Contribuyendo a crear un sistema fiscal más justo

La iniciativa Inspectores Fiscales Sin Fronteras ayuda a las autoridades locales a auditar a empresas multinacionales a fin de garantizar que se recauda la cantidad correcta de ingresos fiscales.

¿Cuál es el problema?

¿Cómo pueden financiar los países en desarrollo todas sus esfuerzos y compromisos para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible? La ayuda oficial para el desarrollo y los préstamos no son suficientes, los países necesitan movilizar recursos internos para poder invertir en su futuro.

En muchos países, la clave está en una mejor recaudación de impuestos. El problema es que algunas empresas multinacionales adoptan distintas estrategias para conseguir reducir e incluso  evitar el pago de impuestos. Estas prácticas representan un gran desafío para los países en desarrollo,  en gran medida debido a la escasez de auditores cualificados para detectar cuándo los grandes contribuyentes no pagan la cantidad que les corresponde.

La transferencia de conocimiento que se está llevando a cabo está contribuyendo al cambio organizativo de las administraciones tributarias en todo el mundo, que a su vez generará un mayor nivel de cumplimiento normativo por parte del contribuyente en el futuro. Estamos desarrollando un modelo para el cambio sistémico que permitirá a los países en desarrollo tomar el liderazgo en el uso de la tributación para generar los ingresos que tanto necesitan para su desarrollo económico y social.

James Karanja Jefe de la Secretaría IFSF

¿Cómo estamos respondiendo?

Inspectores Fiscales Sin Fronteras (IFSF), iniciativa conjunta de la OCDE y del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), es una iniciativa innovadora cuyos objetivos principales son: mejorar la recaudación fiscal y desarrollar capacidades en materia de auditoría fiscal en países en desarrollo. Asimismo, busca hacer un llamamiento sobre la necesidad de cumplir con las obligaciones fiscales.

IFSF coordina el despliegue de expertos fiscales altamente cualificados hacia aquellos países que soliciten asistencia. Los expertos fiscales intercambian conocimientos con los funcionarios de las administraciones tributarias locales sobre auditorías complejas efectuadas a grandes empresas. Las Administraciones Anfitrionas, en África, Asia, Europa, Latinoamérica y el Caribe, identifican prioridades nacionales, diseñan el programa y seleccionando los expertos.

Al proporcionar asistencia práctica y fomentar el aprendizaje entre pares, el programa ayuda a entender los desafíos fiscales a escala global y complementa los enormes esfuerzos que viene realizando la comunidad internacional para reforzar la cooperación en materia tributaria.

Hace uno o dos años, nuestro programa de auditoría se llevó a cabo aleatoriamente. No estábamos auditando a empresas multinacionales porque carecíamos de la experiencia y conocimientos técnicos necesarios.

Darlington Talerys Inspector del Servicio de Impuestos Internos de la Agencia Tributaria de Liberia

¿Cuál es el impacto?

Se estima que, desde 2015 hasta marzo de 2019, la iniciativa IFSF ha ayudado a recuperar a las administraciones anfitrionas ingresos fiscales adicionales por un valor de 445 millones de dólares estadounidenses. Cada dólar invertido en iniciativas y programas IFSF obtuvo en retorno de 100 dólares de ingresos adicionales.

En la actualidad, la iniciativa IFSF cuenta con 98 programas (en curso, finalizados o cuyo desarrollo está previsto próximamente) en 55 países y jurisdicciones de todo el mundo. IFSF está en camino de cumplir su objetivo de alcanzar las 100 misiones de envío de expertos en auditoría tributaria a países en desarrollo para el año 2020. 

La iniciativa IFSF ha supuesto un cambio radical en el mundo de la fiscalidad que no puede medirse solo con relación a los ingresos obtenidos por las administraciones tributarias. Existen otros beneficios esenciales importantes, como la transferencia de habilidades, las mejoras organizacionales y el mayor cumplimiento por parte de los contribuyentes, que darán sus frutos en el futuro. En lo que respecta a las empresas, éstas se benefician de una mayor previsibilidad en materia tributaria. 

El éxito de la iniciativa se basa en una estrecha colaboración con socios clave como el Foro sobre Administración Tributaria (FAT), un consorcio conformado por más de 53 administraciones tributarias destacadas de distintos rincones del mundo, el Foro Africano de Administración Tributaria (FAAT), la Comisión Europea y el Grupo del Banco Mundial (GBM). 

El planteamiento realista, práctico y orientado a los resultados de la iniciativa se ha convertido rápidamente en una parte esencial de una ayuda más amplia dirigida a impulsar la financiación para el desarrollo.

close
Twitter Facebook LinkedIn Print Email
arrow arrow
Annual report
Discover the
OECD
download
Brochure
Read our
annual report
download