Share

OECD Secretary-General

Lanzamiento del reporte “Reforma a la Contratación Pública del ISSSTESON para la Sostenibilidad”

 

Discurso de Angel Gurría

Secretario General, OCDE

Ciudad de México, México - 10 enero 2020

(As prepared for delivery) 

 

 

Señor Director del ISSSTESON, Angel Contreras López, Señor Secretario de la Contraloría General del Gobierno del Estado de Sonora, Miguel Ángel Murillo Aispuro, Embajadora Galván, amigos contralores estatales que nos acompañan, señoras y señores:


Es un gusto estar con ustedes para presentar el estudio “Reforma a la Contratación Pública del ISSSTESON para la Sostenibilidad”. Este es el primero que realizamos para una institución de seguridad social del orden estatal.


Si bien hemos trabajado mucho con el IMSS y el ISSSTE a nivel nacional, nos congratulamos de que el ISSSTESON sea pionero entre las entidades federativas. Para la OCDE es primordial aportar a políticas para el bienestar de los mexicanos, como lo son la salud y las pensiones, que son los principales servicios que ofrece el ISSSTESON a los empleados públicos de Sonora.


Los sistemas de salud y pensiones están sujetos a presiones cada vez mayores. El envejecimiento de la población y una incidencia elevada de enfermedades crónicas, que requieren de tratamientos intensivos y costosos, exigen estrategias para maximizar la eficiencia. Esto es especialmente relevante en países con un alto grado de desigualdad, como lo es México. Nuestro país tiene el menor gasto per cápita en atención de la salud entre los países OCDE: ubicándose en cerca de 1138 dólares, contra el promedio de la OCDE de 3992 dólares. Además, México es el país con el gasto de bolsillo en servicios de salud más alto de la OCDE: con el 41% del gasto, contra un promedio de los países OCDE de 21%.


Los datos anteriores son claros: para mejorar el acceso a los servicios de salud en México, el país necesita gastar más y mejor. La contratación pública es precisamente la palanca que puede ayudarnos a lograr esta eficiencia. En México, la contratación pública representa alrededor del 5% del PIB y 19% del gasto gubernamental. De ese gasto que se realiza en contratación pública, el promedio entre los países OCDE dedicado al sector salud es de 30%. Estamos hablando de que si las instituciones de salud compran inteligentemente, lo que hoy se llama smart procurement, ello se traducirá en un abasto adecuado de medicamentos y equipo médico y en la posibilidad de brindar servicios de calidad a sus derechohabientes.


Desde que comenzamos el trabajo, el ISSSTESON ha llevado a cabo algunas mejoras. Por ejemplo, hasta hace poco, la función de compras estaba dividida en dos departamentos centrales y dispersa en los cuatro hospitales con los que cuenta el Instituto, lo que creaba problemas de coordinación. Ahora, estas dos áreas centrales se fusionaron en una sola y los hospitales ya solo realizarán compras urgentes, autorizadas por la Coordinación de Hospitales. Esto no solo dará orden a las contrataciones, sino que permitirá eficiencias derivadas de la agregación de la demanda.


A pesar de estas mejoras, el ISSSTESON presenta importantes áreas de oportunidad en sus contrataciones.


Por ejemplo, la inteligencia de mercados se realiza por medio de empresas externas y no se han desarrollado las capacidades internas. Además, en las adjudicaciones prevalece el criterio binario, con una consideración casi exclusiva al precio más bajo. En este sentido, recomendamos al ISSSTESON desarrollar gradualmente una unidad de inteligencia de mercados, como lo hizo el IMSS y, modestia aparte, es de lo mejor que se tiene en la administración pública federal.


Asimismo, sugerimos utilizar criterios de adjudicación que premien la reducción de costos de todo el ciclo de vida de los productos, como el de la Oferta Económicamente más Ventajosa (MEAT). Utilizar criterios diferenciados permitiría al ISSSTESON empujar objetivos complementarios de política pública, como podrían ser la innovación, muy importante en el sector salud, o el impulso a las PYMEs. Profundizar en la contratación electrónica y en la profesionalización de los funcionarios de contratación son también áreas de mejora para el Instituto.


Uno de los capítulos del estudio se concentra en la estructura financiera del Instituto y observa con preocupación una creciente disparidad entre ingresos y gastos, inestabilidad de los ingresos y un esquema pensionario muy bondadoso cuando se le compara con la experiencia internacional. Sabemos que había un rezago importante en el pago de cuotas y aportaciones de administraciones anteriores y que la Gobernadora Pavlovich instruyó que se regularizará. Sin duda, es un paso en la dirección correcta. Pero también será necesario insistir en la reforma al sistema de pensiones, ya que, por simple matemática, el esquema actual no es sostenible. De hecho, se estima que el número de pensionados del ISSSTESON se incrementará en 100% de aquí al año 2057.


Lo anterior demanda acciones urgentes, como reformar la edad de jubilación, el número de años de trabajo y las tasas de restitución. Por ejemplo, la edad de jubilación actualmente está establecida en 55 años para los derechohabientes, con un mínimo de 15 años de cotización. La edad de retiro en promedio en los países OCDE es de 64 años para los hombres y 63 para las mujeres. Además, es necesario evolucionar a un sistema de cuentas individuales, con un fondo de pensiones independiente y productivo, segmentando funciones y presupuestos para salud, pensiones y otros servicios.


Señoras y señores,


Las reformas para darle sostenibilidad al ISSSTESON no pueden esperar. Si no tomamos acciones ahora en los sistemas pensionarios, por más dolorosas que sean, tendremos consecuencias desastrosas y nos volveremos un país de adultos mayores con grandes carencias. Además, la sostenibilidad del ISSSTESON podría mejorarse de manera importante, así como también sus servicios, mediante contrataciones inteligentes.


Quisiera finalmente agradecer a quienes hicieron posible este estudio. Al Director General del Instituto, el Maestro Pedro Contreras, por mantener la apertura para realizar el análisis y las recomendaciones, al Secretario de la Contraloría, Miguel Ángel Murillo, que fue pieza clave en el intercambio de información y las discusiones de los hallazgos y, desde luego, a usted Gobernadora. Cuente con la OCDE para seguir trabajando por el bienestar de todos los sonorenses. Esperamos que este estudio sea también útil para otras entidades federativas que enfrentan retos urgentes en sus sistemas de seguridad social. ¡Muchas gracias!

 

Related Documents