Share

OECD Secretary-General

Reunión Ordinaria del Consejo del Mercado Común (CMC) y de la Cumbre de Presidentes del MERCOSUR y Estados Asociados

 

Speaking points by Angel Gurría

OECD Secretary-General

01 July 2020 - OECD, France

(as prepared for delivery)

 

 

 

Estimados ministros del Mercosur y de países asociados, Estimados líderes de organismos internacionales, señoras y señores


Es un privilegio participar en esta reunión virtual de Ministros del Consejo del Mercosur. Permítanme agradecer en particular al Ministro Antonio Rivas Palacios [Ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, en su calidad de Presidencia pro-témpore], por su invitación.

 

Una crisis sin precedentes en un contexto difícil

El COVID-19 está teniendo un gran costo en términos de sufrimiento y vidas humanas. América Latina es hoy el epicentro de la pandemia de Covid-19 con más de 2,5 millones de casos confirmados y 100.000 vidas perdidas.


El contagio al sistema económico también está siendo devastador. Hace apenas dos semanas, la OCDE actualizó sus Perspectivas Económicas, y el panorama resulta sombrío. Nuestras previsiones indican que este año enfrentaremos la mayor recesión en los 60 años de historia de la OCDE.


Las previsiones para América Latina son igualmente negativas. Los países que seguimos en nuestras Perspectivas (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica y México) experimentarán caídas del PIB de entre el 4% (Costa Rica) y el 8.3% (Argentina) en el escenario más favorable. La producción y la demanda se verán afectadas, y la recesión global generará una fuerte disminución de las exportaciones, especialmente hacia China y los EEUU, los principales socios comerciales de la región.


Debemos recordar que esta crisis llega a América Latina en un contexto difícil, y, el espacio fiscal para reaccionar es limitado en muchos países de la región. Entre 2008 y 2019, el déficit fiscal promedio se elevó de 0.4% a 3.0%, y la deuda pública pasó de 40% a 62% del PIB.


Existe el riesgo de que el impacto de la crisis recaiga en su mayor parte sobre los más vulnerables. De hecho, la CEPAL estima que el nivel de pobreza en ALC podría aumentar en 5 puntos porcentuales entre 2019 y 2020, pasando de 30% a 35% de la población. Son particularmente vulnerables los trabajadores informales, que representan en promedio cerca del 60% de los trabajadores en América Latina, y de los cuales dos tercios no tienen acceso a protección social.

 

Hacia una recuperación incluyente y sostenible

Desde hoy hay que ir sentando las bases para que la recuperación y el crecimiento sean más incluyentes, más sostenibles y más resilientes.


Permítanme destacar algunas recomendaciones claves:

  • Lo primero es sin ninguna duda combatir y vencer al virus. No hay contraposición entre la salud y la economía. Hasta que no haya una vacuna disponible, es fundamental permanecer vigilantes y seguir las estrategias de “test, track and trace”, el distanciamiento físico y las medidas de higiene.

  • Segundo, tenemos la oportunidad de crear una América Latina mejor, más digital, más verde, más incluyente. Asimismo, debemos reforzar la protección social y la inclusión, y repensar el pacto social. Abordaremos estos temas fundamentales en nuestro próximo estudio Perspectivas Económicas de América Latina 2020, así como en la Reunión (virtual) Ministerial sobre Inclusión Social de nuestro Programa Regional, los próximos 13 y 17 de julio.

  • Tercero, avanzar hacia una mejor gestión del gasto público y de la deuda pública. La reforma de los sistemas tributarios y de gasto público, así como una recaudación más eficiente y transparente, la lucha contra la evasión fiscal, y la eliminación de los gastos fiscales ineficientes, son clave.

  • Cuarto, mejorar las condiciones para la inversión y el espíritu empresarial, dado que gran parte de los esfuerzos de recuperación recaerán en el sector privado. La estrategia de crecimiento debe dar un gran impulso a la productividad de las PyMEs, apoyándolas a aprovechar la transformación digital para elevar su productividad y con estrategias de vinculación en cadenas regionales de valor.

  • Finalmente, fortalecer la cooperación regional e internacional. Una fuerte cooperación regional será clave para construir cadenas de valor más resistentes. La colaboración internacional solidaria y activa, especialmente para apoyar a los países más vulnerables, será esencial para apoyarlos en la gestión de la deuda.

 

Oportunidades de cooperación con la OCDE

La OCDE ya cuenta con una cooperación bilateral fuerte con los miembros del Mercosur. Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay son países miembros del Centro de Desarrollo de la OCDE. Argentina y Brasil son actualmente candidatos para la adhesión a la OCDE, y con Uruguay y Paraguay se ha trabajado en temas como Inversión y Gobernanza.


Para apoyar a los países frente a la crisis, la OCDE ha lanzado su plataforma digital sobre el COVID-19, que ya cuenta con más de 100 notas de políticas públicas, así como con datos e información sobre las respuestas individuales de los países. También hemos organizado videoconferencias con gobiernos para apoyarlos a salir de la crisis, incluso con Colombia, Costa Rica, Perú y Brasil.
La Organización podría convertirse en un aliado sustancial para el bloque, apoyando sus propias prioridades y aportando una perspectiva internacional y experiencia técnica en varias áreas de políticas públicas.


Esperamos que ésta sea una primera de muchas interacciones. Por favor, cuenten con nuestro apoyo para enfrentar la crisis y promover mejores políticas para una vida mejor. Muchas gracias.

 

Related Documents