Share

OECD Secretary-General

Firma del Acuerdo Inter-Institucional relativo al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

 

Palabras de Ángel Gurría, OCDE Secretario General - Firma del Acuerdo Inter-Institucional relativo al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Fomento de la integridad, la transparencia y las buenas prácticas de contratación pública en el desarrollo y construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México 

 

9 de enero de 2015, Ciudad de México
(As prepared for delivery)



Secretario de Comunicaciones y Transportes, Director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Señoras y Señores:


Es para mí un gran placer estar hoy con ustedes para firmar el Acuerdo Inter-Institucional entre la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la OCDE para Fomentar la Integridad, la Transparencia y las Buenas Prácticas de Contratación Pública en el Desarrollo y Construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).


Con este instrumento, la OCDE reafirma su compromiso de apoyar al Gobierno Mexicano en el logro de un crecimiento más incluyente a través de reformas e inversiones de primera calidad.


Esta colaboración también introduce un planteamiento innovador en los modelos de gobernabilidad de proyectos de infraestructuras, proveyendo un marco integral para garantizar la confiabilidad de un proyecto que transformará a la Ciudad de México y, en cierta medida, a todo el país.



La importancia de la contratación pública


La contratación pública es una actividad económica de enorme relevancia para el desarrollo de una nación. Las decisiones de contrataciones públicas determinan el destino y uso de grandes cantidades de recursos públicos. En los países de la OCDE estas actividades representan cerca de un 13% del PIB (en promedio) y una tercera parte del gasto público. En el caso de México, representan el 6% del PIB y una cuarta parte del gasto del gobierno.


La contratación pública constituye también un pilar central de la gobernabilidad de los organismos públicos. Es una de las áreas de más alto riesgo de corrupción y colusión en la intensa interacción entre el sector público y el sector privado.



Por ello nos da mucho gusto confirmar que el Gobierno de México sigue haciendo un esfuerzo por mejorar los sistemas de contrataciones públicas de los organismos estatales, con el fin de racionalizar el gasto y elevar la calidad de vida de los ciudadanos mexicanos.


En los últimos años, este país ha avanzado mucho en la mejora de múltiples aspectos de los sistemas de contratación pública, solicitando el apoyo de la OCDE para evaluar y mejorar los sistemas de contrataciones de instituciones cruciales para el país, como el IMSS, el ISSSTE, la CFE y PEMEX.



Como pudimos constatar en la realización de algunos de estos estudios, y sobre todo en la implementación de sus recomendaciones, estas iniciativas pueden mejorar los servicios públicos, pero además generar grandes ahorros.



Por ejemplo, siguiendo las recomendaciones de la OCDE de incrementar el precio mínimo en las subastas (inversas), el IMSS obtuvo en 2011 un ahorro de 20 millones de euros en los gastos de adquisición de determinados medicamentos, según el Instituto Mexicano para la Competitividad.



Nueva colaboración para la construcción del NAICM


Hoy estamos lanzando una colaboración similar para garantizar la solidez, la transparencia y la eficacia del sistema de contrataciones públicas en el proceso de construcción del NAICM, un proyecto de gran relevancia para el país.



Se trata de una inversión de más de 120,000 millones de pesos (7,000 millones de euros) sólo para la construcción del aeropuerto, mismo que será uno de los tres mayores proyectos de infraestructuras del mundo, con una capacidad que alcanzará los 50 millones de pasajeros en 2020.


Este proyecto no tiene por objeto únicamente la creación de infraestructuras, sino que también prevé medidas medioambientales, económicas y sociales, así como emplear a cerca de 160,000 personas, por lo que se convertirá en un caso de estudio sobre la forma de generar valor social con inversiones en infraestructuras.


Gestionar un proyecto de tal magnitud requiere de un esfuerzo colectivo. Eso es lo que se está construyendo, con la participación del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), las Secretarías de Comunicaciones y Transportes, Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Desarrollo Social, Economía, Hacienda y Crédito Público, Función Pública, Gobernación, Medio Ambiente y Recursos Naturales, Trabajo y Previsión Social, Turismo, junto con la CONAGUA, el Gobierno del Estado de México y, por supuesto, la OCDE.


La participación de la OCDE aportará su experiencia en materia de buenas prácticas internacionales, con miras a reforzar la transparencia y el control público, así como prevenir el fraude y la corrupción en los procesos de contrataciones públicas durante la construcción del NAICM.



Nuestra Organización compartirá sus conocimientos especializados sobre cuestiones que afectan a todo el ciclo de vida del proyecto, prestando especial atención a la planificación, contratación, adjudicación y ejecución de sus diferentes componentes.


La OCDE va a analizar y evaluar el actual marco institucional, procedimental y regulatorio aplicable a las prácticas de contratación pública en la construcción del NAICM, al igual que las necesarias medidas medioambientales, económicas, en materia social y de tránsito, proponiendo buenas prácticas internacionales que fomenten la integridad, la transparencia, la rendición de cuentas y unos sólidos procesos internacionales de contratación pública.


Nuestros expertos también van a brindar apoyo en el diseño y ejecución de la estrategia de comunicación, a fin de que los ciudadanos comprendan el propósito y la evolución del estudio de la OCDE. Asimismo, organizaremos seminarios sobre las cuestiones prioritarias identificadas en el análisis.


Todas estas acciones se realizarán a lo largo del próximo año. Pero no nos detendremos ahí. También tenemos previsto ofrecer apoyo continuado mediante la creación de un Consejo Asesor, integrado por expertos de países de la OCDE y de otros Estados, que dará seguimiento de la ejecución del proyecto entre 2015 y 2018.


Esto va a implicar mucho trabajo, en constante interacción con la autoridad aeroportuaria, con presencia frecuente de nuestros expertos en México. Tengo la certeza de que este esfuerzo conjunto dará grandes resultados en estos cuatro años, ofreciendo al mundo no sólo un aeropuerto de última generación, sino también un nuevo marco para la gobernabilidad de inversiones en infraestructuras.


Pero lo más importante es que se dará un fuerte impulso al desarrollo económico, social y medioambiental de la Ciudad de México.


Señor Secretario, Señor Director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Señoras y Señores:


La construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México es el proyecto de inversión más importante que ha tenido y tendrá el país en décadas. Los ojos de todos los mexicanos y los ojos del mundo seguirán su ejecución con gran interés. Tenemos que garantizar juntos que sea un proyecto impecable e impoluto, un proyecto que brille por su transparencia y eficiencia.

 

La calidad del sistema de contrataciones públicas en el proceso de desarrollo y construcción del NAICM va a determinar en gran medida esta limpieza y esa credibilidad, esa legitimidad, va a demostrar lo que México es: un país en donde las cosas se hacen bien; un país que crece y construye un futuro incluyente y sustentable para su gente; un país que aprovecha al máximo su potencial para darle a las mexicanas y mexicanos las oportunidades que merecen.


La OCDE los estará apoyando en cada paso de este importante trayecto. ¡Cuenten con nosotros!

 

Muchas gracias.