Share

OECD Secretary-General

Presentación del Estudio “Combate a la Colusion en Licitaciones en México: Una Revisión de las Reglas y Prácticas de Contrataciones de la CFE”

 

Palabras de Ángel Gurría

OECD Secretario General

Ciudad de México, México, 10 de enero de 2018

(Preparado para su distribución)

 

 

 

Señor Director General, Secretario de Energía, Embajadora, Señoras y Señores:


Apoyar a México a combatir la corrupción, fortalecer la competencia y mejorar la transparencia de sus instituciones es una prioridad para la OCDE. Por eso me da mucho gusto presentar el estudio de la OCDE sobre “El Combate a la Colusión en Licitaciones en México: Una Revisión de las Reglas y Prácticas de Contrataciones de la CFE”.

 

Es un honor que instituciones públicas tan importantes, como la CFE, soliciten la colaboración de la OCDE para revisar su nuevo marco normativo de contrataciones. Es un mayor honor que la CFE lo haya hecho ya dos veces. En 2015, cuando la CFE se regía por el régimen general de contrataciones públicas, solicitó el apoyo de la OCDE para analizar tanto el marco normativo aplicable en esa época como sus prácticas internas. Como resultado, la OCDE elaboró un informe en el que formuló recomendaciones para mejorar los procedimientos de compras de la CFE a fin de evitar la colusión y promover la competencia.

 

En esta ocasión, con motivo del diseño y aprobación, en diciembre de 2016, de su nuevo régimen de contratación, la CFE invitó una vez más a la OCDE a evaluar si este nuevo régimen se ajusta a las recomendaciones emitidas en nuestro estudio del 2015. Permítanme hacer algunos comentarios sobre dicho informe.

 

La importancia de la CFE y el riesgo de colusión

Primero, hay que reconocer que la CFE es uno de los agentes más importantes de contratación pública en México, con uno de los presupuestos de adquisiciones más grandes, junto con PEMEX, el IMSS y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Durante 2016, el costo total de las compras realizadas por la CFE representó alrededor del 7% del presupuesto total registrado en Compranet, realizando contrataciones por 29 mil millones de pesos. En cuanto al número de contratos registrados, la CFE acumuló el 12% de todos los contratos emitidos por la Administración Pública Federal.

 

Es por lo tanto sumamente importante que estos contratos sean llevados a cabo con la mayor transparencia posible, a través de procedimientos y sistemas basados en las mejores prácticas internacionales para evitar cualquier tipo de abuso o colusión.

 

La colusión en las contrataciones de instituciones públicas erosiona la capacidad de gobierno del Estado, la calidad de los servicios públicos y la confianza de los ciudadanos en sus autoridades; pero también en las empresas. Cuando las empresas se coluden, el costo de los bienes y servicios públicos puede aumentar hasta en un 20%. Este porcentaje puede ser incluso mayor: en México, la COFECE ha calculado que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) estaba pagando un sobreprecio del 57.6% por insulina como resultado de prácticas colusorias en el sector farmacéutico.

 

Esta es la importancia de este estudio y, sobre todo, de esta alianza entre la CFE y la OCDE para combatir las prácticas de colusión.

 

La CFE ha dado pasos importantes

Nuestro estudio reconoce los avances que ha venido realizando la CFE, sobre todo a raíz de la Reforma Energética. Por ejemplo, en los últimos años, la Comisión ha fortalecido su capacidad de análisis de mercado, que es la principal fuente de información para tomar decisiones sobre compras. De hecho, la CFE recientemente aprobó la creación de una Unidad Especializada de Inteligencia de Mercado para dichos análisis.

 

El nuevo régimen de contratación de la CFE que hemos analizado en este segundo estudio contribuirá a incrementar la transparencia de los procesos. Primero, porque prevé mayores oportunidades para la participación de oferentes extranjeros, incrementando la competencia. Pero además porque introduce el uso de herramientas electrónicas para digitalizar la mayor parte de las etapas del proceso de contratación.

 

Bajo este nuevo régimen, también se han tomado medidas para uniformar los procesos de contratación de bienes y servicios para crear economías de escala con los proveedores. Una medida que tiene especial relevancia es el establecimiento de códigos de referencia únicos para cada bien o servicio adquirido. Esto ha permitido el ajuste de su catálogo de productos de 793 mil artículos a 226 mil. El estudio destaca varios otros avances importantes.

 

Muy bienvenidas mejoras, pero queda mucho por hacer

La CFE está avanzando en la dirección correcta, pero aún queda trabajo por hacer. En primer lugar, hay que redoblar esfuerzos para crear conciencia entre los directivos y funcionarios de la CFE sobre los riesgos de la colusión en contrataciones. En este sentido, la OCDE ha elaborado un manual de capacitación que servirá a los instructores de la CFE para diseñar programas de formación sobre este tema.

 

En segundo lugar, la CFE tiene que seguir incrementando la competencia en sus licitaciones. Nuestro informe contiene una serie de recomendaciones para avanzar en este sentido. Por ejemplo, recomendamos a la CFE limitar el uso de excepciones a los procedimientos electrónicos de contratación. También es muy importante reducir el número de adjudicaciones directas. Durante el periodo 2012-2016, el porcentaje de contratos que la CFE adjudicó directamente a proveedores se situó entre 78% (en 2012) y 63% (en 2016), mientras que los contratos derivados de concursos abiertos sólo representaron entre 7% y 11% del total. Tienen que mejorarse estas cifras, limitando al máximo el uso de adjudicaciones directas. Otras instituciones como PEMEX han logrado avances importantes. En 2015, PEMEX realizaba el 81% de sus compras mediante adjudicaciones directas; de acuerdo con la misma PEMEX, este dato descendió al 23% durante el periodo abril-agosto de 2016.

 

También es clave que cuando la CFE establezca la nueva unidad encargada de investigaciones de mercados, preste especial atención a la certificación de su independencia para garantizar que las investigaciones sean objetivas y realizadas en los plazos previstos.

 

Otro paso importante que recomendamos dar es la creación de una base de datos que reúna la información de todas las compras realizadas, para que los datos puedan ser analizados fácilmente tanto por la CFE como por las autoridades de competencia. Además, con el fin de aumentar la detección de casos de colusión, la CFE debería establecer un mecanismo de denuncia que permita a los funcionarios de compras informar anónimamente sobre las sospechas de colusión en licitaciones.

 

Señoras y Señores:

La colusión es una forma de robo, y la colusión en las compras públicas es un robo a la población, a la nación. Pero además, es un ataque directo al fundamento de nuestra economía de mercado: la competencia. Por ello las medidas para desincentivar e impedir este comportamiento son materia de estado, cuestión de interés público, política inteligente.

 

Felicitamos a la CFE por este avance, por su compromiso con el combate a la colusión y el mejoramiento de sus procesos de compras públicas. Esperamos que este informe contribuya a mejorar los resultados de sus licitaciones y contrataciones, y con ello a mejorar la calidad de sus servicios en beneficio de México.

 

La OCDE está lista para seguir apoyando este esfuerzo. Muchas gracias.

 

 

Related Documents