Secretary-General

Presentación del “Segundo Estudio de la OCDE sobre Contratación Pública en el IMSS: Rediseñando las Estrategias para Mejorar el Cuidado de la Salud”

 

Palabras de Ángel Gurría

Secretario General, OCDE

Ciudad de México, México, 10 de enero de 2018

(Preparado para su distribución)

 

 

Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social, Secretario de Salud, Secretaria de la Función Pública, Director General del ISSSTE, Embajadora, Señoras y Señores:


Es un gusto presentar el estudio para la mejora de las contrataciones públicas del Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS). Este informe da seguimiento a las recomendaciones del primer Estudio de Contratación Pública que la OCDE y el IMSS emprendieron en 2013. Es para nosotros una prioridad el poder contribuir en un sector esencial para el bienestar de nuestros ciudadanos, como lo es el sector salud, como lo hemos hecho con otras instituciones, como el ISSSTE nacional y el ISSSTE de Sonora (ISSSTESON).

 

Mejorar las compras públicas del IMSS: clave para mejorar la salud

El IMSS es la institución de seguridad social más grande de América Latina. Proporciona servicios de salud a más de 75 millones de derechohabientes. Es una institución clave del sistema Mexicano de salud, el cual, a pesar de sus avances, sigue mostrando retos de fragmentación y eficiencia que debemos atender.

 

México sigue enfrentando desafíos muy importantes en materia de salud. Si bien el gasto en salud ha venido aumentando, en 2016 México gastó apenas 1,080 dólares por persona (ajustado a los estándares de vida locales), el gasto más bajo entre los países de la OCDE y el tercer más bajo de la OCDE como porcentaje del PIB. Además la tasa de crecimiento del gasto en salud se ha reducido en años recientes.

 

Esto es preocupante, pues la salud de los mexicanos sigue enfrentando problemáticas serias: México tiene la mayor incidencia de sobrepeso entre los países OCDE, con 73% de la población afectada por este fenómeno; uno de cada tres niños sufre de sobrepeso u obesidad; 16% de la población adulta padece diabetes, más del doble del promedio en los países OCDE, que es de 6.9%.

 

Para atender con eficacia estas y otras enfermedades de nuestra población y ayudar a mejorar la salud de los mexicanos, es crucial que los recursos del sector salud sean utilizados de manera óptima. El uso eficiente de los escasos recursos públicos adquiere una relevancia especial. Incrementar la eficiencia en el uso de estos recursos aumentaría la cobertura y la calidad de los servicios de salud y ayudaría a mejorar aún más la situación financiera del IMSS. Los procesos de compras públicas son un instrumento central para incrementar esa eficacia.

 

El IMSS ha realizado avances importantes

El estudio que hoy presentamos reconoce avances importantes en el mejoramiento de los procesos de compras públicas del IMSS. El Instituto se ha distinguido como una de las instituciones en México que ha brindado una atención sostenida a las contrataciones públicas, no como una actividad administrativa más, sino como una actividad estratégica.

 

Con esta filosofía, el IMSS ha registrado avances considerables en el desarrollo de una fuerza de trabajo - especializada en el tema de compras - capaz de implementar estrategias de contratación complejas. El Instituto cuenta ahora con información centralizada sobre contrataciones y tableros de control que ayudan a identificar patrones y tendencias y que facilitan una toma de decisiones informada.

 

El IMSS también promueve la competencia en los mercados, al ser el líder del mayor esquema de consolidación de compras del sector público mexicano. Las licitaciones consolidadas, que comenzaron en el 2011, han probado su eficiencia, con una participación cada vez mayor de diversas instituciones de salud y órdenes de gobierno, cubriendo una variedad de insumos cada vez más amplia. Entre 2013 y 2016, estas instituciones ahorraron más de 14 mil millones de pesos, de los cuales 60% corresponden al IMSS. Entre 2012 y 2017, la compra consolidada permitió la adquisición de 18% más piezas de medicamentos con los mismos recursos.

 

Estos son logros muy importantes, pero hay que seguir dando pasos hacia la excelencia.

 

Principales Desafíos y Recomendaciones

El IMSS sigue enfrentando desafíos relevantes. Por ejemplo, el alto nivel de rotación de su personal dedicado a las adquisiciones, cercano al 32%, requiere de un programa de profesionalización integral y atractivo que desarrolle y retenga a los profesionales de contratación. Otro problema que merma la efectividad de los servicios del IMSS es el incumplimiento de los contratos: en 2016, 17% de los pedidos tuvieron problemas, ya sea de retrasos en las entregas o de ejecución parcial o nula de los contratos. Además, en lo que toca a la licitación consolidada, la industria ha expresado la necesidad de simplificar la fase post-licitatoria, ya que si bien la licitación se consolida, los proveedores deben establecer y gestionar contratos con diversas instituciones.

 

Para enfrentar estos y otros desafíos, nuestro estudio propone una serie de recomendaciones. Por ejemplo, el IMSS podría utilizar los datos de contrataciones anteriores para ilustrar sus estrategias futuras de compra. Esto debiera comenzar por la recolección y el análisis de datos de manera consistente y estructurada. Además, requiere que las herramientas tecnológicas que el IMSS utiliza estén alineadas y apoyen a la contratación estratégica. Una mayor coordinación entre el Portal de Compras del IMSS y el sistema de contratación electrónica CompraNet ayudaría en este sentido.

 

Asimismo, evaluar el impacto de las estrategias de contratación y compararlas con otras alternativas le aseguraría beneficios sostenidos y de largo plazo al Instituto. El estudio identifica oportunidades de maximizar ahorros aplicando evaluaciones del ciclo de vida de los bienes y servicios que adquiere y analizando los impactos de la contratación en el tiempo de permanencia en los hospitales por parte de los pacientes. También se hacen recomendaciones para evitar la colusión, riesgo que aumenta dado el tamaño, la repetición y la predictibilidad de la licitación consolidada.

 

El IMSS también debiera aplicar sus estrategias más innovadoras de compras para respaldar objetivos de las políticas públicas de salud. Extender los tiempos para que los proveedores potenciales preparen sus propuestas y surtan los productos adquiridos permitiría una mayor participación de PYMEs productoras de medicamentos genéricos. De acuerdo con cálculos de la COFECE, duplicar el uso de medicamentos genéricos podría ahorrar 2,500 millones de pesos por año a los hogares mexicanos, contribuyendo al objetivo de llegar a la cobertura universal en salud.

 

Estos son solo algunos de los esbozos del contenido del estudio. Los invito a leerlo con detenimiento.


Señoras y Señores,


La salud es un factor primordial para el bienestar y la prosperidad. Incrementar la eficiencia en costos permitirá al sector salud ofrecer más y mejores servicios al ciudadano y, con ello, mejorar la calidad de vida de los mexicanos.

 

Reconocemos los avances y la voluntad de mejorar. La OCDE seguirá a su disposición para apoyar al sector salud en general, y al IMSS en particular, en este esfuerzo por brindar mejores servicios de una manera cada vez más eficiente y transparente. Sigamos trabajando juntos para lograr mejores políticas de salud para una vida mejor. ¡Muchas gracias!

 

Related Documents