíos del país; y 3) ayudar a construir los consensos y asociaciones que vamos a necesitar para darle continuidad a las reformas, para mejorarlas, para ajustarlas y para diseñar las nuevas reformas que México necesita.

México ha hecho un esfuerzo reformista impresionante, ubicándose como el país más reformador de la OCDE. Las reformas están empezando a dar frutos importantes. Pero la implementación sigue siendo débil y esto nos impide sacarles el mayor provecho y transformarlas en bienestar social. Esto tiene que mejorar.

Porque México sigue enfrentando retos muy importantes. A pesar de los avances, la mayor parte de la población mexicana sigue viviendo en condiciones de pobreza y vulnerabilidad. Los niveles de desigualdad siguen siendo sumamente altos, tanto en ingresos como en oportunidades, y entre regiones. Cerca de 30 millones de personas trabajando en la informalidad. El gasto social como porcentaje del PIB más bajo de la OCDE. Una participación de la mujer en la fuerza laboral de 47% (en contraste con 82% de los hombres y un promedio de 67% en la OCDE). Un sistema de salud todavía con grandes desigualdades, con el gasto público de salud por persona más bajo de la OCDE

Por mencionar algunos.

Por ello es fundamental continuar con la implementación de las reformas que funcionan, y lanzar una segunda ola de reformas para abordar la agenda pendiente: la construcción de instituciones, el estado de derecho, las capacidades en la administración pública, la informalidad, las grandes disparidades regionales, el combate a la corrupción. La Federación necesita un marco único de rendición de cuentas.

La continuidad de las reformas de largo plazo es crucial. Las sociedades más avanzadas, en sus procesos democráticos se aseguran de la continuidad de lo que si funciona. El ejemplo más fehaciente son mis colegas británicos, servidores públicos, que habiendo luchado contra el Brexit ahora tienen que implementarlo. Es importante construir esta práctica democrática de preservar lo que funciona y apostarle al servicio público.

El gobierno que llegue determinará sus prioridades, seguramente ajustara las reformas y políticas a sus ideales y mandatos, pero hay que asegurarnos que esto no implique perder la brújula. Hay que asegurarnos que el cambio de gobierno no implique cambiar todo sólo porque pertenece a una administración anterior. Eso tendría un alto costo para el desarrollo de México.

México necesita fortalecer al Estado y establecer un modelo de desarrollo integral que incorpore consideraciones de equidad y sustentabilidad ex-ante, un nuevo modelo que ponga a la persona en el centro de las estrategias, de los esfuerzos, de las políticas. En la OCDE ya lo tenemos claro y documentado, los beneficios del crecimiento no derraman automáticamente hacia abajo. Se requiere de un estado fuerte, moderno, eficiente, para emparejar el terreno y promover la equidad de oportunidades y resultados.

Este es el objetivo central de la OCDE: ayudar a los gobiernos a promover un crecimiento fuerte, incluyente y sustentable, mediante el diseño e implementación de mejores políticas para una vida mejor. Los invito a unirse a este esfuerzo. Su visión nos hace falta, su visión nos enriquece, su visión nos fortalece. Sigamos sumando esfuerzos.

¡Cuenten con la OCDE! Muchas gracias.

Permítanme ahora pasarle la palabra a Mario López Roldán, Jefe de la Unidad de Inteligencia y Discursos del Secretario General de la OCDE, Roberto Vélez, Director Ejecutivo del Centro de Estudios Espinosa Iglesias, y Roberto Martínez, Director del Centro de la OCDE para México y América Latina, quienes reportarán brevemente sobre las principales conclusiones de este foro, para después proceder a la entrega formal del Estudio a los representantes de los candidatos y a la clausura de este Foro.

Ahora sí, permítanme entregar el estudio “Getting it Right: Prioridades Estratégicas para México” a los representantes de los candidatos a la Presidencia de la República:
1) La Senadora Laura Angélica Rojas, representante del candidato Ricardo Anaya;
2) Luis Madrazo, representante del candidato José Antonio Meade Kuribeña;
3) Abel Hibert, representante del candidato Andrés Manuel López Obrador;
4) Enrique Torres, representante del candidato Jaime Ramírez;
5) Rodrigo Cárdenas, representante del candidato Armando Ríos Peter;
6) Demian Sánchez, representante de la candidata Margarita Zavala.

 

Related Documents