Share

OECD Secretary-General

Presentación del Programa Regional para América Latina y el Caribe ante embajadores en CEPAL

 

Palabras de Angel Gurría, Secretario General de la OCDE

25 Abril 2016, Santiago, Chile

(Versión preparada para su distribución)


Estimada Alicia, Distinguidos Embajadores:

Quiero agradecer a la CEPAL que haya convocado esta reunión para presentarles el nuevo Programa de la OCDE para América Latina y el Caribe. La cooperación entre nuestras organizaciones se ha intensificado en las últimas dos décadas (nuestra primera publicación conjunta data de 1998) y se dispone a dar un salto cualitativo muy importante: en junio estaremos firmando un Memorando de Colaboración; y este nuevo programa contribuirá a estrechar los lazos de colaboración entre nuestras instituciones, ya muy fructíferos.


América Latina y la OCDE: una relación en alza que explica el Programa

¿Por qué un programa regional para América Latina y el Caribe? En primer lugar, porque los países de la región están cada vez más cerca de la OCDE: México y Chile son miembros; Colombia y Costa Rica están en proceso de acceso; Brasil es un socio clave; con Perú tenemos un programa país; el nuevo gobierno en Argentina ha manifestado su interés por acercarse a la organización; y todos ellos, junto con República Dominicana, Panamá y Uruguay, son ya miembros de nuestro Centro de Desarrollo.


Cada vez son más los países de la región que buscan acercarse a la OCDE para tener un intercambio sobre mejores prácticas de políticas públicas y posibles reformas para avanzar en su desarrollo. Un buen ejemplo es Paraguay, cuyo gobierno viene explorando en los últimos meses cómo la OCDE puede contribuir en su agenda de reformas y adherirse a diversos instrumentos de la OCDE.


Es precisamente para vertebrar mejor este acercamiento, canalizando el extenso trabajo que ya existe para hacerlo más provechoso, por lo que estaremos lanzando este nuevo Programa Regional el próximo 1 de junio, en la Reunión Ministerial de la OCDE que presidirá la Presidenta Bachelet.


Panorama económico y necesidad de reformas: otro justificante del Programa

El Programa Regional para América Latina y el Caribe responde también al contexto en el que nos encontramos y el particular punto de inflexión que vive la región. El crecimiento de la década pasada se sustentó en dos variables clave: en lo interno, mejores políticas en el ámbito macro, financiero y social; y en lo externo, un entorno con altos precios de materias primas, derivadas entre otros factores por una fuerte demanda de China y otros grandes países emergentes, así como fácil acceso al financiamiento.


En la actualidad, este contexto internacional es menos favorable, por lo que el crecimiento y la continuidad de los avances sociales dependerán cada vez más de mejores políticas públicas tanto al interior de los países como en la región en su conjunto.


Se requieren reformas que incrementen la productividad. Como dijo Paul Krugman, “la productividad no lo es todo, pero en el largo plazo es casi todo”. Y si uno ve el largo plazo, como refleja nuestro último informe Perspectivas Económicas de América Latina, elaborado en conjunto con la CEPAL y la CAF, en los últimos 50 años la productividad laboral en América Latina se ha distanciado aun más de la correspondiente a las economías más avanzadas como EE.UU., en franco contraste con países como Corea e incluso China. Ello está estrechamente relacionado al fenómeno de la ‘trampa del ingreso medio’ en la región.


Para salir de ella, es importante que el aumento de la productividad asegure al mismo tiempo la inclusión social, reduciendo las desigualdades por razones de género, raza o nivel socio-económico, y ofreciendo igualdad de oportunidades. Esto solo se logrará invirtiendo en la educación, la salud y las competencias de toda la población, especialmente de los más jóvenes, y facilitando la creación de mejores empleos formales mediante una mayor y mejor integración en las cadenas globales de valor. Igualmente, habrá que analizar las más exitosas políticas sociales basadas en transferencias condicionadas.


A estos dos desafíos hay que agregar el de consolidar instituciones robustas y una buena gobernanza. Hemos avanzado mucho en términos de democratización, pero la creciente clase media espera gobiernos honestos, trasparentes e innovadores, a la altura del siglo XXI. Estas expectativas están avanzando a mayor velocidad que la respuesta de los Gobiernos, y de ahí las crisis institucionales y de legitimidad que observamos, que no son patrimonio exclusivo de Latinoamérica pero ciertamente afectan a la región de manera singular.


El Programa Regional LAC: objetivos y aporte

Ante estos retos, no hay soluciones fáciles, ni recetas únicas. Pero el Programa Regional pretende proporcionar un espacio para el diálogo y la reflexión entre los países de la OCDE y los países de América Latina y el Caribe, intercambiando experiencias sobre cómo abordar estos temas y apoyando los esfuerzos de implementación de reformas. El Programa, movilizará los esfuerzos de la OCDE para trabajar de la mano de la CEPAL, aportando las experiencias de países que han enfrentado los mismos retos en otras latitudes. También trabajaremos estrechamente con otros actores clave en la región, como el BID y la CAF.


En conjunto, a través del Programa podemos: (1) construir y ampliar la disponibilidad de bases de datos comparables (2) realizar análisis de políticas (3) promover un diálogo sobre políticas tanto a nivel técnico como a nivel político; (4) y proporcionar asesoría sobre políticas, en forma de recomendaciones, talleres y “toolkits” inspirados en la experiencia internacional, pero adecuados al contexto y necesidades de cada país o subregión.


La publicación Estadísticas Tributarias para América Latina y el Caribe, que realizamos con la CEPAL, el BID y la CIAT (Centro Interamericano de Administraciones Tributarias), es un buen ejemplo de esta dinámica. Este trabajo se ha convertido en un best seller porque permite comparar por primera vez la recaudación tributaria de 22 países de la región con los de la OCDE. Cada año, analiza un tema específico y genera un diálogo muy productivo en el marco de la red de expertos fiscales que tiene lugar en la CEPAL y en el foro fiscal que organiza la OCDE en un país de la región. El Centro Multilateral de Impuestos de la OCDE en la Ciudad de México, cierra el ciclo con una serie de talleres de formación para las administraciones tributarias de toda la región.


El Programa Regional se propone extender esta dinámica a otros temas claves como la educación y las competencias, la innovación, las cadenas globales de valor, la universalización de los sistemas de salud, la mejora regulatoria, la integridad y la transparencia, el crecimiento verde y el respeto hacia el medioambiente, o la coordinación entre niveles de gobierno. La Agenda 2030 nos ofrece una hoja de ruta muy clara. Las comisiones regionales de la ONU tienen un rol clave para facilitar su implementación. Es por ello que esperamos trabajar con la CEPAL para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en América Latina y el Caribe.


Estimados Embajadores

El contexto internacional y regional – un contexto de riesgos pero también de oportunidades—hace más necesaria que nunca una mayor colaboración entre organismos internacionales en aras del apoyo a los esfuerzos de reforma de los gobiernos latinoamericanos.


La OCDE propone poner al servicio de la región lo que sabe hacer mejor: facilitar el diálogo entre pares basado en la evidencia y el análisis de expertos para encontrar soluciones a problemas comunes. El Programa Regional, aún en su etapa de diseño, ES DE Y PARA América Latina y el Caribe, de ahí que esperamos contar con todos ustedes para sacarle el máximo partido en pos del progreso de la región y el bienestar de sus ciudadanos. Nos encantaría escuchar sus puntos de vista y su visión sobre las áreas prioritarias y las modalidades de colaboración que les parezcan más pertinentes.


Agradezco nuevamente a Alicia y la CEPAL su compromiso con este proyecto y su ofrecimiento de ser un puente efectivo para facilitar este diálogo. Contamos con CEPAL. Y contamos con ustedes.

Gracias.