Secretary-General

Reformas en Europa: Avances y Desafíos

 

Palabras de Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE - Seminario internacional: “España de la estabilidad al crecimiento”


Bilbao, 3 de marzo de 2014

(As prepared for delivery)


Señoras y señores,

Es un placer estar en Bilbao, una ciudad que simboliza la capacidad de reinvención económica de este país, respondiendo con creatividad y dinamismo a la adversidad y el cambio.


Permítanme compartir con ustedes cómo vemos el panorama económico europeo desde la OCDE, en especial a la luz de las reformas estructurales que se están promoviendo. También me gustaría explicarles cómo y por qué desde la OCDE apoyamos este esfuerzo reformista, y por qué exhortamos a mantenerlo si deseamos que las perspectivas sigan mejorando.


Tendencias y perspectivas económicas en Europa

Seis años después del comienzo de la crisis, las economías más desarrolladas están entrando en una fase generalizada de crecimiento. Sin embargo, esta recuperación todavía es bastante débil, y corremos el riesgo de quedarnos estancados en una trampa de bajo crecimiento a mediano y largo plazo, muy por debajo del potencial. La economía global creció un 2.7% en 2013, el nivel más bajo desde 2009. Por eso en la reunión que tuvimos en Sídney hace una semana nos comprometimos firmemente a impulsar políticas que eleven el PIB colectivo de los países del G20 un 2% por encima de la actual trayectoria, durante los próximos 5 años.


El riesgo de caer en una trampa de bajo dinamismo se debe a que los cilindros que alimentan el motor del crecimiento global están funcionando a medio gas: la inversión sólo crece al 2%, el nivel más bajo en años; la expansión del crédito es negativa, entre el -2 y el -3% en la eurozona; y el comercio sólo crece entre el 2-3% anual, menos de la mitad de su tendencia histórica.

Tampoco ayuda la desaceleración en las economías emergentes, especialmente aquellas con grandes déficit por cuenta corriente, ni el endurecimiento de las condiciones financieras como resultado de la gradual reducción de los estímulos monetarios por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos.


A todo esto hay que añadirle que la crisis, en especial en Europa, nos ha dejado una herencia que va más allá de la caída en el crecimiento: 13 millones más de desempleados en la OCDE que en 2008; un preocupante aumento de las desigualdades sociales; y drástica pérdida de confianza en nuestros gobiernos e instituciones.


Este panorama sugiere un vaso medio vacío y hace más hincapié en los riesgos que en las oportunidades. Ver el vaso medio lleno sugeriría que nos encontramos ante un momento de inflexión para la economía global, y para Europa y para España en particular. Hemos salido de la recesión y estabilizado o revertido el desempleo.


La situación de los mercados financieros está mejorando, se han calmado las tensiones en los mercados de deuda soberana y, por primera vez desde el inicio de la crisis, los ratios deuda/PIB se están estabilizando, si bien en unos niveles elevados, superiores al 100% en promedio en la OCDE.


Reformas adoptadas hasta el momento en Europa: logros, retos y oportunidades

En esta transición primero hacia la estabilidad y después hacia el crecimiento, la política monetaria laxa se encuentra en una etapa de rendimientos decrecientes, mientras que las necesidades de consolidación presupuestaria impiden políticas fiscales expansivas.


Por ello, en la OCDE apostamos por el “go structural”, esto es, por reformas estructurales que ayuden a crear empleo y crecimiento. Y reconforta comprobar que en los últimos años se ha intensificado este aliento reformista, en especial en los países europeos más afectados por la crisis.


Un primer ámbito en el que Europa está acometiendo importantes reformas, aunque más lentamente que en Estados Unidos, es el sector bancario. Sin unos sólidos colchones de capital, los bancos no retomarán su actividad crediticia, lo cual supone un lastre importante para el crecimiento.


En este sentido, es muy importante garantizar que las evaluaciones de los bancos y las pruebas de resistencia (“stress tests”) que se efectuarán en 2014 sean severas y objetivas y sirvan para fundamentar las decisiones de resolución o recapitalización bancaria, y para completar la unión bancaria, incluyendo un mecanismo común de resolución, así como la creación de un fondo común de garantía de depósitos.
Las reformas que venimos observando en los mercados laborales europeos, y en especial en los llamados países periféricos, son más alentadoras, porque abordan de lleno el reto de la competitividad. Estas reformas son necesarias para reducir los costes laborales en países que venían perdiendo competitividad a pasos agigantados.


Estos esfuerzos se han complementado con medidas para mejorar la competencia en los mercados de bienes y servicios a través de la liberalización de determinadas profesiones y del comercio minorista. Liberalizar implica regular mejor, y promover medidas que fomenten la competencia, eliminen barreras y creen reglas de juego iguales para todos.


En la OCDE vemos con optimismo cómo países como España están mejorando su competitividad exterior en términos de costes. Nuestros escenarios de largo plazo indican que, si los países adoptaran las mejores prácticas en materia de competencia, de regulación laboral y de los mercados de productos, el PIB en la zona euro podría aumentar un 6% en los próximos 10 años. Los avances han sido menores en los países con superávit, donde la adopción de medidas más favorables para la inversión contribuiría a conseguir un crecimiento más equilibrado para el conjunto de la zona euro.


El caso concreto de las reformas estructurales españolas

Permítanme referirme al caso español. Aunque se han dado pasos muy importantes, todavía queda mucho por hacer para reorientar el modelo de crecimiento, aumentar la productividad, ser más competitivos a escala global y, por supuesto, terminar con el drama del desempleo, que sigue siendo la gran losa que pesa sobre la economía española.


Resulta, pues, fundamental que se implante en su totalidad el Programa Nacional de Reformas, sobre todo aquellas medidas dirigidas a restablecer la competitividad y la sostenibilidad fiscal, a recapitalizar el sector bancario y a abordar los problemas estructurales del mercado laboral. Desde la OCDE venimos colaborando estrechamente con el gobierno tanto en la reforma del mercado laboral como de la administración pública.


La reforma del mercado laboral ha potenciado de manera significativa la flexibilidad interna de las empresas y ha contribuido en gran medida a la recuperación de la competitividad en costes. Pese a que ya comienzan a verse resultados, los retos y necesidades siguen siendo enormes con una tasa de desempleo aún próxima al 26%, más de 3 millones de parados de larga duración y más de uno de cada dos jóvenes buscando un puesto de trabajo. La generación de empleo sigue la principal prioridad, y será vital potenciar políticas activas más efectivas para apoyar a los desempleados no calificados y permitirles reincorporarse al mercado laboral a medida que se recupere la economía.


La otra gran reforma que venimos apoyando, en estrecha colaboración con la Vicepresidenta Sáenz de Santamaría, es la de la administración pública. Se trata de un esfuerzo sin precedentes para mejorar la eficiencia y transparencia del sector público, la calidad de los servicios que reciben los ciudadanos, la mejora del entorno empresarial, la eliminación de trabas burocráticas y el apoyo a los emprendedores. Otras medidas como la nueva Ley de Garantía de la Unidad de Mercado –cuyo objetivo es garantizar el reconocimiento mutuo de los distintos regímenes regulatorios entre las comunidades autónomas– ofrecen la posibilidad de mejorar de forma significativa el marco regulatorio actual.


Y quisiera mencionar otra importante reforma, la del sistema tributario, que el gobierno presentará próximamente y que también puede ayudar a potenciar el crecimiento y la creación de puestos de trabajo si se logra un tax mix adecuado. La rebaja de las cotizaciones sociales para los puestos de nueva creación, anunciada por el Presidente Rajoy la semana pasada, apunta en la dirección adecuada de gravar menos el empleo.
La apuesta por la internacionalización, implícita en la aprobación el pasado viernes del Plan Estratégico para 2014-2015, es sin duda acertada. Pero debe ser complementada con un mayor hincapié en la innovación y en el capital basado en el conocimiento, que aún registra unos niveles muy bajos en España en comparación con otros países de la OCDE. A medida que mejoren las condiciones de financiación, las inversiones deben canalizarse hacia el conocimiento, facilitando una mayor interrelación entre las universidades, los centros de investigación y las empresas.

Señoras y señores,

La crisis internacional ha obligado a Europa a hacer frente a serios desafíos. Muchos países han respondido con energía a través de ambiciosos paquetes de reformas. Sin embargo, los legados de la crisis, especialmente la elevada tasa de desempleo y las dificultades sociales que lleva aparejadas, siguen siendo graves.


Como dijo Miguel de Unamuno, “hay que sentir el pensamiento y pensar el sentimiento.” Mientras muchos ciudadanos sigan sin encontrar trabajo y lo pasen mal para llegar a final de mes, no podemos darnos por satisfechos, aunque mejoren los indicadores macroeconómicos. Al mismo tiempo, debemos dejar atrás la economía del ladrillo y enfocarnos en la economía del conocimiento.


Para afrontar estos retos hay que ser perseverantes y no quitar el pie del acelerador, a riesgo de quedar nuevamente en el pelotón de cola.


La ciudad de Bilbao es un buen ejemplo de los beneficios de implantar un programa ambicioso de reformas estratégicas, y de seguir innovando a través de los años. Las medidas adoptadas desde mediados de los 90 han dotado a la economía bilbaína de una base más diversificada de bienes y servicios, con un mayor componente tecnológico, respaldada por un avanzado sistema de innovación.
Éste es el tipo de compromiso continuado con las reformas que puede ayudar a España y a Europa a dejar la crisis atrás de forma definitiva.


Muchas gracias.

 

 

 

Countries list

  • Afghanistan
  • Albania
  • Algeria
  • Andorra
  • Angola
  • Anguilla
  • Antigua and Barbuda
  • Argentina
  • Armenia
  • Aruba
  • Australia
  • Austria
  • Azerbaijan
  • Bahamas
  • Bahrain
  • Bangladesh
  • Barbados
  • Belarus
  • Belgium
  • Belize
  • Benin
  • Bermuda
  • Bhutan
  • Bolivia
  • Bosnia and Herzegovina
  • Botswana
  • Brazil
  • Brunei Darussalam
  • Bulgaria
  • Burkina Faso
  • Burundi
  • Cambodia
  • Cameroon
  • Canada
  • Cape Verde
  • Cayman Islands
  • Central African Republic
  • Chad
  • Chile
  • China (People’s Republic of)
  • Chinese Taipei
  • Colombia
  • Comoros
  • Congo
  • Cook Islands
  • Costa Rica
  • Croatia
  • Cuba
  • Cyprus
  • Czech Republic
  • Côte d'Ivoire
  • Democratic People's Republic of Korea
  • Democratic Republic of the Congo
  • Denmark
  • Djibouti
  • Dominica
  • Dominican Republic
  • Ecuador
  • Egypt
  • El Salvador
  • Equatorial Guinea
  • Eritrea
  • Estonia
  • Ethiopia
  • European Union
  • Faeroe Islands
  • Fiji
  • Finland
  • Former Yugoslav Republic of Macedonia (FYROM)
  • France
  • French Guiana
  • Gabon
  • Gambia
  • Georgia
  • Germany
  • Ghana
  • Gibraltar
  • Greece
  • Greenland
  • Grenada
  • Guatemala
  • Guernsey
  • Guinea
  • Guinea-Bissau
  • Guyana
  • Haiti
  • Honduras
  • Hong Kong, China
  • Hungary
  • Iceland
  • India
  • Indonesia
  • Iraq
  • Ireland
  • Islamic Republic of Iran
  • Isle of Man
  • Israel
  • Italy
  • Jamaica
  • Japan
  • Jersey
  • Jordan
  • Kazakhstan
  • Kenya
  • Kiribati
  • Korea
  • Kuwait
  • Kyrgyzstan
  • Lao People's Democratic Republic
  • Latvia
  • Lebanon
  • Lesotho
  • Liberia
  • Libya
  • Liechtenstein
  • Lithuania
  • Luxembourg
  • Macao (China)
  • Madagascar
  • Malawi
  • Malaysia
  • Maldives
  • Mali
  • Malta
  • Marshall Islands
  • Mauritania
  • Mauritius
  • Mayotte
  • Mexico
  • Micronesia (Federated States of)
  • Moldova
  • Monaco
  • Mongolia
  • Montenegro
  • Montserrat
  • Morocco
  • Mozambique
  • Myanmar
  • Namibia
  • Nauru
  • Nepal
  • Netherlands
  • Netherlands Antilles
  • New Zealand
  • Nicaragua
  • Niger
  • Nigeria
  • Niue
  • Norway
  • Oman
  • Pakistan
  • Palau
  • Palestinian Administered Areas
  • Panama
  • Papua New Guinea
  • Paraguay
  • Peru
  • Philippines
  • Poland
  • Portugal
  • Puerto Rico
  • Qatar
  • Romania
  • Russian Federation
  • Rwanda
  • Saint Helena
  • Saint Kitts and Nevis
  • Saint Lucia
  • Saint Vincent and the Grenadines
  • Samoa
  • San Marino
  • Sao Tome and Principe
  • Saudi Arabia
  • Senegal
  • Serbia
  • Serbia and Montenegro (pre-June 2006)
  • Seychelles
  • Sierra Leone
  • Singapore
  • Slovak Republic
  • Slovenia
  • Solomon Islands
  • Somalia
  • South Africa
  • South Sudan
  • Spain
  • Sri Lanka
  • Sudan
  • Suriname
  • Swaziland
  • Sweden
  • Switzerland
  • Syrian Arab Republic
  • Tajikistan
  • Tanzania
  • Thailand
  • Timor-Leste
  • Togo
  • Tokelau
  • Tonga
  • Trinidad and Tobago
  • Tunisia
  • Turkey
  • Turkmenistan
  • Turks and Caicos Islands
  • Tuvalu
  • Uganda
  • Ukraine
  • United Arab Emirates
  • United Kingdom
  • United States
  • United States Virgin Islands
  • Uruguay
  • Uzbekistan
  • Vanuatu
  • Venezuela
  • Vietnam
  • Virgin Islands (UK)
  • Wallis and Futuna Islands
  • Western Sahara
  • Yemen
  • Zambia
  • Zimbabwe
  • Topics list