Share

OECD Secretary-General

Apertura de la Comisión Interministerial de Asuntos OCDE

 

Discurso de apertura de Angel Gurría

Secretario General, OCDE

24 de octubre, 2019 - Bogotá, Colombia

 

 

 

Estimada Vicepresidenta Ramírez, Ministras, Ministros, Señoras y Señores,


Me da mucho gusto dirigirme por primera vez a esta Comisión de Alto Nivel para Asuntos OCDE. Quiero agradecer a la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez por su liderazgo en este importante esfuerzo.


Como ustedes saben, el 25 de mayo de 2018, el Consejo de la OCDE invitó a Colombia a convertirse en el miembro número 37 de la Organización. Una vez que finalicen los trámites de adhesión, Colombia pasará a ser el tercer país latinoamericano miembro de la OCDE, sumándose a México y Chile.


Tanto el Secretariado como los países miembros estamos muy orgullosos de dar la bienvenida a Colombia para que pueda comenzar a aprovechar al máximo su membresía en la OCDE. Esperamos con interés e ilusión el comienzo del proceso de post-adhesión.

 

Colombia ya ha dado pasos importantes hacia la adhesión

Hay que reconocer que Colombia está avanzando con paso firme en el proceso de adhesión. El país ya ha comenzado los trámites para establecer su Misión Permanente ante la OCDE, incluidos los nombramientos del Sr. Jaime Castro como Jefe de Misión y la Sra. Gloria Alonso como su adjunta, con quien ya hemos tenido el gusto de trabajar en su capacidad de Directora del Departamento de Planeación Nacional. El establecimiento de la misión contribuirá sin duda a la integración plena del país en el trabajo de la Organización, así como a la alineación del trabajo de la OCDE con las prioridades colombianas.


Además, el proceso de adhesión ha servido como catalizador para que Colombia emprenda una serie de reformas para alinear su legislación, políticas y prácticas con los mejores estándares internacionales, en respuesta a las peticiones y recomendaciones realizadas por los comités de la OCDE. Más allá de los aspectos técnicos, estas reformas respaldan las prioridades de políticas públicas nacionales, como la reforma de su sistema de justicia, las políticas para reducir la informalidad en el mercado laboral, y la mejora de los marcos regulatorios del Estado, como en el caso de los mecanismos de compras públicas.

 

Apoyando la ruta pendiente del desarrollo incluyente

Con la vista puesta en estas y otras prioridades, Colombia ha avanzado considerablemente en múltiples aspectos del bienestar, como la reducción de la pobreza, el aumento de la esperanza de vida y el incremento en la cobertura educativa. La clase media también se ha ampliado, pasando del 12% de la población en el año 2000 al 31% en 2018.


Sin embargo, el país necesita todavía superar brechas fundamentales en los frentes institucional, productivo y social, vinculadas a las “trampas del desarrollo” a las que se refiere nuestro estudio Perspectivas Económicas de América Latina 2019.


La desigualdad en Colombia, medida por el índice de Gini, supera el 50% por encima del promedio de los países ALC, de 46%. Alrededor del 27% de los colombianos viven aún en la pobreza. La productividad laboral se ha mantenido baja durante la pasada década y hoy solo alcanza un tercio del nivel promedio de la OCDE. La informalidad laboral es muy alta y supera la mitad de la fuerza laboral, a pesar de la reducción registrada en los últimos años. Además, la ubicación geográfica y el estatus socioeconómico de los ciudadanos siguen condicionando de manera significativa el acceso a los servicios públicos y la movilidad social.

 

La importancia del Plan Nacional de Desarrollo para superar estos retos

El Plan Nacional de Desarrollo “Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad” puede ser un instrumento eficaz para abordar estos desafíos. Será muy importante avanzar en sus tres líneas de acción: el fortalecimiento de la legalidad y las instituciones; el impulso de la iniciativa empresarial y de la productividad; y el aumento de la equidad, para promover un desarrollo más incluyente y sustentable.


Bajo el liderazgo del Centro de Desarrollo, distintos equipos de la OCDE colaboraron en el diseño y el contenido de las bases de este Plan, y ahora estamos listos para apoyar su implementación.


Concretamente, la OCDE podría apoyar a Colombia a través de proyectos como la formalización laboral, el uso de medidas de bienestar como instrumentos de política pública, el desarrollo de la productividad territorial y la construcción de un sistema tributario más eficiente y equitativo. Estas son áreas en las que se requiere una acción interministerial, por lo que el papel del Departamento Nacional de Planeación se vuelve fundamental.

 

El papel de la Comisión Interministerial en la agenda post-adhesión 

El proceso de post-adhesión a la Organización implica el cumplimiento de varias tareas pendientes con varios comités de la OCDE. En particular, Colombia debe dar seguimiento formal a los compromisos asumidos en el Acuerdo de Adhesión en siete comités técnicos (medio ambiente, químicos, gobernanza publica, política regulatoria, empleo, comercio y pesca), demostrando avances en estas áreas.


Para tales efectos, el Secretariado ha preparado un documento que señala el calendario y las áreas prioritarias para los reportes que se realizarán a cada comité. Por supuesto que el Secretariado seguirá acompañando a Colombia durante todo este período, como lo hizo durante el proceso de adhesión.


Los países miembros de la Organización dan mucha importancia al proceso de post-adhesión. Es por ello que Colombia debe prepararse para dedicar el tiempo y los recursos necesarios para completar con éxito este proceso. El papel de la Comisión Interministerial en la implementación efectiva del proceso será clave, así como el rol del Director de Planeación, quien, como punto de contacto, deberá presentar anualmente al Consejo de la OCDE los avances de Colombia en cada área.


Más allá de los requisitos específicos del marco de post-adhesión, también esperamos poder colaborar con Colombia para apoyar su agenda sobre Crecimiento Incluyente y Desarrollo Sustentable.


Por último, permítanme añadir que, si bien cada país elige la mejor forma de organizar su interacción con la Organización, un seguimiento cercano desde el centro de gobierno y la coordinación de los distintos Ministerios en torno a un marco integrado e integral de trabajo, invariablemente rinden excelentes resultados para trabajar de forma efectiva y eficiente con la OCDE.


La formación de grupos de trabajo especializados, formados por expertos así como la organización de reuniones periódicas entre los delegados colombianos ante los distintos comités para intercambiar experiencias y generar sinergias, permitirá optimizar el trabajo con la OCDE.

 

Señoras y señores,


Quisiera agradecer a las autoridades colombianas, y especialmente a la Vicepresidenta Ramírez, por su intenso trabajo para impulsar, y concluir con éxito, el proceso de adhesión de Colombia a la OCDE. Colombia está a solo unos pasos de concluir su proceso formal de adhesión a la Organización. En la práctica ya es parte de la familia. El Secretariado, el Consejo y toda la Organización estamos listos para recibirlos y para que Colombia pueda pasar de estar al lado de la Unión Europea como observador a sentarse entre Chile y Corea para sacarle el máximo de jugo a su Membresía. Sigan contando con el apoyo de la OCDE. Muchas gracias.

 

Related Documents

 

Also AvailableEgalement disponible(s)